Celebran San Valentín con boda múltiple en Plaza Altamira

LA HUMANIDAD · 14 FEBRERO, 2022 20:03

Ver más de

Efe | @EFEnoticias

Foto por Efe

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Centenares de venezolanos celebraron este lunes el día de San Valentín con una boda múltiple realizada en la icónica Plaza Altamira, en el este de Caracas, donde diez parejas se casaron frente a unas 300 personas que los acompañaron y aplaudieron la valentía de las parejas que se «lanzaron al agua».

El evento, organizado por la Alcaldía de Chacao, uno de los cinco municipios que componen el Área Metropolitana de Caracas, sirvió para que parejas de todas las edades se comprometieran a estar juntos ante familiares, amigos y transeúntes que se detuvieron a apreciar la boda conjunta.

Las parejas fueron seleccionadas de manera aleatoria y recibieron el apoyo del gobierno local que se encargó del arreglo de las novias, la decoración del espacio y el brindis final.

Treinta y tres años de amor

Entre las historias más vitoreadas del acto destacó la de Antonio García y Mirian Aquino, una pareja que, tras 33 años viviendo juntos, decidieron formalizar su relación con una unión civil que hace tiempo tenían en mente.

«Ya lo habíamos planificado varias veces, no se nos había dado pero llegó el momento (…) El amor es lo más grande que nosotros tenemos, el amor es todo, sin el amor no tenemos nada», dijo a Efe.

García aprovechó la ocasión para instar a los más jóvenes a buscar su felicidad pese a la crisis que atraviesa el país.

«Yo me estoy casando a los 73 años y hoy en día me siento feliz, me siento satisfecho», aseguró García a Efe, minutos antes de recibir a su novia, vestida de blanco, y firmar su acta de matrimonio.

Joven pareja

En contraste, Breinner Vanegas y Bárbara Cisneros, ambos con 27 años, fueron la pareja más joven en unirse en matrimonio en este jornada en la que los organizadores cuidaron la bioseguridad de los novios repartiendo mascarillas y rociando antibacterial en sus manos, cada cierto tiempo.

Vanegas tildó la boda colectiva como un «momento inesperado» por las condiciones del sitio y aseguró que, pese a la crisis, «siempre es un buen momento» para el amor.

«Mi novia y yo estamos comprometidos, tenemos una relación desde hace diez años. Nos comprometimos hace un año y dos meses y a ella le gustan mucho los riesgos, las cosas inesperadas, y este era un momento ideal para hacer algo como esto», dijo a Efe.

Aseguró que «la crisis no tiene nada que ver con el amor, en cualquier lugar del mundo, frente una guerra o lo que sea, podemos vivir enamorados y podemos enamorarnos de cualquier persona, lo que hay es que abrir la puerta y simplemente va a llegar».

Celebración pública

Tras intercambiar alianzas, repetir la frase «te acepto y te recibo» y darse el esperado beso que selló cada unión, las diez parejas se comprometieron ante la ley.

En los alrededores, los curiosos aplaudieron, celebraron, derramaron algunas lágrimas y comentaron sobre este día, el primero de este tipo en realizarse en un espacio público del municipio Chacao, según reveló a los medios el alcalde Gustavo Duque.

El funcionario celebró poder hacer estas bodas públicas que no pudieron concretar el año pasado, por la pandemia, y agradeció a los comerciantes y emprendedores de la zona que apoyaron en la organización y realización del evento.