El oscuro abismo de la violencia (política) - Efecto Cocuyo

OPINIÓN · 5 MARZO, 2021 04:25

El oscuro abismo de la violencia (política)

Ver más de

Antonio José Monagas

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Vale iniciar esta disertación refiriendo el significado de “violencia”. Aunque sus acepciones son innumerables, siempre es posible invocar alguna que pueda estar más próxima de las realidades que configuran los agrestes panoramas en que se convirtieron muchos países consumidos por ideologías baratas. Pero que no por “baratas”, dejaron de ser de despiadada incidencia.

El Diccionario de la Lengua Española describe el término “violencia” como “el uso de la fuerza para conseguir un fin”. Sin embargo, podría agregarse que la violencia es miedo al otro. O también, dejarse poseer por una caótica y empobrecida certidumbre que impide responder con acierto a las capacidades propias. Es ahí cuando el individuo es asaltado por la tentación de reaccionar a la arremetida en cuestión asumiendo su natural modo de proceder para dominar a alguien o algo. Incluso, a sí mismo.

En política, la violencia tiene una connotación bastante particular. Esta, se define con base en parámetros que comprometen crudas manifestaciones de terror en cualquiera de sus acepciones. Terror psicológico, institucional, económico, financiero, administrativo, emocional, especialmente. Asimismo, amenazas y represión. Este terror adquiere forma a través de la arbitrariedad, del abuso de autoridad, del chantaje, la extorsión, la opresión, la discriminación, entre otras manifestaciones. Esta violencia, específicamente, se ejerce contra instituciones, objetos o personas.

Entonces, hablar de violencia y concretamente de violencia política, es aludir a una expresión que se contextualiza en terrenos donde la misma produce, provoca, promueve u ocasiona daños morales, familiares, culturales, físicos. Y desde luego, perjuicios políticos e institucionales. De la violencia (política), se valen los gobiernos y comunidades o colectivos para imponer sus intereses. O para lograr sus propósitos, para lo cual se sirven de la coacción y la coerción, en tanto que son demostraciones de poder.

Podría inferirse que la violencia (política) es expresión de brutalidad. Incluso, de sectarismo. De ahí que algunos estudiosos del tema, hablan de violencia “pública”. Fundamentalmente porque cuando cualquier señalamiento alude a lo que aviva el conflicto político, se refiere a alteraciones del orden público. Y esa situación es causal de reacciones que se manifiestan de manera violenta. Y hasta impredecible en sus respuestas. Más, porque –generalmente– actúa como una chispa que activa explosiones de orden social. Indistintamente de sus tamaños y consecuencias.

En Venezuela, la violencia está arraigada a su discurrir. La impunidad, la corrupción, el desorden social al lado del exceso de los cuerpos policiales, han favorecido la incertidumbre toda vez que se apropió de los espacios que le dan consistencia al país. No sólo en materia de libertades y derechos humanos. También, en cuanto a territorio. O sea, que sus efectos trastocan lo que configura el Estado en su desempeño jurídico-legal-institucional.

Si bien es cierto que estos problemas no son de reciente data, cabe decir que se integraron a la venezolanidad. Y desde hace varias décadas. Así que podría afirmarse que el país ha venido caracterizándose por la violencia expuesta. En todas sus presentaciones. Tanto que al hablar de Venezuela, luce casi moción obligada, referir el índice de violencia que se vive en cuanto rincón la constituya y defina.

La erosión moral se convirtió en cimiento del sistema judicial aludido por la misma Constitución de la República. Esto ha ayudado a que la Carta Magna, sea “letra inerme”. Por esta razón, la violencia se hizo cómplice de la corrupción. Así se ha enredado cuanto proceso político ha sido posible. En consecuencia, el saboteo y el soborno han abonado el terreno minado el lugar donde se enraízan los preceptos constitucionales. Sobre todo, los plantados por el ordenamiento jurídico al cual se halla apegado el concepto de “Estado democrático y social de Derecho y de Justicia”.

Venezuela está hoy sometida por realidades fraguadas a la sombra de organizaciones policiales disfuncionales y abusivas. Entramadas por un militarismo equivocadamente politizado. Por eso a la criminalidad se le ha hecho fácil superar cualquier marca lograda por países de pervertidas culturas. Es lo que explica la razón por la que el mismo régimen permitiera la proliferación de hordas (colectivos) de desencajada compostura. Y que han servido para coaccionar a la población. Sobre todo, cuando acude a protestar contra cualquier injusticia cometida por el oprobio del impúdico despotismo del régimen.

Sin duda, la creciente polarización política, ha sido factor de incitación a la violencia. Indiscutiblemente, de la violencia (política). Así ha sido, toda vez que el régimen ha seguido apostando a enquistarse por encima de cualquier determinación que se atreva a obstaculizar su obtuso enquistamiento. Y si a esa situación se suman las continuas diatribas producto de las distorsiones que derivan de la anomia propia de un país totalmente embrollado, las consecuencias están a la vista. Particularmente causadas por las presunciones de un poder manejado a instancia de las apetencias de gobernantes “pícaros e indecentes”. En este sentido, no hay otra forma de dar cuenta del caos en que se sumió Venezuela. El país se despeñó por el oscuro abismo de la violencia (política).

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Del mismo autor: El asecho de una contra-vacuna

ESPECIALES · 20 FEBRERO, 2021

Explosión Monagas

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

ESPECIALES · 7 NOVIEMBRE, 2020

INVESTIGACIÓN | Finanzas dispersas: el rompecabezas del Gobierno interino

Texto por Equipo de Investigación (*)

ESPECIALES · 5 JULIO, 2020

Civiles que hicieron historia

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

INVESTIGACIÓN | Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | 102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González | @twdecristina

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 15 JULIO, 2020

INVESTIGACIÓN | Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

OPINIÓN · 6 ABRIL, 2021 04:04

El origen cataclísmico de nuestras selvas

Para entender cómo eran los bosques en el pasado, los paleobiólogos deben consultar el registro fósil de la vida vegetal antigua. Analizar la estructura y composición de los bosques involucra a una rama de la ciencia llamada palinología, que es una disciplina de la botánica dedicada al estudio del polen y las esporas. Contar e […]

OPINIÓN · 5 ABRIL, 2021 04:00

Política y vacuna

Cuando la política se acoge a postulados retrógrados o sectarios, su ejercicio suele hacerle jugadas infames a las realidades bajo las cuales opera. No es extraño, entonces, que la política trace sus prácticas en momentos donde las circunstancias se prestan a posibilitar cualquiera de sus maniobras. Sobre todo, aquellas cuyos beneficios amparan a quienes mejor […]

OPINIÓN · 4 ABRIL, 2021 04:07

¿Fagocitando los espacios políticos con Ciudades Comunales ideológicamente amuralladas?

En el Referéndum por la  Reforma Constitucional de 2007 -que fue promovido por Hugo Chávez- se  incluían nuevas formas de organización y división político-territorial del país con el supuesto objetivo de “profundizar  la democracia participativa y protagónica”; el mismo  fue rechazado por la oposición política. Frente a este fracaso, el gobierno impulsó las leyes del […]

OPINIÓN · 4 ABRIL, 2021 04:06

El duro camino hacia la despolarización: Aprender para no repetir

Uno de los fenómenos políticos que más impactos negativos ha causado en la vida pública y en las democracias ha sido precisamente la polarización. Desde las grandes divisiones en las sociedades, hasta los intentos de aplastar la disidencia interna, son consecuencias nefastas de un proceso de abordaje  de la política que no acepta posiciones intermedias […]