La ruta está marcada

Está demostrado que las mayorías organizadas tienden a triunfar