El diablo suelto - Efecto Cocuyo

OPINIÓN · 2 FEBRERO, 2020 05:35

El diablo suelto

Ver más de

Leoncio Barrios | @Leonciobarrios

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

“El problema de fondo no es que haya curas a quienes les atraiga sexualmente los hombres”

De nuevo, un representante de la Santa Iglesia Católica Apostólica y Romana se ve envuelto en un caso de abuso sexual a menores de edad, eso que llaman pederastia. Esta vez fue en Venezuela, como en otras muchas partes el mundo, infinitas veces.

En este caso, el sacerdote abusador fue asesinado. Siempre un asesinato impacta a la opinión pública, más si se trata de un alma de Dios como deben ser los sacerdotes.

Ante el asesinato del sacerdote, las primeras declaraciones de la máxima autoridad eclesiástica de la zona, el señor obispo de la diócesis, expresa su “dolor y tristeza” por la muerte del presbítero y pide oraciones por el descanso de su alma.

Avanzadas las investigaciones policiales se descubre que el sacerdote fue asesinado por un menor que venía siendo abusado sexualmente por el ahora víctima.

No está claro cuál fue la gota que derramó el vaso.  El sacerdote, según confesión de una de las partes, tenía años haciendo uso sexual del niño quien, a los 17 años, decide matarlo.  Dicen las notas informativas que el cura había comenzado a abusar de otro niño de apenas 10 años, y que también, religiosamente, lo hacía con otros menores.

Las investigaciones siguen y resulta que las autoridades eclesiásticas, las mismas que horas antes expresaban dolor por la muerte del sacerdote y pedían oraciones por su alma, confiesan que estaban enteradas de los desmanes del señor cura y le habían recomendado que se quedara quieto.

Resulta que un sádico, miembro de la iglesia católica, andaba suelto por las calles de un pueblo, como un diablo, las autoridades eclesiásticas lo sabían y chito, que nadie se entere.  Como han hecho siempre, en cualquier parte del mundo.

Cuando alguien se entera de un delito y no lo denuncia o no hace por evitarlo en la ley terrenal se pena la omisión. No sé cómo serán las leyes celestiales al respecto, pero me imagino que los sacerdotes violadores de menores y quienes lo amparan no deben estar sentados a la diestra del Dios Padre Todopoderoso. No deberían si hay justicia divina.

En las declaraciones posteriores sobre el abuso sexual del sacerdote, la autoridad eclesiástica, tratando de salvar responsabilidades, anuncia que la iglesia católica está tomando medidas para evitar que pederastas –forma elegante de referirse a los sádicos sexuales- entren a formar parte de sus filas.  Ya era tiempo, aunque en muchos casos, tarde.

Parte del problema es cómo detectar tendencias sexuales de quienes aspiran a ejercer el sacerdocio.  Como psicólogo no sé qué tan confiable podría ser el test que aplican con esos fines.  La verdad es que no conozco que exista, como se dice, un “maricometro”.  Lo que parece más confiable es la confesión de parte y de lo sexual, los religiosos, no  hablan, no se puede.  Queda, entonces, la intuición, que muchas veces se equivoca.

Por otro lado, en un proceso de selección de personal la entrevista para detectar tendencias sexuales, puede ser útil cuando quien la realiza está libre de prejuicios y no tiene, como en el caso de las religiones, al tema sexual como tabú.

Pero el problema de fondo no es que haya curas a quienes les atraiga sexualmente los hombres de carne y hueso.  Los puede haber – y de hecho los hay-, como en todos los espacios sociales.  El problema es que se valgan de su poder religioso para abusar sexualmente de quienes le provoque, por lo general, niños o niñas porque son más fácil de manipular, de hacer callar.

Y hay otra parte sustantiva en este tema, el dilema ético: ¿Puede o debe una autoridad omitir la denuncia policial cuando sabe que un miembro de su cuerpo eclesiástico está acusado de cometer abusos sexuales a menores?. ¿Un “tatequieto” es suficiente, una orden responsable?, ¿El secreto de confesión puede amparar delitos?.

Y más: Parece que es tiempo de que las iglesias revisen la obligación de celibato entre sus miembros.   Posiblemente, si se les permitiera tener relaciones sexuales como Dios manda,  no habría tanto sacerdote dándole rienda suelta a sus humanos impulsos sexuales que por tanta represión salen en forma endemoniada. Tema no solo para los teólogos sino para cualquier miembro de cualquier iglesia.

Y es que el abuso sexual por parte de sacerdotes, monjes, pastores, como se denominen, no es solo un problema en la iglesia católica. Hasta algunos monjes budistas, que reniegan tanto de la carne, han sido acusados de gustarle la carne fresca de sus feligreses y seminaristas.

El abuso sexual por parte de religiosos a sus parroquianos es una grave epidemia y no soporta cortapisas, eufemismos, dilaciones y mucho menos, complicidades. Eso hay que pararlo, ni uno más!.  En estos casos, el tiempo de Dios no es perfecto.

Las autoridades eclesiásticas no pueden seguir lavándose las manos. Como superiores tienen responsabilidad en los delitos sexuales de sus subalternos. Y, por supuesto, no basta con pedir perdón a los sobrevivientes.  El perdón pudiera aliviar pero no repara, no soluciona traumas sexuales.  Lo juro y no es en vano.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Lee también:

https://efectococuyo.com/sucesos/encuentran-muerto-a-sacerdote-desaparecido-en-tachira/?utm_source=mailpoet&utm_medium=email&utm_campaign=mailpoet

https://efectococuyo.com/la-humanidad/sacerdote-asesinado-en-tachira-habia-sido-investigado-por-abuso-de-menores-revelo-diocesis-de-san-cristobal/?utm_source=mailpoet&utm_medium=email&utm_campaign=mailpoet

 

Investigan otros dos casos de abuso sexual vinculados presuntamente con cura asesinado

 

Del mismo autor

Albertico Limonta en Cerro Grande

 

 

 

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermin Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 28 MARZO, 2018

Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

OPINIÓN · 23 FEBRERO, 2020 05:51

El coronavirus y la geopolítica

La geopolítica debería dar paso a la humanidad sin fronteras como forma de seguir subsistiendo como raza terrícola

OPINIÓN · 22 FEBRERO, 2020 05:36

¿Universidades sin universitarios?

Cada tiempo, tiene sus problemas. Estos están por doquier. Aunque el problema no está en atenderlos, tanto como si en entenderlos. Justamente, con miras a dominarlo para así superarlo. Aunque luego habrá que enfrentarse a otro. Y así, sucesivamente. Sin embargo en el fragor de tal sucesión, no siempre se halla la solución del problema […]

OPINIÓN · 22 FEBRERO, 2020 05:26

Un divo entre machos

En el cine mexicano las interpretaciones musicales a cargo de varoniles cantantes eran un recurso frecuente. Y en este contexto apareció Juan Gabriel

OPINIÓN · 21 FEBRERO, 2020 05:35

La hipertrofia policial y los procesos de ingreso en los cuerpos de seguridad

Se pasó de un total de 114.463 funcionarios policiales en 2006 a más de 175.000 para inicios de 2017