Una requisa originó motín de presos en sede de la PNB en Catia

LA HUMANIDAD · 16 ABRIL, 2016 17:09

Ver más de

Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Desde el  mediodía de este sábado 16 de abril, se registró un motín de los detenidos en el centro de detención preventiva de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) en Catia. Más temprano familiares protestaban fuera de la sede por violación a los derechos humanos en una requisa que se realizó el viernes.

Fuentes policiales reportaron que los detenidos de una celda rompieron los barrotes y escaparon hacia el techo. Presuntamente, los detenidos tendrían secuestrados a un funcionario policial, para exigir traslado a centros penitenciarios.

Familiares de los detenidos se acercaron desde tempranas horas del sábado para conocer el estado de sus privados de libertad, luego de enterarse de que el viernes una requisa había terminado con represión por parte de los funcionarios de la PNB.

Los parientes aseguraron que les lanzaron bombas lacrimógenas, por lo que uno de los reclusos tuvo un ataque de epilepsia y otro sufrió un infarto. Ambos supuestamente fueron trasladados a un centro asistencial, aunque se desconoce la identidad y estado de salud.

Reclamaron el cobro de 200.000 bolívares para que sus detenidos fuesen trasladados a otros calabozos de la ciudad, además del hacinamiento y la prohibición del paso de comida.

Para las 5:00 pm, el motín de los detenidos en los calabozos de la PNB de Catia seguía en curso y trascendió que hay cinco celdas y en cada una cerca de 60 detenidos. Además llegaron dos fiscales del Ministerio Público.

Hace un año, los detenidos de esta sede se alzaron y secuestraron a dos funcionarios: Ciro Landaeta y Alexander Valencia. En el motín murió Juan Bautista Infante, de 56 años de edad. Pedían traslados a centros penitenciarios y mejoras en los calabozos. 23 de los internos fueron enviados a la cárcel de Puente Ayala en Anzoátegui.

Lea también:  La violencia carcelaria se trasladó a las celdas de detención preventiva, advierte el OVP