Tras dos años de cierre el CDI de Chuao vuelve a abrir sus puertas

LA HUMANIDAD · 30 OCTUBRE, 2020 22:22

Tras dos años de cierre el CDI de Chuao vuelve a abrir sus puertas

Texto por Félix Azuaje | @azuajefelix

Ver más de

Félix Azuaje | @azuajefelix

¿Cómo valoras esta información?

4
QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
2
QUÉ CHIMBO

Luego de más de dos años de inactividad debido a un “cierre temporal” por algunas remodelaciones, el gobierno de Nicolás Maduro finalmente anunció este viernes la rehabilitación del Centro de Salud Integral Salvador Allende, ubicado en la urbanización Chuao, en Caracas.

Dicho centro sanitario es una bandera para la Misión Barrio Adentro. Fue inaugurado en el año 2006 por el presidente fallecido Hugo Chávez y en julio del 2018 se conoció su cierre.

Posteriormente, el ministro de salud de Maduro, Carlos Alvarado, anuncia en enero de 2019 una inversión de 64 mil millones de bolívares para la rehabilitación y puesta en marcha de dicho centro. Hay reportes de que hasta junio del 2019 el CSI Salvador Allende seguía sin atender pacientes.

Durante varios meses ese lugar, donde funcionan un CDI y un SRI permaneció inactivo, sin señas de trabajo alguno. Ni siquiera se observaban vigilantes allí, lo que para muchos era una seña de que estaba abandonado.

Este viernes 30 de octubre durante el acto  de conmemoración de los 20 años del convenio de cooperación Cuba-Venezuela, maduro le dio un pase en vivo al gobernador del estado Miranda, Héctor Rodríguez, para que anunciara la reinauguración de dicho centro sanitario, después de estar cerrado desde el 2018.

Hasta ese año en ese CDI de Chuao se atendía un  promedio de 500 pacientes diarios y estaba a cargo de personal médico cubano, perteneciente al convenio suscrito entre Venezuela y la isla caribeña en el año 2000.

Plan de resistencia a 10 años

El evento contó también con la presencia virtual del presidente de Cuba, Miguel Díaz Canel, quien junto a Maduro acordó un Plan de Resistencia y Desarrollo de Cuba y Venezuela el cual tendría como plazo 10 años y su fin sería trabajar en conjunto para contrarrestar lo que consideran un ataque sistemático desde Estados Unidos contra ambas naciones.