Varios sectores de Lara cumplen siete días sin luz este #18abr

LA HUMANIDAD · 18 ABRIL, 2022 18:56

Ver más de

Albany Andara Meza | @AlbanyAndara


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Desde hace siete días que María Elena no puede dormir. La comida pudriéndose en la nevera, los grifos secos y la oscuridad que envuelve su casa y las de sus vecinos la mantienen en una permanente vigilia. Es una de los miles de afectados por una falla eléctrica que dejó sin servicio a varios sectores del estado Lara, al occidente de Venezuela, el martes 12 de abril. 

«La pasada fue la peor Semana Santa. Nos hemos pasado rezando porque vuelva la luz. Yo perdí todo el mercado que tenía refrigerado y me ha tocado ver cómo resuelvo, porque sin electricidad no puedo trabajar. Tengo un chamo pequeño y ya no sé qué hacer. Me quiero ir para Carora, donde mi hermana. Pero tampoco quiero dejar la casa sola en pleno apagón», explicó María a Efecto Cocuyo.

Vive en Jabón, un pequeño poblado larense a 14 kilómetros de La Pastora. Ambas zonas suman una semana sin servicio eléctrico debido  a una avería en la subestación de Corpoelec La Pastora. También hay reportes de El Empedrado, Montaña Verde y Pie de Cuesta, todos pertenecientes al municipio Torres. Se estima que más de 4.000 personas han resultado perjudicadas. 

«Estamos casi sin comunicación. Para hablar por teléfono te tienes que subir casi que a un poste. O irte muy lejos. Estaba cargando el mío con un Powerbank de a poquito. Pero ya se descargó también y me queda un 30 %. Después de que eso se termine, me quedo completamente incomunicada», aseguró la venezolana. 

Aislados

Jabón es ahora un pueblo sombrío y silencioso, donde los negocios no abren y el queso se daña. Algunos ya han hecho maletas y escapado a otros lados, mientras que otros se quedan en sus salas hasta la hora de dormir. Las horas pasan lentas mientras no hay una respuesta efectiva sobre el transformador dañado. 

«Estamos aislados. No sé lo que ha pasado en el país en la última semana, porque ni radio hay. Se me agotó la batería del teléfono el viernes y me siento en una burbuja. Abro la tienda de a rato, pero no sirve de nada porque la gente no viene casi a comprar en efectivo. Todos los refrescos se calentaron, la leche se dañó también. Eso es plata que estoy perdiendo», indicó un comerciante, que no quiso ser identificado.

A 41 kilómetros de distancia, en Carora, la capital del municipio Torres, el ingeniero eléctrico Aurelio Pereira explica que la crisis eléctrica no es nueva pero la situación de varios sectores de Lara se ha tornado grave. 

«En la subestación existían dos transformadores de potencia pequeños. Esto es para que, a la hora de dañarse uno, se activara el segundo. Pero este se dañó. Al parecer hay un daño interno en el turbo generador», explicó a Efecto Cocuyo

Racionamiento en todo el estado 

Los estados Táchira, Trujillo, Zulia y Lara se mantienen actualmente bajo el Plan de Administración de Cargas (PAC) gestionado por la empresa estatal Corpoelec. El 24 de marzo, Néstor Reverol, ministro de Energía Eléctrica, informó que la sequía en el río Uribante, ubicado en Táchira, obliga a racionar electricidad en el occidente venezolano. 

Actualmente, el municipio Torres, considerado el más grande del territorio larense, sufre cortes de luz programados de hasta cuatro horas. En la capital, la ciudad de Carora, los servicios básicos funcionan precariamente. Algunos habitantes cuentan que personas han llegado desde La Pastora, huyendo de la falta de luz. 

«En Lara estamos mal. La Central Argimiro Gabaldón ahorita está en cero. Actualmente están sacándole piezas. Extraoficialmente dicen que lo van a arreglar. Pero no sabemos con seguridad que pasa allá adentro porque no dejan entrar al Colegio de Ingenieros», apuntó Pereira. 

Racionamiento eléctrico afecta a hospitales y ambulatorios en el occidente de Venezuela

Explicó que, en los sectores afectados por la falla en la subestación, una de las principales problemáticas no es la comida, sino los centros de salud públicos. 

«Hay que resaltar que hay personas en Lara que han muerto por las fallas de luz. Gente que necesitaba aparatos para seguir con vida y eso puede estar pasando en este momento» afirmó Pereira. 

Según la Encuesta Nacional de Hospitales (EHN), por lo menos 223 personas han muerto en Venezuela debido a fallas eléctricas, en solo tres años. 

Sin respuesta

El gobernador del estado Lara y militante del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Adolfo Pereira, no ha ofrecido respuesta sobre la situación actual de los poblados del municipio Torres. Sin embargo, el 16 de marzo, una habitante de La Pastora afirmó a Efecto Cocuyo que están a la espera de la instalación de un nuevo transformador. 

Mientras tanto, las comunidades siguen utilizando velas para alumbrarse en las noches. La entidad tiene un promedio de dos millones de personas y es una de las más afectadas por las fallas de luz desde el apagón de 2019. Durante Semana Santa, las continuas suspensiones de energía levantaron fuertes críticas desde la iglesia.

Según reseñó la Prensa de Lara, el monseñor Víctor Hugo Basabe, administrador apostólico de la Arquidiócesis de Barquisimeto, se pronunció públicamente en contra del PAC el pasado lunes 11 de abril. 

Así mismo, la organización ciudadana Activos por la Luz se dedica a contabilizar los apagones que ocurren en las comunidades de Barquisimeto. Solo durante la primera semana de abril, recibieron reportes de 116 cortes.