"Pidió otra cerveza y le disparó en la cabeza", familiares de mujer asesinada en Petare - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 21 JULIO, 2015 15:59

“Pidió otra cerveza y le disparó en la cabeza”, familiares de mujer asesinada en Petare

Texto por Vanessa Arenas | @VanessaVenezia

Ver más de

Vanessa Arenas | @VanessaVenezia

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Vanessa Arenas / @VanessaVenezia

La niña de dos años juega con un bolso rosado de Hello Kitty. Sonríe y camina de un lado a otro. Ignora que su tía y prima esperan por el cuerpo de su mamá en la morgue de Bello Monte. Fabiola Méndez (25) fue asesinada de un disparo en la cabeza la madrugada del lunes 20 de julio. De acuerdo con sus familiares, el papá de esa niña de ojos marrones y cabello de rulos fue quien accionó el arma.

Méndez era la dueña de una tasca en La Bombilla, Petare. Se encargaba de abrirla los fines de semana de 12:00 meridiem a 12:00 de la noche, pero esa madrugada no alcanzó a cerrar el negocio. Rosi Duque, sobrina de Méndez, relata que la expareja de su tía, Alexis Sánchez (43), estaba en la tasca con un grupo de hombres. “Se levantó, pidió otra cerveza y le disparó. Es un psicópata. Queremos que se haga justicia”.

Un testigo del hecho cuenta que los hombres que acompañaban a Sánchez robaron el dinero que se había hecho ese día, además del celular y la cartera de la mujer que murió en el sitio.

Sánchez y Méndez vivieron 12 meses juntos en La Bombilla cuando la relación comenzó hace cinco años. “Pero empezó a maltratarla y cada quien vivía por su lado. Él se fue a El Valle. Hace siete meses se separaron definitivamente, pero él quería que volvieran. En Semana Santa la amenazó de muerte si no regresaban. Ella siempre le pedía a sus amigas o a nosotros que nos quedáramos en la casa por miedo y lo denunció. Ese loco tenía una orden que decía que no se le podía acercar, pero la incumplió”, dice Duque. Su pecho se pone rojo y se le salen las lágrimas.

La niña sigue jugando. Duque la carga para señalar unos raspones y morados que tiene en su brazo izquierdo y en la cara. “Fue ese hombre –el papá- que hace 15 días la cargaba en su moto y la dejó caer. La veía algunos fines de semana, pero siempre era un problema con los gastos porque no se los pagaba”.

Los familiares de Méndez hicieron la denuncia la mañana del lunes 20 de julio en la sede del Cicpc de El Llanito. Allí les dijeron que Alexis Sánchez se había suicidado tras asesinar a Fabiola. “Pero eso no es así. Tenemos conocidos que lo han visto en El Valle y le mandé unos mensajes por whatsapp y salió que los había visto…Lo que pasa es que él es familia de un Cicpc-“, dice Duque.

El lunes no pudieron sacar el cuerpo de Méndez ni les dieron el acta de defunción porque el registro en la morgue trabajaba hasta las 4:00 de la tarde. Este martes, los familiares alquilaron un taxi y llegaron a la morgue a las 7:00 de la mañana. Tres horas después aún continuaban en el lugar y el conductor del taxi les dijo que no podía seguir esperando. Para entregar las actas de defunción les dan unos números a cada familiar de un fallecido. Iban por el 4 y ellos tenían el 7. “De aquí salimos a la 1:00 de la tarde, si acaso. Ahí perdimos los reales del taxi, reales que no tenemos”, se lamenta otra de los familiares.

Rosi carga a la niña que ya se muestra fastidiada por una espera que no logra entender. La arrulla para intentar dormirla y ella se lleva el dedo pulgar a la boca y cierra los ojos. A los segundos los abre y, por primera vez en las tres horas que lleva allí, comienza a llorar…“Quiero a mi mamá”. Rosi la abraza y ahora las dos lloran.