Persecución y asfixia presupuestaria: cómo actúan los gobiernos contra universidades en Cuba, México, Nicaragua y Venezuela

LA HUMANIDAD · 17 FEBRERO, 2022 16:17

Ver más de

Reymar Reyes Moncayo | @MoncayoReymar


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Representantes de universidades de Cuba, México, Nicaragua y Venezuela se reunieron en un  foro virtual organizado por Aula Abierta, este 17 de febrero, para abordar los patrones de violaciones a la libertad académica, la autonomía universitaria, la educación de calidad y derechos conexos en Latinoamérica.

En el caso venezolano, Cecilia García Arocha, rectora de la Universidad Central de Venezuela (UCV), señaló la asignación de presupuestos, las amenazas y persecuciones políticas, y las reformas legislativas malintencionadas han atentado contra los centros de educación en Venezuela desde hace más de una década.

Explicó que desde 2012, la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ha intervenido sistemáticamente en los procesos electorales de las universidades nacionales, para impedir la renovación de sus estructuras internas. «Tan solo entre 2012 y 2015, la Sala Electoral dictó 43 sentencias que afectan los procesos electorales de las universidades del país, tanto de autoridades como de representación estudiantil», señaló.

Sin investigación

Además, advirtió que el elemento que devastó a la investigación universitaria en el país fue reforma de la Ley Orgánica de Ciencia y Tecnología e Innovación que se hizo en 2010, mediante la cual se centralizó la acumulación y manejo de los recursos, públicos y privados, para la investigación científica. Y se excluyó al sector académico y empresarial de la toma de decisiones.

García Arocha subrayó la actual amenaza de concretar la reformar la Ley de Universidades que pone sobre la mesa la intención de violentar la autonomía universitaria y pretender limitar la libertad académica y la pluralidad en estos espacios.

En cuanto a la asfixia presupuestaria a la que se han sometido a las universidades nacionales, Arocha condenó que con esto también se comprometió el mantenimiento de las plantas físicas.

Sin embargo, aclaró que mientras se les niega el presupuesto, los «interviene físicamente unas remodelaciones en donde el absoluto de los proyectos, presupuesto y ejecución de las obras las tiene el gobierno» de Nicolás Maduro.

Al mismo tiempo, se recuerda que las relaciones labores entre los trabajadores universitarios y el gobierno venezolano empezaron a deteriorarse debido a los bajos salarios, prácticamente inexistentes en la actualidad, desde 2004.

Frente a esto, se aseguró que el Estado dejó de garantizar la educación y ahora son los educadores y trabajadores los que financian la actividad universitaria, pues se niegan a perder sus puestos de trabajo, mientras luchan por sus derechos laborales.

Intervención de universidades privadas en Nicaragua

Ernesto Medina, expresidente del Concejo Nacional de Universidades (CNU), explicó que el régimen de Daniel Ortega en Nicaragua concretó la intervención de seis universidades privadas a través del despojo de sus personalidades jurídicas debido al espíritu crítico de los estudiantes y académicos de ese país.

Con esta medida, el gobierno de ese país creó tres universidades públicas, que se adueñarían de las infraestructuras de las instituciones afectadas jurídicamente. 

Por ejemplo, se creó la Universidad Nacional Politécnica (UPN) en sustitución de la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli) y la Universidad Nacional «Francisco Luis Espinoza Pineda», que se haría dueña de lo que antes fue la Universidad Católica del Trópico Seco (Ucatse).

Finalmente, se creó la Universidad Nacional Multidisciplinaria «Ricardo Morales Avilés», para aglutinar a la Universidad Paulo Freire (UPF), la Universidad Popular de Nicaragua (Uponic), la Universidad Hispanoamericana (Uhispam), y la Universidad Nicaragüense de Estudios Humanitarios (Uneh).

México: Discurso estigmatizante contra académicos

Carlos Heredia, representante del Centro de Investigaciones y Docencia Económica (Cide) de México, denunció que el gobierno mexicano emprendió una ruta de intervención, captura y destrucción institucional de «aquellos centros públicos de investigación y universidades que representan al pensamiento crítico».

Esta estrategia, explica Heredia, ha avanzado a través de tres elementos. El primero de ellos es la acusaciones de corrupción «sin fundamento, sin pruebas ni investigación para estigmatizar» a miembros de este sector.

«Son acusaciones que se hacen en los medios, que plantean que los académicos son corruptos, que hacen negocios personales, que lavan dinero, pero se promete mostrar investigaciones y pruebas que nunca llegan», explicó Heredia.

El segundo puntoes «el escalamiento de las acusaciones mediáticas a las instancias criminales». Por ejemplo, explica que el caso más emblemático fue el hecho de que 31 investigadores del Foro Científico y Tecnológico fueran señalados por ser parte de la «delincuencia organizada», según funcionarios Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

El tercer elemento amenazante es el de ponerle la «etiqueta» de «neoliberales» y «opositores» a los universitarios e investigadores científicos, intentado reducir su labor a la militancia política.

Adoctrinamiento a través de la educación en Cuba

David Gómez, representante del Observatorio Latinoamericano de Libertad Académica y Derechos Universitarios de Aula Abierta, expuso que en Cuba existe una política de adoctrinamiento en el marco de la educación superior, pues sus funcionarios de Estado han asegurado que toda persona que ocupe el puesto de profesor universitario debe fungir como activista de la política revolucionaria del partido de gobierno.