Provea exige que asesinato del capitán Acosta sea investigado por una comisión internacional

LA HUMANIDAD · 30 JUNIO, 2019 16:01

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El asesinato del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo debe ser investigado por una comisión internacional integrada por expertos independientes porque la Defensoría y la Fiscalía en Venezuela “no garantizan transparencia ni credibilidad”, advierte la organización dedicada a la defensa de los derechos humanos Provea.

“La comisión internacional debe establecer la responsabilidad de los autores materiales y los autores intelectuales. Hay una cadena de mando clara que involucra a Nicolás Maduro, al ministro de la Defensa (Vladimir Padrino López) y al jefe del Sebin (Gustavo González López). Estamos seguros de que las prácticas de tortura no se ejecutan sin que no tenga conocimiento este alto mando”, declara a Efecto Cocuyo el activista de derechos humanos y asesor de Provea Marino Alvarado.

Explica, que la Alta Comisionada de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, tiene la potestad para solicitar al consejo de derechos humanos de la ONU la designación de esta comisión internacional.

“El consejo puede elegir a los expertos o darle el mandato a Bachelet para que los nombre, ninguno puede ser venezolano”, precisa Alvarado.

Provea también pide al equipo técnico de Bachelet en Venezuela solicitar al “Gobierno de facto” de Nicolás Maduro constatar el estado de salud de los presos en los calabozos de la Dirección de Contrainteligencia Militar y del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, y una explicación sobre las denuncias de torturas presuntamente sufridas por el capitán Acosta Arévalo.

A juicio de Alvarado, el asesinato del capitán de corbeta confirma que la tortura es una política de Estado en Venezuela y encaja dentro de las competencias de la Corte Penal Internacional (CPI).

“La CPI investiga la comisión de delitos de lesa humanidad. En el caso del capitán tenemos dos delitos: la desaparición forzada y la tortura y en el marco del examen preliminar que hace la CPI sobre Venezuela estos casos confirman que existe un patrón”, señala.

Lea el comunicado de Provea completo aquí.

Foto: lapatilla.com

LA HUMANIDAD · 16 AGOSTO, 2022

Provea exige que asesinato del capitán Acosta sea investigado por una comisión internacional

Texto por Ibis Leon | @ibisL

El asesinato del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo debe ser investigado por una comisión internacional integrada por expertos independientes porque la Defensoría y la Fiscalía en Venezuela “no garantizan transparencia ni credibilidad”, advierte la organización dedicada a la defensa de los derechos humanos Provea.

“La comisión internacional debe establecer la responsabilidad de los autores materiales y los autores intelectuales. Hay una cadena de mando clara que involucra a Nicolás Maduro, al ministro de la Defensa (Vladimir Padrino López) y al jefe del Sebin (Gustavo González López). Estamos seguros de que las prácticas de tortura no se ejecutan sin que no tenga conocimiento este alto mando”, declara a Efecto Cocuyo el activista de derechos humanos y asesor de Provea Marino Alvarado.

Explica, que la Alta Comisionada de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, tiene la potestad para solicitar al consejo de derechos humanos de la ONU la designación de esta comisión internacional.

“El consejo puede elegir a los expertos o darle el mandato a Bachelet para que los nombre, ninguno puede ser venezolano”, precisa Alvarado.

Provea también pide al equipo técnico de Bachelet en Venezuela solicitar al “Gobierno de facto” de Nicolás Maduro constatar el estado de salud de los presos en los calabozos de la Dirección de Contrainteligencia Militar y del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, y una explicación sobre las denuncias de torturas presuntamente sufridas por el capitán Acosta Arévalo.

A juicio de Alvarado, el asesinato del capitán de corbeta confirma que la tortura es una política de Estado en Venezuela y encaja dentro de las competencias de la Corte Penal Internacional (CPI).

“La CPI investiga la comisión de delitos de lesa humanidad. En el caso del capitán tenemos dos delitos: la desaparición forzada y la tortura y en el marco del examen preliminar que hace la CPI sobre Venezuela estos casos confirman que existe un patrón”, señala.

Lea el comunicado de Provea completo aquí.

Foto: lapatilla.com

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO