Creciendo sin aire y sin luz - Efecto Cocuyo

OPINIÓN · 30 AGOSTO, 2018 04:00

Creciendo sin aire y sin luz

Ver más de

Fernando Pereira | @cecodap | @fernanpereirav

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

En estos días me tocó hacer una diligencia en La Candelaria por lo que decidí tomar el Metro. Cuando llegué a la estación de Chacaíto vi una señora embarazada que llevaba de la mano un niño de unos 3 años de edad. Fui testigo del esfuerzo que debió hacer para bajar por la escalera con su barriga a cuestas y el hijo pequeño pues la escalera mecánica permanece dañada desde hace tiempo.

Atravesamos los torniquetes liberados y volví a ser testigo de la nueva travesía bajando las escaleras a trompicones. El andén estaba colapsado fruto de un retraso en la frecuencia de los trenes. Me ubiqué detrás de ellos en una de las colas menos largas. Presencié los primeros indicios del cansancio del pequeño.

Llegó el tren, se abrió el vagón, se formó un remolino de quienes salían y quienes trataban de entrar primero. Sin tomar consciencia estábamos dentro. Los hombres que venían detrás nos empujaron con tal fuerza que nos fuimos a estrellar contra las espaldas de quienes estaban delante. El aire se llenó de quejas de improperios. El llanto del niño brotó incontenible. “Cuidado que hay un niño pequeño”, la solidaridad se hizo voz de mujer.

“¿Quién los manda agarrar el metro?”, rezongó un hombre con cara de pocos amigos y con aire de sentirse dueño de ese territorio. El niño apretujado y sofocado seguía llorando y manoteando. La madre le dio una palmadita mientras le increpaba. El llanto subió los decibeles. La gente alrededor fruncía el ceño en señal de una molestia que se vuelve una aspereza convertida en una segunda piel que se arrastra desde la casa, la calle, el trabajo con forma de escasez, reconversión, falta de efectivo…

Vagones convertidos en trampas de erizos humanos llenos de pinchos prestos a atacar. Solo algunas abuelas y madres alrededor mostraban su preocupación. “Abanícalo” “¿No hay un caballero que le de el puesto a una señora embarazada con un niño pequeño?” Mientras hombres jóvenes en sus asientos miraban a otro lado o se hacían los dormidos.

Pensé qué pasaría si se presenta una emergencia de las que se han hecho más frecuentes por desperfectos, fallas eléctricas o un apagón. ¿Cómo se protege la vida de los niños y embarazadas en esos momentos? y ¿cómo se prioriza su atención en una evacuación? No he encontrado la respuesta a las interrogantes sino más episodios que aumentan el tenor de la preocupación al poder leer las informaciones de niños de distintas edades que han sido desalojados de las distintas líneas del Metro en los últimos meses.

Quienes conocemos el Metro desde su fundación recordamos las campañas por parlantes, las informaciones sobre cómo entrar, salir, caminar por las estaciones, ceder el puesto a embarazadas, adultos mayores… ¿Coexistir pasó de moda?, ¿hay que esperar que ocurra una tragedia para comenzar una investigación y comenzar a tomar medidas?

Sabemos que el Metro de hoy está colapsado, funciona con déficit de personal, fallas en su mantenimiento; pero es fundamental proteger a quienes lo necesitan. Es su derecho ciudadano a no transitar en “una jungla donde impera la ley del más fuerte”.

“A lo mejor esto cambia, ¿verdad? Esa es una expresión de Sofía (8 años de edad) que vive en Maracaibo. Por la intermitencia con la que se presta el servicio eléctrico allí, tuvo que recibir a oscuras los regalos de Navidad. Otro bajón le arruinó su fiesta de fin de año escolar en julio. Harta, voluntariamente decidió hacer un video para contarle —y mostrarle— al mundo qué significa no tener luz en una ciudad que hierve.

La periodista Sheyla Urdaneta se vuelve cómplice de Sofía para compartir las vicisitudes de una niña 8 años de edad. ¿Es qué los niños no se dan cuenta de lo que pasa?, ¿es que nos los afecta la crisis de los servicios públicos de agua, luz, transporte, gas, Internet?

La Vida de Nos y Cecodap se han aliado para desarrollar la serie Los hijos de la crisis documentando cómo los niños crecen viendo mermadas sus posibilidades en la Venezuela de hoy.

“—Nunca pensé que se iba a ir a la luz. ¿Quién puede pensar en eso? Quiero que todo vuelva a ser como antes. Que mi mamá y yo volvamos al cine, que podamos pasar el tiempo juntas. Hacer compras, ver películas, reírnos, hacer chistes. Muchas cosas. Pero hay tantas cosas que han cambiado. ¿A lo mejor esto cambia, verdad? Yo quiero que todo cambie hoy, ya, rápido, rapidísimo. Yo quiero dormirme y despertarme, y que ya todo haya cambiado”.
Sofía es niña y los niños, siempre, tienen esperanza. Es nuestro deber devolverles a los niños de Venezuela el aire, la luz y la esperanza.


Invito a leer la historia completa en www.lavidadenos.com

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González | @twdecristina

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 28 MARZO, 2018

Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

OPINIÓN · 13 JULIO, 2020 04:35

Voluntad de poder III, ¿se puede hacer algo?

Una nueva geometría del poder viene produciéndose en Venezuela. Unas veces bajo el silencio de la cotidianidad y otras bajo el ruido del terror que generan las estructuras criminales. Desde abajo, desde la base de la sociedad y las comunidades vamos viendo cómo el poder comunal avanza.  En el Centro de Investigaciones Populares, hemos venido […]

OPINIÓN · 13 JULIO, 2020 04:31

¿Una ruta de la batata antes de Colón?

La Isla de Pascua, un pequeño punto verde perdido en la inmensidad al sudeste del Océano Pacífico, ha encantado por mucho tiempo a los arqueólogos y al público. Cientos de esculturas gigantes de piedra, o Moai, que decoran la isla volcánica siguen siendo una fuente de fascinación. Uno de los mayores misterios sobre la Isla […]

OPINIÓN · 12 JULIO, 2020 04:35

Mérida se apaga

Tres palabras “Mérida se apaga” resumen una gran tragedia. Los reiterados y prolongados cortes de luz que padece la población merideña. Un infortunio que día tras día desmorona condiciones de vida de las familias. La cotidianidad se va trasformando para mal, esparciendo de manera silenciosa angustias, carencias y padecimientos.  En medio de ese contexto hay […]

OPINIÓN · 12 JULIO, 2020 04:35

Universidades venezolanas bajo ataque

Uno de los temas más polémicos en los últimos años en Venezuela tiene que ver con la producción de alimentos. Hemos visto cómo se consolida una dependencia excesiva de las importaciones y, ante el declive de los ingresos del Estado, estas se han venido a pique. ¿Los más afectados? Los venezolanos. Ante tal situación, siempre […]