Vecinos de Riverside piden indemnización o «compra justa» tras siete meses del incendio en Cine Città

LA HUMANIDAD · 31 AGOSTO, 2022 22:40

Ver más de

Albany Andara Meza | @AlbanyAndara

Foto por Mairet Chourio (@mairetchourio)

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Vecinos del edificio Riverside informaron que la empresa Cine Città intenta negociar con algunos de ellos, tras siete meses de haber ignorado sus reclamos. Se trata de los afectados por el incendio de gran magnitud que inició en un local de la compañía y dejó a 32 familias sin hogar el 31 de enero, en la avenida principal de Colinas de Bello Monte, en el municipio Baruta del Área Metropolitana de Caracas. 

Sin embargo, a la fecha no han obtenido respuestas sobre la indemnización que solicitan. Varios no descartan la opción de vender sus inmuebles a la empresa siempre que el precio sea «justo». Explicaron que buscan llegar a un acuerdo, luego que Cine Città se comprometiera a evaluar los daños en los apartamentos, de forma particular, a principios de agosto.

«No se ha solucionado la situación al 100 %. Sin embargo, hay conversaciones con el equipo de Cine Città. Nosotros nos encontrábamos agrupados en un bloque, pero algunos decidimos continuar por nuestra cuenta porque sentimos que facilitamos el proceso de negociación. Estamos cansados, han pasado muchos meses y solo queremos solucionar», expresó un propietario, que prefirió resguardar su identidad. 

En febrero de 2022, un total de 21 dueños de apartamentos de Riverside contrataron los servicios de un bufete jurídico, tres meses después el número se redujo a 18 propietarios. De acuerdo con información proporcionada por los afectados, actualmente quedan al menos 12 personas que no han recibido respuestas o soluciones a sus casos. No obstante, no todos se mantienen agrupados ni tienen los mismos asesores legales. 

Efecto Cocuyo contactó por vía telefónica con Nerenst Walter, representante legal de Cine Città, este 31 de agosto de 2022. El abogado aseguró que no puede ofrecer detalles a la prensa por el momento, pero agregó que se mantiene en contacto con los vecinos, aunque no especificó con cuántos. 

«Hemos tenido comunicación. Seguimos en conversaciones como en un inicio», dijo Walter. Para finales de julio, Cine Città era dueña de seis de los 28 apartamentos que hay dentro en Riverside.

Las pancartas ya no están

Desde afuera, pocas señales quedan de que hubo un incendio en el Riverside. La fachada, pintada de gris, no arroja pistas de lo ocurrido a finales de enero de este año, porque a principios de mayo la compañía mayorista contrató obreros para restaurar distintas áreas de la edificación.

En ese entonces, los vecinos lo llamaron «un intento de maquillaje» y acusaron a la compañía de buscar esconder el verdadero estado del lugar, para no pagar por los daños causados por el fuego.

Para el 31 de agosto, ya no hay obreros trabajando en el lugar ni escombros o sacos de arena alrededor. Los transeúntes miran con curiosidad el enorme muro multicolor que fue levantado donde antes estaba la puerta principal del negocio de Cine Città, contiguo al edificio residencial. 

A mediados de julio, en la pared frontal de Riverside colgaban dos pancartas. Una de ella rezaba: “Cine Città, honrando su compromiso, restaura el edificio Riverside. #NoALaExtorsión” y la otra tenía anotado los números de abogados de la compañía e invitaba a los propietarios a llamar. Ambos carteles fueron retirados este mes. 

Luis Martínez, jefe de obras del Riverside, señaló el 11 de julio que los obreros habían terminado de reparar las áreas comunes del inmueble de siete pisos. Aseguró también que el servicio de agua y electricidad fueron reactivados y que el ascensor funciona.

«Algunos pudimos recuperar las cosas que estábamos dentro del departamento. Otros que solo se quedaron con un par de medias. El caso es que no todos los apartamentos sufrieron lo mismo y estamos planteando, esta vez, que nos indemnicen por separado. Nosotros no sabemos si quiera si ese edificio todavía se puede habitar», comentó una propietaria, que pidió mantenerse en el anonimato. 

Hasta el momento, los bomberos de Distrito Capital no han ofrecido informes sobre el estado del Riverside. Darwin González, alcalde del municipio Baruta, no se ha pronunciado sobre la situación desde el 3 de junio de 2022, cuando afirmó que su equipo intentaba tomar un rol mediador en la solución del conflicto, para que este no terminara en tribunales. 

La situación de los vecinos

Propietarios e inquilinos del Riverside han pasado siete meses alojándose con amigos y familiares. Los últimos afirman que requieren una indemnización por daños materiales o morales e indican que no han recibido apoyo de la alcaldía de Baruta. 

«Todavía no tenemos respuestas. Algunos se fueron de Caracas, porque no eran de acá», comentó una inquilina. Los vecinos prefieren no identificarse, puesto que temen que la empresa se niegue a pagarles o vuelva a ignorar sus reclamos por otro periodo de tiempo. Aunque, continúan exigiendo un respuesta pronta de parte de la empresa mayorista. 

«Ya viene diciembre y la gente se va a olvidar de lo que pasó. Caracas tiene memoria corta. El edificio parece normal desde afuera, pero a nosotros nos cambió la vida. Ya a estas alturas lo que queremos es resolver. Eso sí, que sea algo justo para que uno pueda por lo menos comprar o alquilar, en el caso de los que eran inquilinos, en otra parte con ese dinero», puntualizó uno de los propietarios. 

LA HUMANIDAD · 27 SEPTIEMBRE, 2022

Vecinos de Riverside piden indemnización o «compra justa» tras siete meses del incendio en Cine Città

Texto por Albany Andara Meza | @AlbanyAndara
Foto por Mairet Chourio (@mairetchourio)

Vecinos del edificio Riverside informaron que la empresa Cine Città intenta negociar con algunos de ellos, tras siete meses de haber ignorado sus reclamos. Se trata de los afectados por el incendio de gran magnitud que inició en un local de la compañía y dejó a 32 familias sin hogar el 31 de enero, en la avenida principal de Colinas de Bello Monte, en el municipio Baruta del Área Metropolitana de Caracas. 

Sin embargo, a la fecha no han obtenido respuestas sobre la indemnización que solicitan. Varios no descartan la opción de vender sus inmuebles a la empresa siempre que el precio sea «justo». Explicaron que buscan llegar a un acuerdo, luego que Cine Città se comprometiera a evaluar los daños en los apartamentos, de forma particular, a principios de agosto.

«No se ha solucionado la situación al 100 %. Sin embargo, hay conversaciones con el equipo de Cine Città. Nosotros nos encontrábamos agrupados en un bloque, pero algunos decidimos continuar por nuestra cuenta porque sentimos que facilitamos el proceso de negociación. Estamos cansados, han pasado muchos meses y solo queremos solucionar», expresó un propietario, que prefirió resguardar su identidad. 

En febrero de 2022, un total de 21 dueños de apartamentos de Riverside contrataron los servicios de un bufete jurídico, tres meses después el número se redujo a 18 propietarios. De acuerdo con información proporcionada por los afectados, actualmente quedan al menos 12 personas que no han recibido respuestas o soluciones a sus casos. No obstante, no todos se mantienen agrupados ni tienen los mismos asesores legales. 

Efecto Cocuyo contactó por vía telefónica con Nerenst Walter, representante legal de Cine Città, este 31 de agosto de 2022. El abogado aseguró que no puede ofrecer detalles a la prensa por el momento, pero agregó que se mantiene en contacto con los vecinos, aunque no especificó con cuántos. 

«Hemos tenido comunicación. Seguimos en conversaciones como en un inicio», dijo Walter. Para finales de julio, Cine Città era dueña de seis de los 28 apartamentos que hay dentro en Riverside.

Las pancartas ya no están

Desde afuera, pocas señales quedan de que hubo un incendio en el Riverside. La fachada, pintada de gris, no arroja pistas de lo ocurrido a finales de enero de este año, porque a principios de mayo la compañía mayorista contrató obreros para restaurar distintas áreas de la edificación.

En ese entonces, los vecinos lo llamaron «un intento de maquillaje» y acusaron a la compañía de buscar esconder el verdadero estado del lugar, para no pagar por los daños causados por el fuego.

Para el 31 de agosto, ya no hay obreros trabajando en el lugar ni escombros o sacos de arena alrededor. Los transeúntes miran con curiosidad el enorme muro multicolor que fue levantado donde antes estaba la puerta principal del negocio de Cine Città, contiguo al edificio residencial. 

A mediados de julio, en la pared frontal de Riverside colgaban dos pancartas. Una de ella rezaba: “Cine Città, honrando su compromiso, restaura el edificio Riverside. #NoALaExtorsión” y la otra tenía anotado los números de abogados de la compañía e invitaba a los propietarios a llamar. Ambos carteles fueron retirados este mes. 

Luis Martínez, jefe de obras del Riverside, señaló el 11 de julio que los obreros habían terminado de reparar las áreas comunes del inmueble de siete pisos. Aseguró también que el servicio de agua y electricidad fueron reactivados y que el ascensor funciona.

«Algunos pudimos recuperar las cosas que estábamos dentro del departamento. Otros que solo se quedaron con un par de medias. El caso es que no todos los apartamentos sufrieron lo mismo y estamos planteando, esta vez, que nos indemnicen por separado. Nosotros no sabemos si quiera si ese edificio todavía se puede habitar», comentó una propietaria, que pidió mantenerse en el anonimato. 

Hasta el momento, los bomberos de Distrito Capital no han ofrecido informes sobre el estado del Riverside. Darwin González, alcalde del municipio Baruta, no se ha pronunciado sobre la situación desde el 3 de junio de 2022, cuando afirmó que su equipo intentaba tomar un rol mediador en la solución del conflicto, para que este no terminara en tribunales. 

La situación de los vecinos

Propietarios e inquilinos del Riverside han pasado siete meses alojándose con amigos y familiares. Los últimos afirman que requieren una indemnización por daños materiales o morales e indican que no han recibido apoyo de la alcaldía de Baruta. 

«Todavía no tenemos respuestas. Algunos se fueron de Caracas, porque no eran de acá», comentó una inquilina. Los vecinos prefieren no identificarse, puesto que temen que la empresa se niegue a pagarles o vuelva a ignorar sus reclamos por otro periodo de tiempo. Aunque, continúan exigiendo un respuesta pronta de parte de la empresa mayorista. 

«Ya viene diciembre y la gente se va a olvidar de lo que pasó. Caracas tiene memoria corta. El edificio parece normal desde afuera, pero a nosotros nos cambió la vida. Ya a estas alturas lo que queremos es resolver. Eso sí, que sea algo justo para que uno pueda por lo menos comprar o alquilar, en el caso de los que eran inquilinos, en otra parte con ese dinero», puntualizó uno de los propietarios. 

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO