Auditorías eliminadas por el CNE “son menos garantías de transparencia”, advierten expertos

POLÍTICA · 7 JULIO, 2020 18:48

Auditorías eliminadas por el CNE “son menos garantías de transparencia”, advierten expertos

Texto por Ibis Leon | @ibisL

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

En el cronograma que divulgó el Consejo Nacional Electoral (CNE) para las parlamentarias del 6 de diciembre hay 12 fases menos, respecto a las elecciones legislativas de 2015.

La auditoría de certificación del software del sistema de información al elector (SIE), uno de los instrumentos del sistema automatizado de votación, no está contemplada para el proceso electoral de este año.

Tampoco lo están la auditoría a la tinta indeleble, la auditoría al software de estadísticas de participación y no se hace mención al programa de acompañamiento internacional electoral.

El cronograma, que es preliminar porque será oficializado en Gaceta Oficial el 31 de julio, preocupa a expertos electorales quienes advierten que las auditorias eliminadas “son menos garantías de transparencia”.

Sistema de información al Elector (SIE)

El CNE en su publicación Auditorías del Sistema Automatizado de Votación Venezolano, del año 2015, explica qué es el SIE.

Es un sistema que permite comprobar si el elector o la electora está inscrito en el centro de votación, en cuál mesa de votación ejerce su derecho y, seguidamente, permite corroborar su identidad. Además, informa a las autoridades del CNE sobre las estadísticas de participación en el evento electoral.

Si la electora o el elector desea votar con un acompañante porque presenta alguna discapacidad, es adulto mayor o analfabeta, obligatoriamente debe informarlo en la estación de información al elector para que los datos del acompañante sean registrados y evitar que esta persona asista a más de una electora o un elector como prohíbe el artículo 128 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales (Lopre).

“Las auditorías fueron garantías que buscaban generar confianza en los procesos electorales. Su definición fue un proceso progresivo, desde el 2006, destinado a crear las condiciones de unas elecciones creíbles. Toda auditoria que se elimine es una garantía menos de transparencia del proceso”, cuestiona el politólogo y exasesor del CNE, Jesús Castellanos.

El experto en materia electoral destaca que la empresa argentina Ex –Clé, la más sonada como responsable de la automatización del voto para las parlamentarias de este año, es experta en registros biométricos por lo que “resulta extraño que no contemple auditorias al sistema que identifica al elector el día de las votaciones”.

Castellanos advierte que el cronograma no aparece en la sección destinada para a difusión de información sobre las elecciones parlamentarias en la página del CNE lo que viola el artículo 42 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales.

“Esto transgrede los estándares mínimos internacionales en cuanto a la obligación del ente comicial de brindar información a las partes sobre la organización del proceso electoral. Tal omisión implica que aún no es un documento oficial, de allí que cualquier análisis pasa por esta aclaratoria”, señala.

Tinta indeleble

El CNE en el manual sobre Auditorías del Sistema Automatizado de Votación Venezolano también señala que la tinta indeleble se utiliza para evitar que una persona que ya haya ejercido su derecho al voto intente votar nuevamente con otra cédula de identidad, o en otro centro de votación o mesa electoral.

El día de las elecciones, se impregna con esta sustancia el dedo meñique de la mano derecha de las electoras y los electores, luego de que han emitido su voto. La señal es una marca imborrable que indica a los miembros de la mesa electoral cuáles ciudadanas y ciudadanos han votado ese día.

Castellanos considera que la tinta es fundamental para asegurar que se respete el principio un elector, un voto. “Por muchos años fue un mecanismo que brindaba seguridad al elector, inclusive a pesar de las últimas críticas que cuestionaban su calidad”, expresa.

El representante de la Red de Observación Electoral de Asamblea de Educación, José Domingo Mujica, admite que la tendencia es hacer desaparecer la tinta indeleble porque desde el punto de vista técnico no es crucial; sin embargo, considera que es un elemento adicional de seguridad que permite garantizar la transparencia y confiabilidad en el proceso electoral.

“Eliminar la auditoria atenta contra la seguridad del elector y la confianza”, agrega.

Acompañamiento internacional

En el cronograma no se hace mención al Programa de Acompañamiento Internacional y mucho menos a la observación internacional, una figura que requiere que las autoridades electorales modifiquen la norma vigente para incorporarlo.

“La ausencia de una fecha para la acreditación del acompañamiento internacional podría suponer un relajamiento mayor del monitoreo de las elecciones, lo cual como sabemos es de por sí poco riguroso. Preocupa más lo concerniente a la observación electoral nacional, también omitida, ya que varios de esos esfuerzos son muchos más rigurosos en lo que respecta la veeduría de las elecciones”, expone Jesús Castellanos.

Para José Domingo Mujica el hecho de que no haya observación eleva la desconfianza en el proceso electoral.

“El gobierno ha puesto en práctica una serie de medidas que están previstas para ahuyentar al elector opositor. Esto no quiere decir que tenga el control de todas las etapas, el voto electrónico, por ejemplo, es muy difícil de violar”, afirma.

No obstante, el observador electoral destaca la importancia de la votación masiva para contrarrestar el ventajismo y los abusos de poder.