Alcalde de Caroní pide permiso por 90 días en medio de roces rojos y una auditoría

LA HUMANIDAD · 29 AGOSTO, 2015 18:03

Ver más de

Odell Lopez @odelopez


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Este sábado 29 de agosto, tuiteó como si nada, estaba en un gabinete móvil en la población de Chirica, de donde es oriundo. José Ramón López, alcalde del municipio Caroní, pidió permiso a la Cámara Municipal Socialista de Caroní, por tener supuestas afectaciones de salud.

Sin embargo, fuentes allegadas a la alcaldía “rojita” confirmaron a Efecto Cocuyo el roce que existe entre López y el gobernador del estado Bolívar, Francisco Rangel Gómez, quien está enfrentado, según los informantes, al alcalde que también forma parte del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv).

“Rumbo a mi Querida Chirica a entregar recursos a los concejos (sic) comunales. Alsobocaroni no se detiene”, fue uno de los tuits que escribió López.

Otra fuente consultada, que también prefirió mantenerse bajo perfil, aseguró que entre López y Rangel Gómez había una lucha de poderes, pese a que el gobernador, en su momento, fue su mentor político. “Se habla de casos de malversación de fondos públicos, donde López no compartió su tajada…”, expresó la fuente.

El pasado viernes 28 de agosto, la Cámara Municipal Socialista de Caroní aprobó por unanimidad el permiso para López por 90 días. Aunque en la sesión no se definieron cuáles son los supuestos problemas de salud que padece, hoy, durante su visita a Chirica, dijo que tiene tres hernias discales, problemas en un riñón y en la vesícula.

El alcalde psuvista anunció que saldrá del país en los próximos días. Aunque no precisó su destino, la fuente confidencial descartó que viaje a Cuba.

“No me voy a esconder. No tengo nada que esconder; lo que estoy es aprovechando este momento que me han dado el permiso a nivel nacional; quizá era difícil por la importancia de esta alcaldía, pero la marcha continúa”, agregó, para despejar pugnas rojitas.

Mientras tanto, en la Alcaldía de Caroní, la Contraloría General de la República realiza una auditoría que López calificó de “rutinaria”.

“Que nos revisen todo lo que tengan que revisar, nosotros no tenemos miedo a nada. A ninguna investigación. Además eso es sano, porque nos ayuda a ir blindados. La mayor contraloría es la del pueblo”, manifestó.

La noche del viernes también se dijo que López había sido detenido por el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) por estar presuntamente relacionado con  una mafia de drogas; sin embargo, al consultarle por esto, solo se rio y le mandó saludos al cuerpo policial.

Para finalizar su intervención en Chirica, López, quien se autocalificó de siempre autocrítico, lanzó algunas citas que parecieran fueron dedicadas a Rangel Gómez.

“Nosotros no pagamos programas de radio para que hablen bien de nuestra gestión. Es que la gente tiene que expresar lo que siente: sí hay problemas con el agua. Ningún gobernante se puede poner bravo porque no hay agua. Aquí en Chirica no hay agua, en Luis Hurtado no hay agua; entonces, no se puede poner bravo”.