Cierre de la frontera por Paraguachón impacta a 400 mil wayúu - Efecto Cocuyo

ECONOMÍA · 9 SEPTIEMBRE, 2015 13:49

Cierre de la frontera por Paraguachón impacta a 400 mil wayúu

Texto por Ibis Leon | @ibisL

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

 

En menos de 20 minutos se llega al territorio colombiano desde Paraguachón (esta Zulia) hasta Maicao (municipio colombiano). Este trayecto de ocho kilómetros es recorrido a diario por cientos de Wayúu que comercializan en la frontera productos de todo tipo desde fertilizantes e instrumentos para el cultivo como machetes y botas hasta alimentos y gasolina.

La presidenta de la Fundación Zuliana de Estudios Fronterizos del Zulia, Esther Macías, calcula que la población Wayúu alcanza los 400 mil en los tres municipios (La Guajira, Mara y Padilla) que están bajo estado de excepción por decreto presidencial y, aunque el gobierno nacional promete que se respetará su paso por el río El Limón, expertos aseguran que la medida interrumpirá “inevitablemente” la actividad económica de esta población indígena.

“En Paraguaipoa y Sinamaica la zona es muy movida en términos comerciales. La mercancía se produce al menudeo con algunas frutas y legumbres, pero en Maicao (municipio colombiano) es donde están las pequeñas industrias y los guajiros atraviesan la frontera para comprar los productos agrícolas que necesitan para trabajar la tierra o para comercializar directamente”, explica el antropólogo y especialista en comunidades étnicas del estado Zulia, Mauro Carrero.

El profesor universitario asegura que debido a la situación de pobreza en La Guajira, los wayúu buscan productos básicos en el lado colombiano. “Históricamente la población Wayúu ha sido siempre la más afectada, en La Guajira hay sequía, no se conoce el agua por tubería, los productos básicos escasean y los que se consiguen se venden a precios exorbitantes por lo que se ven obligados a cruzar la frontera para poder subsistir y para ofrecerle comida a sus familiares durante los actos ceremoniales (…) son aproximadamente 400 mil los que se ven afectados directamente”, dice vía telefónica a Efecto Cocuyo.

Explica Carrero que por ejemplo, en Paraguaipoa, uno de los poblados fronterizos, un paquete de arroz puede llegar a costar Bs. 500, cuando el precio justo marca Bs. 25; un litro de aceite Bs. 230 (el precio regulado es de Bs. 28) y un paquete de pañales Bs. 2.500. (el más caro vale Bs. 289, 77).

Sin embargo, el vicepresidente Jorge Arreaza prometió programas de alimentación para los indígenas de la zona y aseguró que podrán circular “libremente”, pero sin llevar consigo artículos básicos.

“El pueblo wayuu es una nación desde antes que existieran los estados nación, tienen derecho al tránsito, pero un tránsito que no sea con mercancías para la reventa, sino uno regular, que se va a revisar”, manifestó este martes 8 de septiembre.

La frontera es tan dinámica que muchos guajiros que viven en Colombia trabajan como mano de obra en rancheríos zulianos, por lo que el diputado y presidente de la comisión de fronteras del Consejo Legislativo del Zulia, Eliseo Fermín, considera que la producción agropecuaria que se desarrolla en Maracaibo también se verá afectada.

“En toda la zona de la cuenca del lago de Maracaibo, la mano de obra en su mayoría es de guajiros y de colombianos. Los jornaleros podrían tener dificultades entonces para obtener permisos para trabajar (…) los fertilizantes, los instrumentos para el cultivo son traídos de Colombia y el cierre del paso interrumpe la producción agrícola”, sostiene.

El aspecto cultural complejiza la situación porque esta etnia no se reconoce ni como venezolanos ni como colombianos. Para ellos no existe una frontera, al contrario, se sienten como un solo pueblo con un mismo dialecto y cultura.

Su condición “binacional” ha sido reconocida en acuerdos firmados por los gobiernos de Venezuela y Colombia.  Uno de estos fue suscrito en 2006 por los entonces presidentes Hugo Chávez y Álvaro Uribe con el fin de autorizarle a los wayúus el suministro de combustible en las zonas fronterizas así reducir el contrabando.

 

¿Y las alcabalas?

El 6 de agosto los medios informaron de una situación irregular en Sinamaica, capital del municipio bolivariano de Guajira que aparece en la Gaceta Oficial N° 40.740 sobre estado de excepción.

Los reportes indicaban que la gente había saqueado cuatro gandolas que “contrabandeaban” comida bajo la permisividad de la policía y la Guardia Nacional Bolivariana.

“Las personas se percataron que la policía y la Guardia permitían el paso de comida y sacaron los alimentos de los camiones y los repartieron, después intentaron quemar la alcaldía”, recuerda Carrero, quien precisa que solo de Maracaibo a Paraguachón hay aproximadamente 16 alcabalas de la policía, el ejército y la GNB.

En total se cuentan más de 21 alcabalas que están establecidas incluso antes del estado de excepción en los municipios afectados por el decreto, informa Carrero.

militarizacion

El gobernador del Zulia, Arias Cárdenas, admitió que “algunos compatriotas” se prestan para el contrabando y actividades delictivas durante un balance que ofreció in situ, este 8 de septiembre.

Y en la sesión extraordinaria de este miércoles 9 de septiembre, la Asamblea Nacional aprobó el decreto 1.989 en el que se autoriza a los militares hacer requisas personales “apegados al derecho” para controlar el paso de este tipo de productos.

 

Paz en la frontera

Acompañado de las autoridades militares, el gobernador Arias Cárdenas confirmó que la decisión presidencial es “aplaudida y altamente apreciada por todos los habitantes”.

Aseguró que las colas en los supermercados y en las gasolineras disminuyeron tras un día de cierre, mientras que la diputada por los pueblos indígenas, Dorelis Echeto, resaltó que había paz en la frontera.

En la madrugada de este miércoles, Cárdenas escribió en su cuenta de Twitter que supervisaban los puntos de control fronterizos.

El gobernador dio instrucciones para que una comisión evaluara las implicaciones del cierre teniendo en cuenta que la principal diferencia de esta frontera con la de Táchira es el componente étnico y es necesario que se respeten los acuerdos internacionales en los que se reconoce la binacionalidad de esta comunidad (…) Se está trabajando para garantizar la distribución de alimentos a más de 20 mil familias mientras se realiza un censo porque no todos los que están allá son wayúu”, informó la presidenta de la Fundación Zulia de Estudios Fronterizos, Esther Macías.

Foto: Noticias 24.