A quien pueda molestar

El feminismo surgió justamente para quitarnos la etiqueta de la feminidad como mandatoria.