Analistas ven poco probable que nuevo presidente de Panamá se alinee con Maduro

POLÍTICA · 6 MAYO, 2019 18:51

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La militancia del presidente electo de Panamá, Laurentino Cortizo, en las filas del Partido Revolucionario Democrático (PRD), fundado por el líder nacionalista Omar Torrijos, impactará las relaciones con el presidente encargado de Venezuela Juan Guaidó.

Sin embargo, analistas consultados sostienen que es poco probable que el nuevo mandatario se alinee con el régimen de Nicolás Maduro.

“La victoria de Cortizo hay que verla con mucha prudencia. Es un gobierno de tilde socialdemócrata, pero esto no quiere decir que sea proclive a Maduro. No veo a Cortizo confrontando al bloque capitalista y alineándose con Cuba. Creo que va a tener una posición moderada similar a la de Pedro Sánchez en España”, opina el internacionalista Daniel Merchán.

La presión de Estados Unidos es un factor que influirá en la política exterior del nuevo presidente: “Sería muy contradictorio que un Estado que tiene una profunda relación con Estados Unidos empezara a retroceder en relación a los avances logrados el seno de la Organización de Estados Americanos (OEA)”, agrega el analista.

Durante la campaña, el dirigente del PRD reconoció a Guaidó como presidente encargado y criticó la crisis política venezolana. “Se requiere una salida que sea negociada, democrática, que no se cierren puertas”, declaró el 25 de febrero.

El internacionalista Juan Francisco Contreras coincide con Merchán sobre la posición que asumirá el político panameño: “Un cambio traería consecuencias negativas para Panamá que ha sido un receptor importante de muchos venezolanos. Cortizo no puede apostar a un régimen corrupto”, expresa.

Consenso internacional

La victoria de Laurentino Cortizo no es la única pieza que se mueve en el tablero geopolítico de cara a Venezuela. El Grupo de Lima y el Grupo Internacional de Contacto se reúnen nuevamente para abordar la crisis venezolana.

Los especialistas sostienen que ambas iniciativas deben unificar esfuerzos. “Es determinante que el Grupo de Lima, siendo una de las principales representaciones de América, se una al grupo europeo en pro de lograr una salida en conjunto, de manera de no tener una negociación a dos bandas sino que puedan lograr un solo bloque que presente una propuesta unificada, eso allanaría el camino para encontrar una salida más rápida”, expone Daniel Merchán.

El profesor Juan Francisco Contreras argumenta: El Grupo de Lima y el de Contacto han establecido agendas que no son complementarias. Por lo tanto, me preocupa que estén trabajando por separado porque eso le quita fuerza a las iniciativas. Lo ideal es que exista un solo grupo con una sola estrategia”.

Las dos diferencias fundamentales, según Contreras, son:

1.- El Grupo de Lima considera que es necesaria la salida de Nicolás Maduro para que puedan celebrarse elecciones libres y competitivas. Sostiene que unos comicios no es un proceso a corto plazo porque se tiene que depurar el sistema electoral.

2.-El Grupo de Contacto presenta las presidenciales como el mecanismo de solución a la crisis. Presiona para la convocatoria de elecciones a corto plazo.

El representante especial de Juan Guaidó ante el Grupo de Lima, Julio Borges, dejó claro que cualquier iniciativa que no siga la agenda latinomericana fracasará: «Logramos que el Grupo de Contacto en lugar de estar inventando cosas por su lado se haga una reunión para que siga la agenda nuestra: cese de usurpación, gobierno de transición y elecciones libres”.

Lea también:

Guaidó espera fortalecer relaciones con Cortizo y Maduro le pide “no injerencia”

Foto: laprensa.com