Solo el 2% de las denuncias de ataques físicos a periodistas son investigadas - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 27 JUNIO, 2019 16:26

Solo el 2% de las denuncias de ataques físicos a periodistas son investigadas

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Por: Emili Cabeza

Periodistas han sido víctima de amenazas personales, se les retienen sus equipos de trabajo y se estima que 19% de los comunicadores ha sido objeto de ataques a la integridad física. De las denuncias realizadas, solo el 2% están siendo investigadas, según lo refirió la profesora Mariela Torrealba, directora académica de Medianálisis.

Durante un foro realizado en la Plaza Alfredo Sadel, de Caracas, este 27 de junio, en conmemoración del Día del Periodista, Torrealba se refirió al perfil de los profesionales que laboran en los medios. Explicó que uno de cada cuatro periodistas que laboran actualmente en Venezuela no están graduados, dos de cada cinco son menores de 30 años y tres de cada cinco no están colegiados ni sindicalizados.

La docente de la Universidad Central de Venezuela y de la Universidad Católica Andrés Bello destacó que estos datos se corresponden con un trabajo realizado por  la asociación civil Medianálisis, que se dedicada al estudio de la comunicación en el país y para el cual  aplica cada año una encuesta a los trabajadores de los medios venezolanos.

En lo que se refiere a condiciones laborales, para la fecha de la encuesta, 75% de los periodistas tenían un ingreso equivalente a 4 salarios mínimos y el 45% de los encuestados no contaba con beneficios contractuales.

Además de Mariela Torrealba, participaron en la actividad la investigadora de comunicación política y políticas de comunicación del Ininco, Luisa Torrealba y el columnista y analista político Alonso Moleiro.

Desaparecidos y sancionados

Más del 60% de los medios en Venezuela han desaparecido y buena parte de los que aún permanecen son sancionados con elevadas multas, como es el caso de La Patilla, con la intención de asfixiarlos y producir su cierre, refirió la periodista Luisa Torrealba, luego de hacer mención de los continuos bloqueos que sufren los medios en la actualidad, para evitar que los ciudadanos tengan acceso a la información.

A pesar de las dificultades, Luisa Torrealba asegura que actualmente en el país se realiza un excelente trabajo por parte del gremio, especialmente en lo que se refiere al periodismo de investigación.

Moleiro, también expuso que “el ejercicio del periodismo implica comprender políticamente la situación actual del país”.

Celebración en la plaza

Este evento, organizado por el Colegio Nacional de Periodistas, inició con una misa oficiada por el sacerdote y también periodista Pedro Pablo Aguilar, seguido de una rueda de prensa por parte de la Junta Directiva Nacional del Distrito Capital y Miranda, y un foro denominado “Periodismo venezolano entre la ética y la censura”.

Asistentes al evento aprovecharon la liturgia para pedir por la liberación de los presos políticos como Jesús Medina y Rafael González, por el cese del hostigamiento en la Asamblea Nacional, y para evitar que continúen cerrando emisoras radiales y terminen las migraciones de periodistas.

Los panelistas concluyeron que el periodismo venezolano ha recibido todos los premios del mundo, pero tenemos un país desinformado. “El buen periodista es un transgresor de las barreras del poder, como el poder comunicacional o el poder de las mafias”, dijo Manuel Isidro Molina, expresidente del CNP, quien se encontraba en el lugar.

Este viernes 28 de junio, de 10:30 am a 12 del mediodía, tendrá lugar en el Centro Cultural Padre Carlos Guillermo, Plaza de la Universidad Católica Andrés Bello, una Open Class denominada: Libertad de expresión y acceso a la información en Venezuela, una visión desde el periodismo internacional, con la participación de Argelia Perozo, periodista, abogada y profesora de la UCAB y Guillermo De Olmo, corresponsal de @bbcmundo y @bbcworldservice en Venezuela.

Foto: Moris Rauseo