El reto de formar jóvenes feministas

Muchos de los jóvenes de mis talleres calificaron al movimiento feminista como “extremista”