Trabajadores judiciales denuncian persecuciones del gobierno de Maduro ante el Pnud

LA HUMANIDAD · 1 OCTUBRE, 2019 16:33

Ver más de

Isabella Reimí │@isabellareimi

Foto por Mairet Chourio

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Amedrentamiento, persecución y amenazas. La Federación nacional trabajadores judiciales denunció este lunes, 30 de septiembre, ante el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud), la persecución política y acoso laboral por parte del gobierno de Nicolás Maduro a los empleados del sistema judicial que se sumaron a las protestas por mejoras salariales.  

El 26 de septiembre, los trabajadores adscritos la Dirección Ejecutiva de la Magistratura (DEM) y los magistrados jubilados protestaron por mejoras salariales en 14 estados de Venezuela. 

Emilio Negrin, presidente de esta Federación, precisó que los trabajadores han  recibido amenazas de despido, razón que los llevó a entregar un documento ante el Pnud en el que denuncian la violación de los artículos 44, 45 y 68 de la Constitución nacional, sobre el derecho a la manifestación pacífica y el respeto a la integridad del ciudadano. 

La Federación Nacional de Trabajadores Judiciales solicitan en el documento una medida de protección a los trabajadores y hacer supervisión de los tribunales. 

 

Denuncia ante la Pnud firmada por los trabajadores 

La calidad de la justicia está en detrimento 

Según Negrín, los bajos salarios asignados a los trabajadores públicos, equivalentes a menos de cuatro dólares al mes, han hecho que los trabajadores del sistema judicial migren o cambien de empleo. 

“Si en el 2007 habían 17 mil trabajadores en la DEM, hoy hay menos de 5 mil”, dijo Negrín luego de reconocer que esto ha generado, entre otras cosas, un retardo procesal de 80% de los casos en tribunales. 

“En Venezuela, no podemos ofrecer una administración de justicia de calidad porque el Estado nos lo impide.”, enfatizó.

Maria Elena Chegaral, coordinadora de la ONG de derechos humanos Movimiento Vinotinto en el estado Miranda, dijo que los trabajadores judiciales están “sobreviviendo con unas migajas”, y además “están siendo humillados y pisoteados por los directores” con amenazas arbitrarias de despido.

Los chambistas del sistema judicial

Los representantes sindicales manifestaron que los trabajadores también denunciaron que 1200 muchachos del programa oficialista Chamba Juvenil están incluidos en el sistema judicial en la dirección de seguridad, que es la encargada de proteger todas las instalaciones del poder judicial y controlan el traslado de expedientes.

“Estamos hablando de los casos de nuestros presos y perseguidos políticos, sin respaldo digital, que están en riesgo de perderse, ya que el sistema de administración de justicia no cuenta con tecnología necesaria.”, denunció Negrín.