Pedro Nikken: "Negociar no es un pecado, lo es mantener la situación que vive el país"

LA HUMANIDAD · 17 MAYO, 2019 19:15

Pedro Nikken: Negociar no es un pecado, lo es mantener la situación que vive el país

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

Ver más de

María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Espacios de entendimiento. Durante dos días, este 16 y 17 de mayo, el Palacio de las Academias fue el lugar de encuentro de distintos sectores de la sociedad civil que comparten un objetivo común: superar la crisis en Venezuela y lograr una convivencia en paz, donde se reconozca y respete al que piense distinto.

A juicio del expresidente de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos (CorteIDH), Pedro Nikken, para que esto sea posible es necesario que las partes logren vencer tres miedos principales: A entenderse con el otro, a no entenderse y a decir, en voz alta, que quieren entenderse.

“En los puntos extremos hay gente que no visualiza un desenlace de esto (que vive el país) sino con una victoria total y todo el que busca un entendimiento es visto como una especie de traidor (…) Eso es inaceptable porque el entendimiento es la esencia de la democracia (…) Negociar no es un pecado, lo que es pecado es matar gente, destruirse, mantener esta situación que está viviendo el pueblo de Venezuela”, dijo el abogado.

Gobierno y oposición

La vocera de la Plataforma de Diálogo Social y vocera del Movimiento Ciudadano Dale Letra, Mariela Ramírez, detalló que durante la primera sesión participaron “todas las fuerzas políticas del país, incluyendo al Gobierno”, sentados en la misma mesa, compartiendo reflexiones y escuchando a la ciudadanía. “Es un primer paso”, expresó.

Señaló que, desde el año pasado, un conjunto de organizaciones trabajan en la articulación de la ciudadanía con los poderes públicos a través de la Asamblea Nacional. A continuación, llamó a las fuerzas oficialistas a regresar al Parlamento “lugar del diálogo político” para iniciar realmente la solución de los problemas del país.

Por otro lado, Ramírez celebró los procesos de conversaciones entre el Gobierno y la oposición con el Grupo Internacional de Contacto y más recientemente con Noruega. Consideró que la compañía de la comunidad internacional puede representar una ventaja, pero recalcó que lo más importante es que ambas partes demuestren “voluntad política y compromiso” de los acuerdos.

Durante la reunión se realizó un recuento de los procesos de negociación históricos en el país, se debatió sobre técnicas de resolución pacífica de conflictos, la justicia transicional o  restaurativa, los desafíos de la transición y la necesidad de recuperar el voto para fortalecer la democracia.

Demanda de soluciones

La presidenta de Sinergia y vocera de Diálogo Social, Deborah Van Berkel, recalcó que actualmente en el país “hay dos grandes fuerzas chocando” en un conflicto político “que se está llevando por delante a los venezolanos”. Opinó que esa pugna no permite la solución real a los problemas de los ciudadanos.

Indicó que el espacio construido durante esos dos días de debate busca que puedan participar en él las dos fracciones políticas que se encuentran enfrentadas en la actualidad, pero advirtió que primero deben reconocerse y respetarse.

A los ciudadanos que se encuentran desesperanzados dijo Van Berkel: “En la medida en que fortalezcamos la demandada ciudadana para el entendimiento, haremos que los incentivos para el sector político sean mayores al responder a una agenda de cambio que prevalezca al ámbito de la confrontación”.

Valor de las instituciones

Este viernes la presidenta de la Academia Nacional de la Historia, Inés Quintero, aseguró que durante la jornada se constituyeron mesas de trabajo que tienen que ver con espacios concretos y específicos de convivencia.

Recalcó que durante el debate coincidieron en que la institucionalidad es un factor fundamental y también, discutieron sobre los escenarios electorales como espacios de entendimiento. Agregó que la convocatoria a participar en estos encuentros no es exclusiva a quienes se dieron cita en el Palacio de las Academias, sino que busca incentivar “a todos los que estén preocupados por el país”.

Fotos: María Victoria Fermín

Si quieres saber más sobre este tema, lee también: