Punto de quiebre - Efecto Cocuyo

OPINIÓN · 28 MARZO, 2020 04:28

Punto de quiebre

Ver más de

Leoncio Barrios | @Leonciobarrios

¿Cómo valoras esta información?

10
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

“En estos días de confinamiento se puede manifestar la violencia machista.”

No me gusta el título de este artículo. Refiere a un mal momento, a algo que falla, que ya no sigue, que se raja y… no más.  Esto, cuando la epidemia del coronavirus está exigiendo más fuerza, entereza, ánimo. Sí, pero es que voy a escribir acerca de lo primero,  sobre un posible punto de quiebre, a nivel individual o de grupo, por la ya larga, y pareciera interminable, cuarentena. 

Final de marzo de 2020, cerca de mil millones personas, en casi 200 países, están confinada en sus casas o albergues.  Algunas llevan más de un mes en esa condición, la mayoría, varias semanas. No se sabe hasta cuándo. Es como mucho. Fin de mundo, dicen algunos para expresar su susto.

La inédita reclusión colectiva que vivimos tiene secuelas a todo nivel.  El punto de quiebre en la economía ya se siente en los negocios y estamos ante la amenaza del quiebre en la psique de muchas personas, si es que ya no se ha dado, y en las relaciones entre la gente resguardada. Una bomba de tiempo.  

Las reclusiones de larga data son peligrosas a nivel individual. Físicamente, se pueden entumecer los músculos y las articulaciones. El estar constreñido a espacios relativamente pequeños, como vive la mayoría de la humanidad, limita el movimiento dentro de las casas.  La gente puede empezar a desesperarse ante la inamovilidad. Sin embargo, no se puede salir de casa hasta que las autoridades digan, hacerlo antes podría ser un retroceso en los avances contra el coronavirus.

Cada quien tiene un grado de soporte para estar encerrado, que nos obliga, de alguna forma, a estar consigo mismo, a enfrentar nuestras ansiedades, frustraciones, tristezas, miedos, rabias, mezquindades. No menciono sentimientos positivos porque son regocijo, paz y amor. Con esos no hay rollo. Los negativos son los que el encierro puede sacar, poco a poco, o de un solo golpe y complicar las circunstancias que ya, de por sí, lo son. Hay que estar atento y pararlos como sea.

Además, a las personas en condiciones de encierro, se nos pueden alterar las percepciones, hacernos más sensibles… también en negativo.  Podemos reaccionar en forma incomprensible, hasta violenta contra quienes nos rodean. Todas necesitamos de un espacio y un tiempo propio que tiene que ver con nuestro concepto de privacidad, nuestro soporte de un cierto grado de soledad o de compañía permanente.  

En estos tiempos de encierro, se pone a prueba la capacidad de estar consigo mismo, en silencio, o la necesidad de un barullo permanente alrededor. Pero, por sobre todo, por la posibilidad soportar a quienes nos rodean. En este confinamiento por el coronavirus no hay opción. He allí el riesgo del punto de quiebre. 

Pasadas varias semanas y el paradójico entusiasmo por quedarse en casa, se agudiza la querencia de niños y niñas por volver a la escuela, de adolescentes y jóvenes por la calle. Todos quieren encontrase con sus pares. Los más adultos desean volver a los estudios o al trabajo. Todos ansiando la rutina anterior al confinamiento.

Esta situación se hace más complicada si el encierro toca con una familia de las que llaman tóxicas, donde pocos se soportan entre sí, a los niños y niñas se les grita, se les pega, los hermanos se agreden, las parejas se insultan, se pudieran golpear, las tensiones y agresiones son el pan de cada día. Todo eso se pudiera incrementar.

En estos días de confinamiento se puede manifestar la violencia machista. Los otros miembros de la familia, los vecinos tienen que estar pendientes de brotes de violencia en la familia y llamar a las autoridades ante cualquier sospecha o evidencia. No olvidar a los niños y niñas, los más vulnerables y que no saben, no pueden denunciar.

¿Y en Venezuela?

Otros factores que hacen más preocupante la situación de confinamiento colectivo en Venezuela y el posible punto de quiebre son la falta de alimentos, de dinero para comprarlos y la crisis de servicios públicos fundamentales, inclusive para combatir al coronavirus.  

En muchos hogares de Venezuela, la preocupación primordial no es el coronavirus, sino que estando la gente encerrada, se pone más ansiosa y quiere comer más. Esto en un país donde los alimentos son costosos y hay dificultades de distribución por la carencia de gasolina para transportarlos

Las autoridades venezolanas reportan relativamente pocos casos de coronavirus en el país. Ojalá sea cierto. También dicen estar tomando medidas radicales para frenar su expansión. Lo que no se entiende es cómo la gente puede hacerlo con la carencia de recursos básicos para contrarrestar al coronavirus como son el agua, la electricidad y servicios sanitarios de calidad.

La crítica situación socioeconómica de Venezuela e impotencia de la población por no contar con los recursos básicos para evitar el contagio del coronavirus, puede ser semejante en sectores de escasos recursos económicos de otros países latinoamericanos, Asía y África. Mucha gente.  

El punto de quiebre puede ser mundial. Ojalá lo evitemos.

 

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

 

Del mismo autor: Venezuela ante el coronavirus

 

 

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 28 MARZO, 2018

Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

OPINIÓN · 4 JUNIO, 2020 04:53

“El madurazo” trae más desigualdad

El autodenominado gobierno obrero, gobierna contra los obreros. Aumenta la miseria y agiganta la desigualdad social. Una característica de la política económica de Maduro en los dos últimos años es adoptar medidas pensando en quienes tienen algunos ingresos en dólares, ya sea por remesas o por honorarios y salarios. Resolvió, en buena parte, la escasez […]

OPINIÓN · 4 JUNIO, 2020 04:25

Riesgos en la red: pedofilia solo a un clic

Hemos planteado en este espacio cómo el confinamiento ha creado condiciones ideales para los abusadores sexuales en las casas y entornos cercanos a los niños, así como en las redes sociales. Mencionamos cómo algunas personas siguen pensando: “eso no ocurre aquí”, “eso le pasa a otras personas” o “pasa en otros tipos de familia”. La […]

OPINIÓN · 3 JUNIO, 2020 04:35

El mal manejo de las emociones también es una pandemia

He dado no menos de diez charlas en los últimos días sobre el manejo de las emociones durante la cuarentena. La llamo “Manejo de las corona-emociones” y han estado bastante concurridos por gente del ámbito organizacional, pero también particulares en busca de alguna recomendación sanadora. Como le decía a una amiga, los psicólogos nos estamos […]

OPINIÓN · 2 JUNIO, 2020 04:31

Los enemigos del pensamiento

Para escapar de una patética suerte, muchas personas escogen caminar en sentido inverso al que dictan las circunstancias. Es decir, como el “cangrejo”. Así que para evitar afrontar las contingencias que les depara la vida en su vaivén pendular, optan por encarar las vicisitudes. Sin medir o calcular los efectos que resultarían de la decisión […]