8 los primeros 8, ni uno más! - Efecto Cocuyo

OPINIÓN · 18 ENERO, 2020 05:24

8 los primeros 8, ni uno más!

Ver más de

Leoncio Barrios | @Leonciobarrios

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

“Quienes reciben la denuncia de mujeres agredidas o amenazadas, tienden a desestimarlas.”

Venezuela comenzó el 2020 (con)movida por crímenes machistas.  En los primeros 8 días de este año, 8 mujeres, entre ellas una menor de 10 años y una adolescente, fueron asesinadas por hombres que decían amarlas o desearlas y por ello las mataron.

Una niña de 9 años es secuestrada, violada y asesinada por otro niño, un vecino de 16 años.  A una joven de 16, le dispara su novio y luego calcina el cadáver para que las cenizas se las lleve el viento.  De los asesinatos de las otras 6 mujeres hay menos detalles.

A pesar de lo grave y alarmante de esos crímenes machistas, los medios de comunicación físicos o virtuales, publicaron, relativamente, poca información sobre estos casos.  La convulsión política del país, la crisis económica y las trivialidades fueron las tendencias que ocuparon a los usuarios.

De no ser por la rápida denuncia de estos crímenes por parte de individualidades y organizaciones defensoras de los derechos de la mujer, casi hubieran pasado por debajo de la mesa informativa.

Pareciera que noticias de crímenes, por más graves que sean e implicaciones que tengan, no generan mayor interés ni de los medios, ni del público, cuando todavía hay sabor a fiestas de fin año. Mucho menos mueven conciencias cuando el cuerpo se ha movido tanto.

Los monstruos machistas

Los monstruos machistas están expandidos por el mundo. Quizás, el oprobioso récord de una mujer asesinada por un hombre, al día, no se repite con mucha frecuencia pero los hombres agresores y asesinos de mujeres, si son numerosos en cualquier parte. Los crímenes machistas son una epidemia mundial.

Algunos hombres, quizás más de los que imaginamos a pesar de estos tiempos modernos y de avanzada social, asumen que las mujeres son seres débiles, objetos sexuales de su pertenencia, que pueden ser usadas, abusadas, ultrajadas, golpeadas y asesinadas, cuando a ellos les plazca.

No en vano, en algunos países, al contraer matrimonio, la mujer pierde, legalmente, algo tan importante en la identidad personal como es el apellido.  Pasa a ser la señora “de”.  “De” es una preposición que, en correcto español, tiene varios significados, entre ellos. “pertenece a…”.  Es decir, al casarse, ella pasa a ser de él.  Y al comprometerse también o al enamorarse, también o sin nada de ello.  Simplemente, por ser mujer.

Esos monstruos consideran que siendo machos, varones como son, tienen el derecho, el poder que la sociedad patriarcal y machista le ha conferido para hacer con la mujer lo que a ellos les da la gana, entre otras cosas, agredirlas de cualquier forma y al final, matarlas.

La impotencia femenina

Al leer la reseña de muchos asesinatos de mujeres por parte de sus parejas –lo que técnicamente se le dice femicidio, en tanto que homicidio de una mujer, o más precisamente, feminicidio en los casos de que el homicidio sea ejecutado por un hombre relacionado sentimentalmente con ella- , se encuentra que algunas de ellas habían denunciado ante autoridades (in)competentes, agresiones y amenazas por parte de su futuro asesino.

Hay casos de que aún cuando las mujeres agredidas denunciaron al agresor ante las autoridades, éste ha terminado matándolas.  Obvio que el denunciar no es suficiente si las autoridades no actúan con celeridad y con la seriedad que requiere.   Aún así, es necesario denunciarlo. Denuncia que algo queda.

El asunto es que por comodidad, ignorancia o machismo enraizado y expandido, quienes reciben la denuncia de mujeres agredidas o amenazadas, tienden a desestimarlas.

He conocido casos de mujeres que denuncian agresión de sus parejas y las autoridades, faltando a su función y a las leyes, descalifican la denuncia, pidiéndole a la mujer que se quede tranquila, que esas cosas pasan.  Entonces, la impotencia femenina se exacerba, el sentimiento de aplastamiento se hace inmenso.

A eso sigue que después de muertas por su pareja, la lucha sigue.  La impunidad machista comienza a hacer de las suyas después del crimen.  Quienes investigan puede que callen, entorpezcan, se hagan cómplices del agresor.  Quienes lo juzgan, tienden a protegerlo. La impunidad a campear. Las muertas se revuelven en sus tumba y las vivas salen a protestar.  Algunos vivos también protestamos.

Ni un crimen machista más, se oye.

¿Hasta cuándo?

 Pareciera que saber hasta cuándo durará la violencia machista, es la pregunta clave, la piedra filosofal ante la  sangrienta e injusta situación.

La fortaleza institucional, el compromiso de los Estados a luchar contra la violencia hacia las mujeres, es fundamental.  Parar la impunidad es responsabilidad de los Estados.

La educación por parte de la familia, la comunidad, la escuela, los medios de comunicación clásicos, las redes virtuales, dirigida a cambiar arraigados patrones machistas, a romper patrones de género, es otro fundamento.

Pero la clave será cuando los hombres decidan parar la violencia hacia las mujeres. Sin hombres agresores, no habrá mujeres agredidas.  Sin hombres machistas, no habrá más agresiones y crímenes machistas.  Podrá faltar mucho pero hasta entonces seguiremos gritando: ¡Ni un crimen machista más!

****

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Lee también

 

Del mismo autor

Desnietados

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 28 MARZO, 2018

Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

OPINIÓN · 4 JUNIO, 2020 04:53

“El madurazo” trae más desigualdad

El autodenominado gobierno obrero, gobierna contra los obreros. Aumenta la miseria y agiganta la desigualdad social. Una característica de la política económica de Maduro en los dos últimos años es adoptar medidas pensando en quienes tienen algunos ingresos en dólares, ya sea por remesas o por honorarios y salarios. Resolvió, en buena parte, la escasez […]

OPINIÓN · 4 JUNIO, 2020 04:25

Riesgos en la red: pedofilia solo a un clic

Hemos planteado en este espacio cómo el confinamiento ha creado condiciones ideales para los abusadores sexuales en las casas y entornos cercanos a los niños, así como en las redes sociales. Mencionamos cómo algunas personas siguen pensando: “eso no ocurre aquí”, “eso le pasa a otras personas” o “pasa en otros tipos de familia”. La […]

OPINIÓN · 3 JUNIO, 2020 04:35

El mal manejo de las emociones también es una pandemia

He dado no menos de diez charlas en los últimos días sobre el manejo de las emociones durante la cuarentena. La llamo “Manejo de las corona-emociones” y han estado bastante concurridos por gente del ámbito organizacional, pero también particulares en busca de alguna recomendación sanadora. Como le decía a una amiga, los psicólogos nos estamos […]

OPINIÓN · 2 JUNIO, 2020 04:31

Los enemigos del pensamiento

Para escapar de una patética suerte, muchas personas escogen caminar en sentido inverso al que dictan las circunstancias. Es decir, como el “cangrejo”. Así que para evitar afrontar las contingencias que les depara la vida en su vaivén pendular, optan por encarar las vicisitudes. Sin medir o calcular los efectos que resultarían de la decisión […]