Andrei Serbin: Proliferación de misiles Igla – S en Venezuela eleva tensión con EEUU

POLÍTICA · 4 ENERO, 2020 19:20

Andrei Serbin: Proliferación de misiles Igla – S en Venezuela eleva tensión con EEUU

Texto por Ibis Leon | @ibisL

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL

¿Cómo valoras esta información?

10
QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
3
QUÉ CHIMBO

Uno de los sistemas de defensa aérea portátil más avanzados del mundo, los misiles antiaéreo Igla – S, pueden llegar a manos de grupos paraestatales en Venezuela, advierte el analista internacional Andrés Serbin Pont.

Falencias en las medidas de seguridad que deben tomarse para resguardar este equipo, ataques recientes a unidades militares con el objetivo de robar armas, y la alarmante penetración de grupos ilegales en Venezuela eleva el riesgo de que estos misiles ingresen al mercado negro.

Esta situación “puede forzar un cambio de postura por parte de Estados Unidos respecto a Venezuela”, agrega el especialista.

El director de la Cries (Coordinadora Regional de Investigaciones Económicas y Sociales) se apoya en información publicada por el propio Comando de Defensa Aeroespacial Integral (Codai) de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) para cuestionar las condiciones de almacenamiento de los misiles. Así lo señaló con una imagen que fue tomada durante una inspección a la 391 Grupo Misilístico de Defensa Antiaérea “Capitán Fernando Crespo”.

La foto revela que en la misma sala se encuentran los lanzadores, los tubos de misil y las baterías cuando deberían estar separadas para dificultar la sustracción ilegal del sistema completo, explica el analista.

En otro video, publicado por Venezolana de Televisión, en mayo de 2010, se observa el acceso total que tienen miembros de la Milicia Bolivariana y de los “cuerpos combatientes” del chavismo.

En una de las tomas, en el minuto 5:03, se ve a cinco civiles manipulando este armamento mientras hacen un simulacro en una zona urbana.

Amenaza regional

Andrés Serbin Pont sostiene que Estados Unidos busca bloquear el ingreso de estas armas al mercado y ha destruido arsenales similares en Bolivia. “Por las malas Estados Unidos ha aprendido de los riesgos de la proliferación de MANPADs (sistemas de defensa aérea portátil) y en las últimas décadas ha tomado fuertes medidas para restringir su proliferación, incluyendo acciones y presiones en el contexto latinoamericano”, agrega.

Al preguntarle al experto sobre la posibilidad de que la administración de Donald Trump considere el uso de la fuerza contra Nicolás Maduro, responde: “Habría que ver qué termina implicando en términos operacionales, lo que sabemos es que uno de los argumentos para no intervenir a Venezuela es la presencia de este tipo de armamento porque dicen que si intervienen y colapsan las instituciones militares ¿qué va a pasar con estas armas?, ¿van a caer en manos de grupos paraestatales?”.

El analista recuerda que en Venezuela hay una penetración del Ejército de Liberación Nacional, de exmilitantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) y del Ejército Popular de Liberación, según Insight Crime.

Incluso han aparecido vínculos de grupos brasileños como el PCC (Primer Comando de Capital) que estaría traficando o buscando traficar armas de Venezuela a Brasil, añade.

Ataques a unidades militares

Aunque no hay evidencia de que en el ataque al batallón 513 en el estado Bolívar que se denominó “Operación Aurora”, se sustrajeran misiles Igla – S, sí hay razones para pensar que este tipo de armas están almacenadas en esta unidad militar, según Serbin.

Cerca del batallón está la estación de control satelital de Luepa, un centro de operaciones con un radar de alerta temprana que lo constituye “un objetivo de valor estratégico” y justificaría la presencia de misiles de este tipo, explica el experto.

¿Qué poder tienen los misiles Igla-S?

El misil Igla – S es atractivo por varias razones, señala Serbin: es uno de los sistemas de defensa aérea portátil más avanzados del mundo, dispone de un sistema de guía infrarrojo pasivo y un alcance efectivo aumentado.

Pesa 17 kilos, puede ser manipulado por una sola persona, y tiene un valor aproximado de 50 mil dólares en el mercado negro.

Además, puede derribar helicópteros y todo tipo de aviones que vuelen por debajo de los 3.500 metros.

Según el experto, en Venezuela pueden existir entre 600 y 800 lanzadores y miles de misiles distribuidos en 42 unidades de defensa antiaérea, y probablemente unidades blindadas y fronterizas también.

Si quieres saber más sobre este tema, lee también: