Vuelven las largas colas a la sede del Saime tras un mes sin sistema

LA HUMANIDAD · 20 JULIO, 2022 18:29

Ver más de

Albany Andara Meza | @AlbanyAndara


¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La fila es larga, comienza a un lado de la sede del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime) y rodea el Teatro Municipal de Caracas, en el centro de la capital venezolana, el 20 de julio de 2022. Alrededor de 120 personas están formadas y tienen algo en común: van a buscar información sobre sus pasaportes o los de sus familias, luego de que el sistema del organismo estuviese caído por un mes. 

Rosa Jimenez* tiene 64 años y solicitó una cita el pasado mayo. No obstante, aunque realizó la transferencia bancaria para cancelar el monto del trámite, la página web del Saime no registró el pago. La venezolana intenta obtener una respuesta a su caso. Está casi al final de la fila y se protege del sol con una carpeta que sostiene sobre su cabeza. «Necesito que me den la cita, yo tengo que salir del país lo más pronto posible. Hoy me dijeron que tengo que esperar como todos para ver cómo se resuelve», comenta.

Elías Ojeda* sufre su mismo problema: tras pagar los 215 dólares que cuesta el pasaporte por 10 años, no se le asignó ninguna cita en junio. Aunque acudió a solventar el problema, no logró hacerlo por las fallas en el sistema. 

«Me decían que viniera después, pero ¿después cuándo? Vine hoy y me conseguí con esta cola. Estoy prácticamente de último y eso que llegué a las 11 de la mañana. Hay gente que está desde las siete», expresó Ojeda. 

Para las 11:40 a.m. de este miércoles, personal del Saime y militares dividen a los usuarios y usuarias en dos filas: una solo para información sobre casos particulares y otra para aquellos que necesitan resolver trámites de extranjería o van a retirar documentos. Una sola funcionaria responde las preguntas al inicio de la formación, por lo que las personas avanzan a paso lento.

«Cédula de identidad en la mano, por favor», dice un miembro del Saime en voz alta. A todos los que se le acercan a hacer preguntas los despide con un gesto de la mano. «Haga la cola», musita. Cada caso se atiende de manera particular. 

Bajo el sol, frente al Saime 

Alicia Pérez acaba de salir de una operación gastrointestinal. Sufre de hemofilia y no quiere mantenerse de pie, pero sigue formada cerca del Teatro Municipal. Necesita ir a Colombia para terminar un tratamiento y para salir de Venezuela requiere una prorroga de su pasaporte. 

«La última vez que hice una cola aquí, hace meses, me empezó a sangrar la nariz», contó a Efecto Cocuyo. Termina por irse al mediodía, debido a que todavía tiene a 70 personas por delante, aproximadamente. 

El sol quema para las 12 p.m. del 20 de julio. Algunos adultos abren sombrillas y otros alzan bufandas, papeles o suéteres sobre su cabeza para taparse de los rayos. Hablan entre sí y comparten sus interrogantes. Varios indican que la página del Saime sigue sin responder, pero otros afirman que sí consiguieron ingresar. 

«Yo entré y me dieron cita para el 24 de agosto. Pero vine a pedir un adelanto, porque necesito viajar antes por un problema médico. Es por mi bebé, tiene que operarse», narra una de las usuarias. Tuvo que volver de Chile, donde tenía un año y cuatro meses esperando por una cita en el consulado. 

Luisa Bastidas asiente y le desea suerte. Ella cumplió seis meses esperando en España, hasta que decidió regresar a Venezuela a renovar su pasaporte por sí misma. 

«Igual me tocaba venir. Espero que salga rápido, porque me dijeron que ya estaba impreso. Lo que no entiendo es por qué hacen esta fila tan larga solo para responder preguntas», dijo. 

Sin sistema en Las Mercedes

Mientras que en la sede del Saime en el centro de Caracas la cola supera las cien personas, en las oficinas del organismo en Las Mercedes no hay usuarios afuera. El sistema se cayó al finalizar la mañana y los únicos que están dentro del sitio van a retirar documentos. 

«Estamos trabajando normal. Sacando pasaportes y cédulas, por lo menos hasta hace un rato», comentó un trabajador del organismo.

La cuenta oficial del Saime en Twitter informó que todas las oficinas a nivel nacional se encuentran operativas. Los anuncios llegan después de un mes de silencio sobre la caída del sistema. El 12 de julio, la oficina de identificación y extranjería finalmente emitió un comunicado donde afirmó que su servicio había sido víctima de un «bloqueo tecnológico». Sin embargo, no aportó mayores detalles. 

Caso por caso

Personal del Saime comentó a Efecto Cocuyo que aquellos que presenten irregularidades en su proceso de trámite de pasaporte deben ir a las oficinas a reportarlas. En algunos casos, los correos no están llegando a la dirección de e-mail de los usuarios.

«Si no les ha llegado la cita, deben venir con su comprobante de pago. De todas formas, los que pagan desde Banesco, deben esperar para que se refleje en la página. Si al cabo de unos días no aparece registrado, deben venir a las oficinas», explicó un miembro del personal de información del organismo. 

Agregó que las citas serán reasignadas y que es necesario ingresar en la página web para ver las nuevas fechas. 

«Algunas ya han sido asignadas para agosto. Hay que estar pendientes, porque ahorita todo el mundo quiere resolver y tenemos mucha gente encima», puntualizó el funcionario.

*Los nombres de los entrevistados fueron cambiados para resguardar su identidad.

LA HUMANIDAD · 10 AGOSTO, 2022

Vuelven las largas colas a la sede del Saime tras un mes sin sistema

Texto por Albany Andara Meza | @AlbanyAndara

La fila es larga, comienza a un lado de la sede del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime) y rodea el Teatro Municipal de Caracas, en el centro de la capital venezolana, el 20 de julio de 2022. Alrededor de 120 personas están formadas y tienen algo en común: van a buscar información sobre sus pasaportes o los de sus familias, luego de que el sistema del organismo estuviese caído por un mes. 

Rosa Jimenez* tiene 64 años y solicitó una cita el pasado mayo. No obstante, aunque realizó la transferencia bancaria para cancelar el monto del trámite, la página web del Saime no registró el pago. La venezolana intenta obtener una respuesta a su caso. Está casi al final de la fila y se protege del sol con una carpeta que sostiene sobre su cabeza. «Necesito que me den la cita, yo tengo que salir del país lo más pronto posible. Hoy me dijeron que tengo que esperar como todos para ver cómo se resuelve», comenta.

Elías Ojeda* sufre su mismo problema: tras pagar los 215 dólares que cuesta el pasaporte por 10 años, no se le asignó ninguna cita en junio. Aunque acudió a solventar el problema, no logró hacerlo por las fallas en el sistema. 

«Me decían que viniera después, pero ¿después cuándo? Vine hoy y me conseguí con esta cola. Estoy prácticamente de último y eso que llegué a las 11 de la mañana. Hay gente que está desde las siete», expresó Ojeda. 

Para las 11:40 a.m. de este miércoles, personal del Saime y militares dividen a los usuarios y usuarias en dos filas: una solo para información sobre casos particulares y otra para aquellos que necesitan resolver trámites de extranjería o van a retirar documentos. Una sola funcionaria responde las preguntas al inicio de la formación, por lo que las personas avanzan a paso lento.

«Cédula de identidad en la mano, por favor», dice un miembro del Saime en voz alta. A todos los que se le acercan a hacer preguntas los despide con un gesto de la mano. «Haga la cola», musita. Cada caso se atiende de manera particular. 

Bajo el sol, frente al Saime 

Alicia Pérez acaba de salir de una operación gastrointestinal. Sufre de hemofilia y no quiere mantenerse de pie, pero sigue formada cerca del Teatro Municipal. Necesita ir a Colombia para terminar un tratamiento y para salir de Venezuela requiere una prorroga de su pasaporte. 

«La última vez que hice una cola aquí, hace meses, me empezó a sangrar la nariz», contó a Efecto Cocuyo. Termina por irse al mediodía, debido a que todavía tiene a 70 personas por delante, aproximadamente. 

El sol quema para las 12 p.m. del 20 de julio. Algunos adultos abren sombrillas y otros alzan bufandas, papeles o suéteres sobre su cabeza para taparse de los rayos. Hablan entre sí y comparten sus interrogantes. Varios indican que la página del Saime sigue sin responder, pero otros afirman que sí consiguieron ingresar. 

«Yo entré y me dieron cita para el 24 de agosto. Pero vine a pedir un adelanto, porque necesito viajar antes por un problema médico. Es por mi bebé, tiene que operarse», narra una de las usuarias. Tuvo que volver de Chile, donde tenía un año y cuatro meses esperando por una cita en el consulado. 

Luisa Bastidas asiente y le desea suerte. Ella cumplió seis meses esperando en España, hasta que decidió regresar a Venezuela a renovar su pasaporte por sí misma. 

«Igual me tocaba venir. Espero que salga rápido, porque me dijeron que ya estaba impreso. Lo que no entiendo es por qué hacen esta fila tan larga solo para responder preguntas», dijo. 

Sin sistema en Las Mercedes

Mientras que en la sede del Saime en el centro de Caracas la cola supera las cien personas, en las oficinas del organismo en Las Mercedes no hay usuarios afuera. El sistema se cayó al finalizar la mañana y los únicos que están dentro del sitio van a retirar documentos. 

«Estamos trabajando normal. Sacando pasaportes y cédulas, por lo menos hasta hace un rato», comentó un trabajador del organismo.

La cuenta oficial del Saime en Twitter informó que todas las oficinas a nivel nacional se encuentran operativas. Los anuncios llegan después de un mes de silencio sobre la caída del sistema. El 12 de julio, la oficina de identificación y extranjería finalmente emitió un comunicado donde afirmó que su servicio había sido víctima de un «bloqueo tecnológico». Sin embargo, no aportó mayores detalles. 

Caso por caso

Personal del Saime comentó a Efecto Cocuyo que aquellos que presenten irregularidades en su proceso de trámite de pasaporte deben ir a las oficinas a reportarlas. En algunos casos, los correos no están llegando a la dirección de e-mail de los usuarios.

«Si no les ha llegado la cita, deben venir con su comprobante de pago. De todas formas, los que pagan desde Banesco, deben esperar para que se refleje en la página. Si al cabo de unos días no aparece registrado, deben venir a las oficinas», explicó un miembro del personal de información del organismo. 

Agregó que las citas serán reasignadas y que es necesario ingresar en la página web para ver las nuevas fechas. 

«Algunas ya han sido asignadas para agosto. Hay que estar pendientes, porque ahorita todo el mundo quiere resolver y tenemos mucha gente encima», puntualizó el funcionario.

*Los nombres de los entrevistados fueron cambiados para resguardar su identidad.

¿Cómo valoras esta información?

2

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO