Luz Mely Reyes: Algo que destaca del periodismo venezolano es su capacidad de resiliencia

LA HUMANIDAD · 27 MAYO, 2021 18:43

Ver más de

Shari Avendaño | @shariavendano


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La directora y cofundadora del medio digital Efecto Cocuyo, Luz Mely Reyes, afirmó durante su intervención en las actividades congreso anual de la Asociación de Estudios Latinoamericanos (Lasa por su siglas en inglés) que el periodismo venezolano se ha destacado por su capacidad de resiliencia a pesar del desmontaje de la industria de medios.

“Algo que se ha destacado del periodismo venezolano en general es su capacidad de resiliencia, de reinventarse. Cuando empezó todo el desmontaje de la industria de medios, cuando cerraron medios en Venezuela, pues varios periodistas hicimos medios, otros fueron a medios digitales que hicieron otras personas. Hemos buscado distintas maneras de seguir haciendo lo que amamos”, dijo Reyes este jueves, 27 de mayo.

El pasado martes, 25 de mayo, se entregaron los premios Lasa Media Award. Luz Mely Reyes estuvo entre los 11 galardonados; también fue premiado José Luis Sanz, corresponsal en Washington de El Faro de Salvador, y María Teresa Ronderos, cofundadora y directora del Centro Latinoamericano de Investigación Periodística (Clip), quien recibió una mención honorífica.

Bajo amenaza

Durante su intervención, Reyes se paseó por los problemas que arropan el ejercicio del periodismo en Venezuela, especificó las tácticas de intimidación de las que son víctimas los comunicadores y los efectos que eso conlleva como la autocensura, el cambio de residencia, la censura propiamente dicha, detenciones arbitrarias, robo de equipos y pérdida del registro informativo.

Todo eso lo explicó de manera anecdótica y didáctica para llegar a lo que llamó la parte feliz de la historia: “Cuando cerraron medios tuvimos que reinventarnos y buscamos distintas maneras de hacer lo que amamos”.

En ese punto, contó cómo lo hacen y explicó las alianzas o las redes informativa que tejen con otros medios.

Citó el caso del naufragio ocurrido en Güiria en diciembre de 2020, evento en el que murieron 34 venezolanos que intentaban surcar aguas territoriales para ir a Trinidad.

“Creamos una alianza de medios con Fe y Alegría que tiene corresponsales en los lugares más recónditos del país, y los portales Crónica.Uno con experiencia en el reporterismo comunitario e Historias que Laten que escribe crónicas.

“Hicimos unas de las coberturas más exhaustivas de ese naufragio que se llamó Güiria duele, una frase que salió de la reflexión que hiciera la nuestra directora de Contenidos, Josefina Ruggiero”.

La periodista también habló de lo que denominó el combo PIM (Periodismo, Investigación y Memoria), “pues cada vez es más necesario que tengamos periodistas cubriendo lo que pasa en Venezuela y mucha gente entrenada para reseñar y documentar esos hechos. Ese es otro ejemplo de como en medio de la crisis hemos visto las oportunidades”, destacó.

Por su parte, José Luis Sanz, de El Faro, comentó que son tiempos “complicados” en los que en el medio de comunicación se ha sentido desde el punto vista estructural. “El actual gobierno que tiene solo 2 años (liderado por Nayib Bukele), ha generado un proceso y lidera un proyecto que no solo ataca el periodismo sino que está desmontando la democracia que emanó de los acuerdos de paz”, explicó Sanz.

El medio digital acaba de 23 años, proyecto que surgió con el compromiso de hacer periodismo independiente, un oficio “que nace de la duda, se alimenta del intento de comprender y creo que cada vez más camina a un ejercicio de diálogo”.

A la fecha, uno de los desafíos más grandes que atraviesa El Faro es el de resistir a las amenazas, presiones e intentos de silenciar su trabajo. Desde hace 10 años, el medio recibe amenazas, situaciones que han coincidido con la publicación de investigaciones que involucran a figuras de la política salvadoreña.

Periodismo colaborativo

La periodista María Teresa Ronderos, directora del medio de investigación transfronterizo, CLIP, explicó que este centro se creó para trabajar “hombro a hombro” con los periodistas. Si bien la iniciativa empezó sus operaciones hace 23 meses, han logrado hacer 15 investigaciones, en las que se han codeado con 55 medios de casi todos los países de América Latina.

Ronderos enumeró los retos que enfrenta CLIP como medio de comunicación, uno de ellos es construir historias que atraviesan la región, “que no se pueden contar en un lugar”. Como cuentan con un equipo pequeño, uno de sus grandes retos es “hacer tanta cosa con poco”: a la fecha, CLIP cuanta con un equipo de cinco personas. También uno de los retos que encontraron es tratar de seguirle el ritmo a América Latina.

Parte de la esencia del medio es acompañar a los periodistas. “El periodismo transfronterizo tiene una cosa un poco mágica, es difícil. Pero tiene unas satisfacciones muy grandes, la primera que uno siente que está acompañando a los periodistas. Hemos hecho investigaciones con periodistas que perdieron trabajos, estaban en un proyecto y siguieron con nosotros”, comentó Ronderos.

Puede ver la charla completa dando click aquí.