Para Víctor Querales ser maestro lo hace ser mejor papá #DíaDelPadre - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 16 JUNIO, 2019 07:00

Para Víctor Querales ser maestro lo hace ser mejor papá #DíaDelPadre

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

Ver más de

María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Aunque ya pasó más de un año, Victor Querales recuerda bien el día en que su esposa partió a Chile en búsqueda de mejores oportunidades para la familia y él se halló solo en casa con Diego. Era un sábado de marzo del año 2018. Al día siguiente, mientras planchaba el uniforme escolar de su hijo, recuerda haber pensado: “Dios, se me viene algo grande”.

Su rutina cambió de inmediato. Levantarse a las 4:30 am, preparar todo para que el niño fuese al colegio, salir de la casa, dejarlo en el plantel, ir a la primera de las dos escuelas donde trabaja. Llegar en la noche, ayudarlo con la tarea, jugar, preparar el almuerzo y luego atender sus propias asignaciones de la maestría en gerencia que cursa. Dormir a golpe de 12 de la noche o 1:00 am para, unas horas más tarde, volver a repetir el proceso.

Pero además de todo eso, y hacer de médico cuando Diego se enferma, a Victor le ha tocado apoyarlo y animarlo durante el duelo que vive el niño por la separación temporal con su mamá. “Soy su amigo, su psicólogo, le digo que aquí estoy yo”, expresa.

Padres más involucrados

El educador confiesa que las circunstancias le han dejado más de un aprendizaje. Admite que con su primogénito Ricardo, quién ahora tiene 18 años de edad y vive con su mamá, la relación no fue tan cercana, e incluso también eso ocurrió inicialmente con su hijo menor. “Uno tiende a delegar muchas tareas a la mamá, por esa cultura machista el hombre tiende a ocuparse de otras cosas”.

Querales advierte que ser papá, más en la situación que vive el país actualmente, representa un gran desafío, que ha sido “complejo”. Sin embargo, para él que viene de un hogar con un padre ausente ha tratado de dar lo mejor de sí: “Es gratificante”, dice.

Con 40 años de edad, el actual subdirector del colegio San Judas Tadeo de Fe y Alegría considera que con el paso del tiempo los padres se han involucrado cada vez más en la vida de sus hijos. Así lo percibe al verlos participar mucho más en asambleas de representantes en el plantel y en las convivencias que organizan para fortalecer el lazo entre la escuela y la familia.

Personal masculino en las aulas

El padre de Ricardo y Diego cree que el ser maestro le ha ayudado para ejercer la paternidad, gracias al aprendizaje que le ha traído el trabajo con niños, niñas y adolescentes. 

Considera que su género también hace aportes importantes a su profesión, que históricamente es ejercida por mujeres. “A veces si el niño viene de una familia fracturada, un maestro puede llenar esas carencias, los alumnos te abrazan, a veces hasta te piden la bendición”, dice.

Para Querales el Día del Padre, que se celebra este domingo 15 de junio, va a ser muy especial: “El niño se va en julio a Chile y no lo voy a poder acompañar. No se en cuánto tiempo lo vuelva a ver y será muy duro. Quiero estar lo más que pueda con él y disfrutar ese tiempo”.

Foto: Iván Ernesto Reyes – @IvanEReyes