A un año de la Covid-19: lo bueno, lo malo y lo feo - Efecto Cocuyo

OPINIÓN · 21 DICIEMBRE, 2020 04:35

A un año de la Covid-19: lo bueno, lo malo y lo feo

Ver más de

Paulino Betancourt Figueroa | @p_betanco

¿Cómo valoras esta información?

15
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

“La Covid-19 ha proliferado en muchos países tropicales, incluidos el nuestro”

A finales de 2019, pocos científicos estudiaban la Covid-19, comenzábamos a saber sobre la existencia de la enfermedad. El coronavirus que lo causa, el SARS-CoV-2, se había transmitido recientemente a los humanos y no había sido identificado ni nombrado, tal como lo comenté en su oportunidad.

Pero a finales de marzo de 2020, se había extendido a más de 160 países, enfermado a cientos de miles y provocado un cambio en la historia de la ciencia moderna. Miles de investigadores abandonaron los acertijos intelectuales que previamente habían consumido su curiosidad y comenzaron a trabajar para combatir la pandemia. En pocos meses, la ciencia se “covidizó”.

Al igual que iniciativas famosas como el Proyecto Manhattan y el programa Apollo, las epidemias concentran las energías de grandes grupos de científicos. Al momento de escribir este artículo, la biblioteca biomédica PubMed enumera más de 74.000 artículos científicos relacionados con la Covid, más del doble de los que hay sobre la poliomielitis, el sarampión, el cólera, el dengue u otras enfermedades que han asolado a la humanidad durante siglos.

Las epidemias recientes de Ébola y Zika provocaron cada una de ellas una explosión temporal de fondos y publicaciones. Pero nada en la historia estuvo siquiera cerca del punto de inflexión que está sucediendo en este momento. En septiembre, el prestigioso New England Journal of Medicine había recibido 30.000 publicaciones, 16.000 más que en todo 2019. ¡Toda esa diferencia fue por la Covid-19! 

Eso se debe, en parte, a que en el mundo hay más científicos: de 1960 a 2010, la cantidad de investigadores en biología y medicina se multiplicó por siete, excepto en Venezuela donde se redujo en 5 veces en los últimos 10 años. Pero el SARS-CoV-2 también se ha propagado más lejos y más rápido que cualquier virus nuevo en un siglo. Para los científicos, no fue una historia lejana como el ébola. Amenazó con inflamar nuestros pulmones. Cerró los laboratorios. Nos golpeó en casa.

En una encuesta realizada a 2.500 investigadores, un equipo de Harvard determinó que el 32% había cambiado su enfoque hacia la pandemia. Los neurocientíficos que estudian el sentido del olfato comenzaron a investigar por qué los pacientes con Covid-19 tienden a perder el suyo. Los físicos que anteriormente habían experimentado con el manejo estadístico de datos, se encontraron creando modelos para informar a los encargados de las políticas públicas en salud.

Jennifer Doudna (reciente Premio Nobel por sus investigaciones con CRISPR) junto con decenas de colegas del Instituto de Genómica Innovadora, acordaron detener la mayoría de sus proyectos en curso y reorientar sus habilidades para abordar la Covid-19. Trabajaron en pruebas de diagnóstico basadas en CRISPR debido a que las pruebas existentes escaseaban, convirtiendo el espacio de laboratorio en una instalación de prueba emergente para servir a la comunidad local.

Otro caso fue el de la Ing. Lauren Gardner, especialista en dengue y Zika, creó junto con un estudiante un tablero global en línea para mapear y contar todos los casos y muertes de la Covid-19, notificándolos públicamente. 

Ninguna otra enfermedad ha sido examinada tan intensamente por tanto intelecto combinado, en tan breve tiempo. Estos esfuerzos ya han dado sus frutos. Las nuevas pruebas de diagnóstico pueden detectar el virus en minutos. Los enormes conjuntos de datos accesibles públicamente sobre los genomas virales y casos de Covid-19 han producido la imagen más detallada hasta ahora de la evolución de una nueva enfermedad. Las vacunas se están y siguen desarrollando a una velocidad récord. El SARS-CoV-2 será uno de los patógenos mejor caracterizados y los secretos que revele profundizarán nuestra comprensión de otros virus, dejando al mundo mejor preparado para enfrentar la próxima pandemia. Para marzo, las probabilidades de erradicar rápidamente el nuevo coronavirus parecían escasas. Una vacuna se convirtió en el final más probable, y la carrera para crear una fue un éxito rotundo. 

Los conjuntos de datos abiertos y las nuevas herramientas sofisticadas para manipularlos también han hecho que los investigadores de hoy sean más flexibles. Por ejemplo, ahora los científicos biomédicos pueden cargar versiones preliminares de sus artículos, o “preimpresos”, en sitios web de libre acceso, lo que permite a otros analizar y desarrollar de inmediato sus resultados. Esta práctica estaba ganando popularidad lentamente antes de 2020, pero resultó tan vital para compartir información sobre la Covid-19, que probablemente se convertirá en un pilar de la investigación biomédica moderna.

Los preimpresos aceleraron la ciencia y la pandemia aceleró el uso de preimpresos. A principios de año, el repositorio medRxiv tenía alrededor de 1.000 preimpresos. A finales de octubre, contaba con más de 12.000.

A pesar de todos sus beneficios, el enfoque decidido para combatir la Covid-19 también dejará una gran cantidad de legados negativos, revelando las debilidades humanas de la actividad científica. La investigación defectuosa hizo que la pandemia fuera más confusa, lo que influyó en algunas políticas sanitarias equivocadas. Los médicos desperdiciaron millones de dólares en ensayos que fueron tan descuidados que no tenían sentido. Investigadores excesivamente confiados en sus capacidades publicaron trabajos engañosos sobre temas en los que no tenían experiencia. 

En algunos casos, los artículos científicos con intensiones publicitarias ayudaron a dar forma a la narrativa pública de la pandemia. Por ejemplo, dos biogeógrafos publicaron un preimpreso argumentando que la Covid-19 “afectará marginalmente a los trópicos” porque al virus le va mal en condiciones cálidas y húmedas. Los expertos en enfermedades notaron rápidamente que técnicas como las que utilizó el dúo estaban destinadas a modelar los rangos geográficos de especies animales y vegetales o patógenos transmitidos por vectores, y no eran adecuadas para simular la propagación de virus como el SARS-CoV-2. Pero su afirmación fue recogida por los medios de comunicación y se hizo eco del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas. Desde entonces, la Covid-19 ha proliferado en muchos países tropicales, incluidos el nuestro.

Además, entre las restricciones de distanciamiento físico, los institutos de investigación y universidades cerradas, los fondos redirigidos y los científicos distraídos por las dificultades del día a día, muchas líneas de investigación se ralentizaron. Los estudios a largo plazo, como aquellas que monitorean las migraciones de aves o el clima cambiante, tendrán agujeros en sus datos porque la investigación de campo tuvo que cancelarse. 

En medio de un largo año de cuarentena, es difícil no centrarse en los fracasos políticos que nos llevaron a un segundo o tercer aumento de casos. Pero cuando las personas miren hacia atrás en este período, dentro de décadas, también contará historias, tanto buenas como malas, sobre este momento extraordinario para la ciencia.

En el mejor de los casos, la ciencia es una marcha de autocorrección hacia un mayor conocimiento para el mejoramiento de la humanidad. En el peor de los casos, es una búsqueda egoísta de mayor prestigio a costa de la verdad y el rigor. La pandemia puso de relieve ambos aspectos. La humanidad se beneficiará de los productos de la Covid-19. La ciencia misma también lo hará si aprende de la experiencia.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Del mismo autor: Esta semana tendencia para el Sol

ESPECIALES · 20 FEBRERO, 2021

Explosión Monagas

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

ESPECIALES · 7 NOVIEMBRE, 2020

INVESTIGACIÓN | Finanzas dispersas: el rompecabezas del Gobierno interino

Texto por Equipo de Investigación (*)

ESPECIALES · 5 JULIO, 2020

Civiles que hicieron historia

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

INVESTIGACIÓN | Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | 102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González | @twdecristina

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 15 JULIO, 2020

INVESTIGACIÓN | Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

OPINIÓN · 5 MARZO, 2021 04:25

El oscuro abismo de la violencia (política)

Vale iniciar esta disertación refiriendo el significado de “violencia”. Aunque sus acepciones son innumerables, siempre es posible invocar alguna que pueda estar más próxima de las realidades que configuran los agrestes panoramas en que se convirtieron muchos países consumidos por ideologías baratas. Pero que no por “baratas”, dejaron de ser de despiadada incidencia. El Diccionario […]

OPINIÓN · 4 MARZO, 2021 04:49

Celos que matan

En lo que va de año el país se ha visto conmocionado por varios casos de femicidio. En la mayoría de ellos el perpetrador fue la pareja con quien vivía o vivió. Lamentablemente la violencia se va incubando poco a poco. Al principio, la chica adolescente  se sintió  feliz de encontrar un chico que la […]

OPINIÓN · 3 MARZO, 2021 04:46

El feminismo de la post pandemia

En este mes de marzo estamos cumpliendo un año de la declaración de pandemia por coronavirus y el inicio de cierre de fronteras, confinamiento, cuarentenas, toques de queda, paralización de la economía y el desafiante home office que aún hoy nos acompaña. A lo largo de este periodo hemos experimentado una dura vivencia de incertidumbre, de […]

OPINIÓN · 2 MARZO, 2021 04:55

Antiguas treguas entre humanos y virus

Mientras el mundo lucha contra una pandemia global, un estudio de decenas de miles de esqueletos antiguos ha revelado cómo el cuerpo humano evoluciona para combatir las enfermedades y cómo los patógenos también evolucionan para volverse menos mortales con el tiempo. Las conclusiones del nuevo estudio publicado en PLOS One podrían enseñarnos más sobre cómo adaptarnos […]