UCAB rechazó amenazas contra Academia de Ciencias

LA HUMANIDAD · 16 MAYO, 2020 12:05

UCAB rechaza amenazas contra Academia de Ciencias y advierte que crisis empeora propagación del COVID-19

Texto por Efecto Cocuyo

Ver más de

Efecto Cocuyo

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) rechazó las amenazas del presidente de la Constituyente, Diosdado Cabello, contra la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales por hacer proyecciones sobre la incidencia del COVID-19 en el país. También advirtió  al Ejecutivo que la crisis ya existente y profundizada por la pandemia, ha hecho que la población vulnerable no pueda cumplir con la cuarentena porque necesitan sobrevivir.

“Tal como advierte la Academia, la tasa de transmisión de la enfermedad es una variable dinámica que depende, entre otras cosas, de la acción de los gobiernos. Sin embargo, si en Venezuela los más vulnerables no logran mantenerse en cuarentena y distintos grupos presumen cercano el final de la epidemia (a lo que podría contribuir el posible subregistro de casos), no debería descartarse que la tasa pueda incrementarse en unas semanas”, sostuvo la casa de estudios superiores mediante un comunicado.

La UCAB recordó que frenar la propagación acelerada de la enfermedad no corresponde únicamente a los gobiernos sino a los distintos sectores de la sociedad, especialmente el científico. En razón de ello el Consejo de Facultad agradece a la Academia por advertir peligros y sugerir oportunamente cómo enfrentarlos.

La Academia de Ciencias publicó un informe en que le alerta sobre un subregistro de casos de COVID-19 en Venezuela, donde según cifras oficiales solo hay 459 casos confirmados. Los científicos proyectan un pico de contagios de entre 1.000 y 4.000 casos diarios entre junio y septiembre. Cabello pidió en su programa Con el Mazo Dando que se investigara al gremio por generar zozobra en  la población.

“Para sus proyecciones recurrió a un modelo tipo SEIR, adaptado a condiciones locales, y utilizó información epidemiológica publicada por la Organización Mundial de la Salud, gobiernos y medios de comunicación de países que comenzaron a sufrir la enfermedad antes”, se justifica en la misiva.

Estos modelos, prosigue el  texto, que son utilizados hoy para proyectar casos de COVID19 en distintas partes del mundo, parten de ideas publicadas por A. G. McKendrick y W. O. Kermack, entre 1927 y 1933, y desarrolladas durante casi un siglo, para explicar y anticipar la propagación de enfermedades transmisibles (como influenza, ébola, VIH, dengue hemorrágico, malaria y rotavirus) y planificar su tratamiento.

Coordinación de esfuerzos públicos y privados

También compara las acciones emprendidas por gobiernos de otros países para reorganizar las actividades económicas, redistribuir gastos en los sistemas de salud, reorientar investigaciones e innovar, aprovechando recursos tecnológicos disponibles. Mientras en Venezuela esa redistribución no se conoce. Se subraya que en estas tareas, la coordinación de esfuerzos públicos y privados luce indispensable.

“Sin embargo, la publicación el 30 de abril de una lista de precios “acordados” por parte del gobierno preocupa no sólo por sus conocidos efectos nocivos sobre la producción, el empleo y la remuneración de los trabajadores, sino por sus efectos también conocidos sobre el surgimiento de sistemas informales de distribución de alimentos que, en las actuales circunstancias, pueden convertirse en nuevos focos de contagio”, se advirtió en el comunicado.

Si quieres saber más sobre este tema, lee también: