Trámites y diligencias se retrasan o paralizan durante la cuarentena

LA HUMANIDAD · 10 SEPTIEMBRE, 2020 18:22

Trámites y diligencias se retrasan o paralizan durante la cuarentena

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

Ver más de

María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
7
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Diligencias en pausa. En casi seis meses desde que llegó el COVID-19 a Venezuela y se aplicó la cuarentena, muchos venezolanos han sido afectados por la paralización o el funcionamiento a medias de las instituciones.

La abogada Mery Narváez* contó que el cierre de las oficinas del Servicio Autónomo de Registros y Notarías (Saren) en Caracas desde marzo le impedía a sus clientes (comerciantes) iniciar operaciones con las empresas que tenía previstas.

Por eso, cuando a inicios de esta semana el ente anunció que 430 oficinas de registros y notarías que por la flexibilización ampliada de la cuarentena se incorporan a la jornada laboral (en Distrito Capital y 22 estados, excepto Amazonas y los municipios fronterizos) durante los días 8, 9 y 10 de septiembre, ella vio algo de luz.

Este jueves Narváez llegó a las 6:40 a.m. al registro mercantil ubicado en el Palacio de Justicia. Tenía más de 200 personas por delante que también esperaban por trámites. La fila terminaba en plaza Diego Ibarra.

Relató que el distanciamiento físico, una de las medidas fundamentales para reducir el riesgo de contagio de coronavirus, no se cumplió fuera ni dentro del registro.

Una vez en la oficina, la espera se hizo más incómoda por “la escasa ventilación, las precarias condiciones y los sistemas lentos”, contó a Efecto Cocuyo.

De acuerdo a lo que conversó con otros colegas, el último día de atención al público del Saren, “todos los registros mercantiles están presentando colas monumentales”.

Ella requería con urgencia registrar la firma personal de un cliente, documento que declara a un usuario como comerciante y le da derecho a usar un nombre comercial y asumir funciones que cumpliría cualquier empresa o sociedad mercantil.

“Desde el 13 de marzo los registros solo han abierto seis días, contando hoy (10 de septiembre)”, señaló la abogada que hizo casi nueve horas de cola para realizar la diligencia. Ahora le tocará esperar que vuelvan a abrir la oficina cuando toque en Caracas otra jornada de flexibilización de la cuarentena.

Retraso en los trámites

Una preocupación del abogado Enrique Herrera es cómo instituciones, incluyendo los registros, se encuentran “con una gran cantidad de trabajo acumulado“.

También señaló que varios usuarios se han quejado del cobro excesivo para, por ejemplo, inscribir un inmueble de compra-venta, para cualquier negociación.

Este tipo de diligencias no son las únicas que se ven afectadas por la cuarentena y el funcionamiento atípico de las distintas instituciones públicas.

María Morián explicó que necesita sacar su cédula de identidad, pero las oficinas del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime) siguen cerradas pese a la flexibilización de la cuarentena.

“No puedo hacer ningún tipo de trámites. Necesito gestionar mi pensión de vejez, gestiones en los bancos y no puedo por falta del documento de identidad”, expresó.

En Ciudad Bolívar, estado Bolívar, Tomás Hernández tiene meses tratando de descargar la certificación electrónica de su título que se hace a través del sistema de Gestión de Trámites Universitarios (GTU) del Ministerio de Educación Universitaria.

“Pero me informaron que el servidor se dañó y al parecer todos esos trámites se perdieron”, contó a través del canal de #CocuyoWhatsApp.

Para Soraya Rojas, egresada de la Universidad Central de Venezuela en 2019, el obstáculo está en que no ha podido solicitar sus notas certificadas y programas en la casa de estudios para luego apostillarlos y legalizarlos.