Ucab reinicia actividades académicas bajo la modalidad de "presencialidad remota" este #13Oct - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 13 OCTUBRE, 2020 15:57

Ucab reinicia actividades académicas bajo la modalidad de “presencialidad remota” este #13Oct

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Por segundo período consecutivo, más de 9.500 estudiantes y 1.200 profesores de la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab) comenzaron las actividades académicas este martes, 13 de octubre, bajo la modalidad de presencialidad remota.

El rector de la institución, Francisco José Virtuoso, informó que la universidad sistematizó los conocimientos y las experiencias del semestre abril-agosto y seguirá introduciendo mejoras que garanticen la calidad educativa.

La universidad inició el segundo período académico bajo las circunstancias impuestas por el estado de emergencia que rige, a nivel nacional, desde el 13 de marzo pasado.

“Estamos altamente orgullosos de los resultados obtenidos. Sabiendo que este semestre que se inicia este mes de octubre va a seguir siendo bajo la modalidad a distancia nos obliga a volver sobre lo hecho para mejorarlo. Este nuevo semestre lo enfrentamos con capacidades más desarrolladas, con plataformas en mejores condiciones, con instrumentos de seguimiento, de acompañamiento, con motivación a los docentes y estudiantes mejor preparados. No me cabe la menor duda de que si el semestre pasado fue exitoso, este será más exitoso todavía”.

800 bachilleres culminaron sus carreras

Actualmente, las autoridades de esta casa de estudios finalizan el trámite de titulación para quienes egresaron en el período previo a la declaratoria del confinamiento sanitario y no pudieron cumplir con sus actos de grado. Del último período, el primero en la modalidad de “presencialidad remota”, unos 800 bachilleres culminaron sus carreras y recibirán sus títulos en noviembre.

Virtuoso dijo que las autoridades, ante la contingencia que no les dio margen de maniobra, debieron “poner todo patas arriba, voltear todos los sistemas y repensar absolutamente todo” y eso involucró un gran reto para los 1.200 profesores; 450 dedicados a tiempo completo, que tuvieron que adaptar la docencia a esquemas poco conocidos.

Pero, al cabo de los siete meses transcurridos, el padre puede afirmar que “según la evaluación que hemos hecho, no solo no se perdió un semestre sino que se desarrolló un período con altos niveles de calidad y en el que aprendió muchísimo”.

Dispuesta a compartir aprendizaje

A través de las redes sociales los estudiantes de otras universidades autónomas del país, como la Universidad Central de Venezuela (UCV) y la Universidad de Los Andes (ULA), solicitaron a sus autoridades que hicieran lo necesario para que ellos también puedan recibir clases virtuales, en este sentido, la Ucab está dispuesta a compartir toda su experiencia y conocimientos sobre las mejoras que han introducido en su proceso de aprendizaje durante la cuarentena.

“Hemos sistematizado un conjunto de experiencias que estamos poniendo en forma de cursos virtuales, totalmente gratuitos, al servicio de la comunidad, sobre lo aprendido en materia de evaluación, de organización del plan de clases, seguimiento y acompañamiento a los estudiantes, en todos estos esfuerzos didácticos para la enseñanza de las matemáticas, la física y la química. En nuestra web hemos publicado el relato pormenorizado de lo que hicimos entre abril y agosto para desarrollar nuestra modalidad de educación en línea”, explicó el rector Virtuoso.

Impacto de la COVID-19 en las prospecciones de la universidad

Ya la universidad venía haciendo adaptaciones en sus planes por la recesión económica, pero la pandemia llegó como una condición imprevista. En este sentido, el rector indicó que la principal consecuencia negativa para la Ucab fue desacelerar el proceso de desarrollo del nuevo plan estratégico que estaban consignando.

“Nosotros veníamos con un plan que pretendía responder a las exigencias económicas y del mejoramiento tecnológico para garantizar una infraestructura lo más adecuada posible a nuestras actividades. Estábamos en la culminación de nuestro plan estratégico de cara a los grandes desafíos que el futuro, nacional y mundial, está exigiendo a la educación, pero tuvimos que centrarnos en desarrollar el semestre que pasó (abril-agosto) de la mejor manera”.

El viernes 13 de marzo, la comunidad ucabista se marchó para volver a las actividades el siguiente lunes 16, pero ese fin de semana la administración de Nicolás Maduro decretó el estado de alarma y el confinamiento obligatorio. Pasados siete meses desde entonces la universidad se centró en dar respuesta a la emergencia nacional, para luego continuar con sus proyectos internacionales.

“Eso nos sacó de nuestro objetivo estratégico fundamental que tiene que ver con el desarrollo de la internacionalización, de la virtualidad, con la capacidad de aumentar nuestra conexión con el mundo empresarial, con el tercer sector en general, con las instituciones internacionales de enseñanza y aprendizaje, con otras universidades para la diversificación del proceso educativo”, manifestó.

Añadió que “tuvimos que ponerlo a un lado para responder a la emergencia, y luego, ver cómo esta situación no nos desoriente de lo que buscamos. Hubiera sido un grave error que nos centráramos tanto en el presente, en la emergencia, que perdiéramos de vista totalmente las perspectivas de futuro. Respondimos a la emergencia sin crear condiciones que luego nos impidan cumplir con los planes”.

Las autoridades resolvieron sin previo aviso

La respuesta por parte del personal administrativo, docentes y de más autoridades ante la emergencia nacional fue positiva. El rector informó que el primer período académico bajo la modalidad virtual y sin previo aviso, cumplió con las exigencias de los procesos de enseñanza y aprendizaje, tanto a nivel de pregrado como en postgrado.

“El asombro fue para todos y esta circunstancia nos midió como universidad. Tuvimos que responder urgentemente a la emergencia, abruptamente. Abrimos la gran mayoría de nuestras materias y no perdimos clases. Desarrollamos procesos de control, de seguimiento, de capacitación, de ajuste de nuestras plataformas tecnológicas. Hubo que ajustar los asuntos de conectividad que tan gravemente afectan al país, ayudando a nuestros profesores con las capacidades para ello. Gracias a Dios, la UCAB había avanzado bastante en el mejoramiento de sus condiciones de conectividad y de su plataforma tecnológica, lo que nos permitió que funcionaran todos nuestros espacios virtuales”

Virtuoso señaló que los profesores terminaron el semestre exhaustos por todo el esfuerzo que esto supuso, pero muy contentos con el aprendizaje obtenido.

Con información y foto de la Dirección de Comunicación de la Ucab