Onsa alerta sobre presencia de cocodrilos en Higuerote, Carenero y Río Chico

LA HUMANIDAD · 29 SEPTIEMBRE, 2021 15:04

Ver más de

Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez


¿Cómo valoras esta información?

56
QUÉ CHÉVERE
10
QUÉ INDIGNANTE
3
QUÉ CHIMBO

La Organización Nacional de Salvamento y Seguridad Marítima de los Espacios Acuáticos de Venezuela (Onsa) alertó sobre la presencia de cocodrilos en playas de Higuerote, Carenero y Río Chico, en el estado Miranda.

Este miércoles 29 de septiembre emitieron un comunicado en el que destacan el avistamiento de estos reptiles “en las rampas de instalaciones náuticas, muelles y espacios acuáticos en las costas de las poblaciones de Higuerote, Carenero y Río Chico”.

El vicecomodoro y secretario general de Onsa Venezuela, Luis Inciarte, asegura que su presencia puede responder al aumento de las temperaturas del agua de la Laguna Tacarigua, lo que hace migrar a este tipo de especie a lugares menos calientes.

“Solo los cocodrilos pueden vivir en agua salada o dulce debido a glándulas en sus bocas, mientras que los caimanes sólo pueden vivir en agua dulce”, resaltó Inciarte en el comunicado.

Resaltó que los cocodrilos “son más agresivos” que los caimanes. Se trata de animales carnívoros; durante su juventud se pueden alimentar de ranas, caracoles, peces pequeños, cangrejos y hasta de insectos.

“Los más grandes comen peces, ranas, reptiles, aves, carroña y diferentes tipos de mamíferos que se acerquen al agua”, destaca Onsa en su comunicado.

Recomendaciones si hay presencia de cocodrilos

Inciarte llamó a las personas que avisten cocodrilos en estas playas alejarse del agua y de inmediato comunicarse con los Bomberos del estado Miranda al número +58 (234) 474 1934 o “por VHF Marino canal 16 a la Capitanía de Puerto de dicha circunscripción acuática”.

También pide a la población evitar “la presencia de animales domésticos y de menores de edad (niños) cerca de cuerpos de agua salada, sin la debida supervisión de adultos”.

Recuerda que si avistan un cocodrilo no debe tratar de acercarse al reptil, manipularlo y mucho menos matarlo.

“Puede contactar a las autoridades con competencia en fauna silvestre o instituciones especializadas reconocidas, para la captura, resguardo y reubicación de los ejemplares que pudieran avistarse en la zona. No deben ser manipulados por personas sin experiencia; ni deben matárseles”, insistió el secretario general de Onsa Venezuela.