El exterminio: Ni hoy ni mañana

No caigamos en la vocación de exterminio del otro que nos trajo hasta aquí, y que no ha costado tanta sangre inocente