Chavismo usa campaña del 6D para posicionar a sus “relevos”, según analistas

POLÍTICA · 28 NOVIEMBRE, 2020 16:55

Chavismo usa campaña del 6D para posicionar a sus “relevos”, según analistas

Texto por Efecto Cocuyo

Ver más de

Efecto Cocuyo

¿Cómo valoras esta información?

5
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Desde un candidato que intenta rapear consignas políticas hasta un jinete aspirante que recita coplas electorales, la campaña del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) exhibe teatralidad, pero carece de propuestas, según analistas.

Las ofertas legislativas son escasas en las piezas de propaganda porque el objetivo, más que ganar las elecciones parlamentarias (una victoria que para muchos está asegurada) es posicionar a los “sucesores” de la revolución, a las “fichas” que ocuparán cargos clave en un futuro.

“Nicolasito” ¿a la presidencia?

Tal es el caso de Nicolás Ernesto Maduro Guerra, hijo del mandatario Nicolás Maduro, quien ocupa el primer lugar de la lista regional de La Guaira, un puesto privilegiado que le asegura el cargo de diputado haga o no campaña.

Sin embargo, el joven político lanzó un video en el que se muestra como el hijo de un chofer y de una secretaria y asegura ser un músico con aspiraciones políticas.

El spot “es una cuña calcada de la de ‘Por Amor’ que usó (Hugo) Chávez para la campaña presidencial de 2006”, señala la especialista en marketing político y ciberpolítica, Carmen Beatriz Fernández.

Los paralelismos son evidentes al contrastar las dos piezas. En una, Chávez expresa que por amor se hizo pintor, pelotero, soldado y Presidente; en la otra, Maduro Guerra dice que viene a La Guaira a ocupar el cargo “con amor” y que su papá quería que fuera pelotero, pero él se fue por la música. Mientras, de fondo, muestran imágenes de un adolescente “Nicolasito” que asiste ferviente a los actos de campaña del fallecido presidente Chávez.

“Es la cuña de Por amor en muchas cosas, en la estética, en el guión y pareciera que busca posicionarlo para algo más, posicionarlo en ese segmento al que está dirigido el mensaje que es el chavismo y el madurismo porque estas son elecciones falseadas que se parecen más a unas primarias internas del Psuv”, sostiene Fernández.

El politólogo y creativo audiovisual, Joaquín Ortega, opina que con la propaganda se intenta destacar la presentación personal de nuevos líderes como una suerte de precalentamiento para puestos más allá de la elección del 6 de diciembre. “Son como una prueba de alcaldes y gobernadores oficialistas para 2021 en adelante”, indica.

Sobre el video de Maduro Guerra opina: “Se vende la historia de alguien que comparte un pasado sencillo y fácilmente reconocible en las audiencias populares. El problema es que las audiencias directas son los pobladores de La Guaira y resulta difícil, pero no imposible, conectarse con una región sin haber nacido en ella”.

Maduro Guerra ni es oriundo de La Guaira ni vive en el estado, lo que viola el artículo 188 de la Constitución que establece que los candidatos a diputados deben residir por cuatro años consecutivos en la entidad federal que aspiran representar.

Para la doctora en filosofía y analista del discurso Sandra Pinardi la propaganda “busca incorporar nuevas figuras porque las potenciales figuras del poder del chavismo están muy deterioradas”.

El edecán de Chávez

Otro candidato lista que se proyecta como un líder populista es Juan Francisco Escalona Camargo. El militar, conocido como el edecán de Chávez, recitó una copla a caballo: “Aquí está Juan Escalona, desde mi tierra natal, señores llegó la hora, hay que salir a votar (…)”, empieza la rima que termina con un reto en el que convoca a sus colegas de otros estados a responderle cantando.

Cuadros políticos importantes como Cilia Flores, Rafael Lacava y Francisco Ameliach le respondieron al “camarada” y convirtieron el contrapunteo en el “reto Venezuela” de la contienda.

La filósofa Sandra Pinardi opina que la puesta en escena de Escalona evoca la figura del caudillo: “El contenido es muy vago, muy básico, pero sí tiene un mensaje que ha sido recurrente en el chavismo y que es esa especie de ejercicio político que se encamina a la pura fuerza, a la anticivilidad, los candidatos se presentan como propietarios de cada estado, no como servidores públicos”.

Los elementos propagandísticos buscan “adormecer” a los electores a quienes se busca emocionar para que voten no desde la racionalidad, según Pinardi.

El politólogo Joaquín Ortega también cree que a Escalona lo presentan como un prócer del siglo XIX moderno. “Es un mini videoclip que pone en distintos planos de cámara al paisaje, al ganado, al conjunto musical al pie de un árbol y a los hombres y mujeres que dominan esos espacios como si fueran caudillos, capataces o terratenientes”, expone.

Agrega que el llano dispara en el inconsciente colectivo ideas relacionadas con el trabajo, la reciedumbre, la puntualidad y la prosperidad. También destaca la calidad técnica del audiovisual.

Pobreza en el mensaje

A juicio de la analista Carmen Beatriz Fernández, el video de Escalona “es lo menos malo” de la campaña “porque busca darle un sentido lúdico y competitivo” al proceso político.

Pero afirma que hay “una enorme pobreza en el mensaje” que se sustituye por cantos, ritmos o musicales. “La carencia del mensaje lo que te expresa es que no tienen idea de cómo conectar con el elector y es muy trágico. Te habla de la incapacidad de esta convocatoria de encontrarse con el elector, de explicarle el por qué y el para qué de unas elecciones que excluyen a buena parte del país. No existe política sin conexión ni mensaje. No están haciendo política”, sentencia.