Terminales públicos y privados de Caracas con baja afluencia de pasajeros al inicio de Carnaval - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 21 FEBRERO, 2020 18:02

Terminales públicos y privados de Caracas con baja afluencia de pasajeros al inicio de Carnaval

Texto por Isabella Reimí │@isabellareimi Fotos por Mairet Chourio

Ver más de

Isabella Reimí │@isabellareimi

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

“¿Carnaval aquí? Aquí no hay carnavales desde hace años”. Un pasajero dijo esta frase mientras esperaba su viaje a Valencia por motivos familiares. Este viernes, 21 de febrero, inició la temporada de carnavales después de que el mandatario Nicolás Maduro declarara este día de asueto. Mientras que otros años se esperaría que los caraqueños viajaran a todas partes del país para la celebración de las fiestas, un recorrido de Efecto Cocuyo por los tres principales terminales de la ciudad evidenció la baja afluencia de usuarios.

En el Terminal La Bandera, la estación de autobuses más grande del país, los vendedores de boletos esperan a que los pasajeros aparezcan. Sandra, una taquillera del terminal, solo había vendido dos boletos a Maracaibo a las 11 am de la mañana. En sus años de experiencia dijo que en otros años “ya habría llenado dos o tres autobuses”, pero todavía le quedan cinco autobuses para embarcar personas.

Uno de los empleados de la agencia Global Express dijo que el día se había caracterizado por el “poco movimiento”. Mientras que dos años atrás, lograban enviar dos y tres carros “full de pasajeros” para esta fecha, hoy en día solo partía una unidad al día para sus diez rutas. Cargó solo 30 pasajeros, que es la mitad de la capacidad de la unidad.

“Por lo menos el pasaje a San Antonio, si vas camino a Cúcuta, cuesta 1.020.000 bolívares, que no todo el mundo lo tiene, sobre todo si tienes que llevar a la familia”.

Taquilleros esperan en el Terminal La Bandera sin colas de pasajeros comprando sus boletos

Una meta que hoy se ve lejana

Yhilmer González, director general del terminal, informó que contaban con más de 130 unidades para el asueto.

“La meta es transportar a al menos 120 mil pasajeros para superar el récord del año pasado, en el que transportamos a 98 mil personas”.

Sin embargo, la meta se ve lejana. González dijo que hasta el mediodía la afluencia de pasajeros había sido baja y que esperaban aumentara para la noche. Xiomara Toro, del gabinete de servicios de la Alcaldía de Caracas, detalló en una rueda de prensa que en la mañana de este día festivo se habían vendido solamente 15 mil pasajes.

Las rutas con más demandas eran las cortas a ciudades como Maracay, Valencia y San Felipe, en Yaracuy. Los boletos a estos destinos tienen un costo entre 80 mil a 150 mil bolívares. Sin embargo, sus usuarios dicen que para estas rutas lo más complicado es conseguir el efectivo, ya que en su mayoría, los bancos dan 50 mil bolívares al día o a la semana.

Los destinos más cortos como Valencia y Maracay son los más concurridos en La Bandera

Sin dinero para disfrutar

Uno de los taquilleros de Aeroexpresos Ejecutivos, en Bello Campo, afirmó que este viernes de carnaval parecía “un día normal”. Como el resto de la semana, saldrán solo cinco unidades a Valencia, Maracaibo, San Antonio, San Cristóbal y Puerto La Cruz. De estos, solo los aerobuses con destino a Táchira viajarán con todos los puestos copados en la unidad, explicó el empleado.

El taquillero atribuye esta bajada a los precios de los pasajes. El pasaje para el destino más corto (Maracay) cuesta 285 mil bolívares y para el destino más largo (Santa Elena), 1 millón 570 mil bolívares.

La señora Elsa esperaba que en este carnaval muchas más personas viajaran. Por eso, en lugar de viajar por el terminar La Bandera, decidió acudir a la empresa privada y pagar 360 mil bolívares a la capital carabobeña.

Explicó que para iba visitar a su hija, que vive en esta ciudad, “nada que ver con el disfrute”, acotó. “Ni siquiera a la playa, porque no tengo dinero”, contestó.

Este viernes en la mañana el terminal de Rodovías, en Colegio de Ingenieros, también estaba casi vacío. En nada se compara a la época de diciembre en la que se hacían horas de espera en la cola por el autobús. En esta ocasión, los clientes también esperan porque solo sale un autobús al día por cada uno de sus cinco destinos: Carúpano, El Tigre, Puerto Ordaz y Maturín. Una empleada de Rodovías reconoció que había menos clientes en comparación con el Carnaval de 2019.

Uno de los conductores de los “por puesto” que viajan al oriente del país por 10 dólares cada pasaje, había esperado dos horas para llenar su carro, mientras que en otros años los carros se llenaban cada 20 minutos, explicó.

“Debe ser que la gente está comprando comida”, especuló.

De los pasajeros entrevistados la mayoría viajaba por razones familiares o laborales y nadie dijo que se iría “para el disfrute”