AN enviará carta de protesta a Trinidad y Tobago “por su actitud cómplice ante la muerte de venezolanos”

POLÍTICA · 15 DICIEMBRE, 2020 15:12

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Los diputados de oposición aprobaron un acuerdo que exhorta a las instancias internacionales a ejercer más presión para que el gobierno de Trinidad y Tobago “deje de violar los derechos humanos a los migrantes y refugiados venezolanos”, este martes 15 de diciembre.

El acuerdo parlamentario también instruye enviar una carta de protesta al gobierno de Trinidad y Tobago “por su actitud de complicidad ante la muerte de refugiados y migrantes venezolanos”.

“Las dolorosas muertes en Güiria evidencian el naufragio y muerte de la V República a manos de Nicolás Maduro”, manifestó el presidente de la Asamblea Nacional y presidente interino reconocido por más de 50 países, Juan Guaidó.

La comisión de Política Exterior, a cargo del diputado Armando Armas, abrirá una investigación sobre el fallecimiento de un grupo de venezolanos en las costas de Güiria, tras el naufragio de una embarcación que partió rumbo a Trinidad y Tobago. Presuntamente las autoridades del país caribeño habrían devuelto a los migrantes, que perdieron la vida en el viaje de retorno.

Los parlamentarios denuncian que el gobierno trinitense actúa al margen del principio de No Devolución y de los compromisos internacionales para migrantes y refugiados.

El comisionado para la Organización de Estados Americanos, David Smolansky, invitado a la sesión, pidió investigar a las mafias de trata y tráfico de personas que operan entre el estado Sucre y Delta Amacuro. Estas organizaciones también tienen negocios relacionados con el contrabando y el narcotráfico que involucran a cuerpos de seguridad del gobierno de Nicolás Maduro, aseguró el representante de Juan Guaidó.

“Perversamente estas bandas delincuencias se aprovechan de la vulnerabilidad de muchas personas para traficar específicamente mujeres menores de edad que no tienen comida ni medicinas. Esto no puede seguir pasando y siendo ignorado por la comunidad internacional; por tal razón, se deben ejercer acciones concretas para que haya justicia y que Trinidad y Tobago cambie esa política migratoria que privilegia a la dictadura, en vez de proteger a una población vulnerable”, aseveró

Smolansky recordó que en Trinidad y Tobago hay 40.000 venezolanos, de los cuales solamente se han podido registrar 16.000 para obtener su documentación legal y denunció que se han incrementado episodios de xenofobia, violencia doméstica y deportación que muchas veces terminan en muertes, detenciones arbitrarias y desapariciones forzosas.