«La simple idea de un conflicto nuclear es inconcebible», así comenzó sesión de emergencia de Asamblea General de la ONU

LA HUMANIDAD · 28 FEBRERO, 2022 13:57

Ver más de

Albany Andara Meza | @AlbanyAndara


¿Cómo valoras esta información?

3
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La sesión de emergencia de la Asamblea General de la ONU convocada para este 28 de febrero comenzó con un minuto de silencio por las víctimas del conflicto entre Rusia y Ucrania, tras el cual Abdulla Shahid, presidente del órgano, expresó que la operación militar iniciada por los rusos en territorio ucraniano es incompatible con la Carta de las Naciones Unidas.

Posteriormente, el secretario general, Antonio Guterres, rechazó las acciones del presidente ruso, Vladimir Putin, quien puso en alerta sus fuerzas nucleares el pasado 27 de febrero. 

«La simple idea de un conflicto nuclear es inconcebible. Nada puede justificar el uso de armas nucleares. Nos enfrentamos a lo que podría convertirse en la peor crisis humanitaria en Europa desde hace muchas décadas», señaló. Aseguró que Rusia desafía abiertamente el derecho internacional al atacar a un país vecino y reiteró que la ONU no abandonará a Ucrania frente al conflicto. 

La posición de Guterres fue apoyada por el representante de la Unión Europea, Olof Skoog, que aseguró estar alarmado por la amenaza nuclear de Rusia. 

«Les pedimos que desescalen y vuelvan inmediatamente al nivel de alerta anterior de su arsenal nuclear», manifestó. 

Es la primera vez en décadas que se realiza una sesión especial de este tipo. En toda la historia de la Organización de Naciones Unidas, solo se ha organizado diez veces.

Este lunes se contempla la participación de 107 voceros de distintos países y organismos para discutir el conflicto ruso-ucraniano. Hasta el mediodía ejercieron el derecho de palabra los de Ucrania, Rusia, Unión Europea, Dinamarca, Francia, Reino Unido y Georgia. 

Cuestión de legitimidad

El representante de Ucrania ante Naciones Unidas, Sergiy Kyslytsya, comparó el ataque con el inicio de la Segunda Guerra Mundial y acusó al gobierno ruso de querer invadir su país.

«Por primera vez desde la creación de las Naciones Unidas hay una guerra en Europa. Esta guerra la eligió alguien que está en un búnker. Sabemos lo que le ocurrió a alguien que se escondió en un búnker en Berlín en 1945», dijo.

Afirmó que las tropas rusas atacan puntos civiles, incluyendo orfanatos y jardines de infancia. Así mismo, recordó que durante los primeros días de enfrentamientos se han registrado 16 muertes de niños y niñas ucranianos.

«Si Ucrania no sobrevive, la paz no sobrevivirá. Las Naciones Unidas no van a sobrevivir. No se sorprendan si se desmorona la democracia», declaró Kyslytsya.

También cuestionó la legitimidad de Rusia como miembro de la ONU y pidió levantar la mano a los países que votaron por el ingreso del país luego de la disolución de la Unión Soviética, en 1991. Culminó luego de la falta de respuesta. 

«Debo ponerme los anteojos, no veo ninguna mano alzada», puntualizó. 

La respuesta de Rusia 

Vasily Nebenzya, representante de Rusia ante la Asamblea General acusó a Ucrania de violentar los derechos humanos de la población de Donbás y Lugansk y de querer unirse a la OTAN para manejar armas nucleares. Igualmente, desestimó las noticias de los medios internacionales sobre la actuación de las tropas rusas. 

«Las acciones de mi país se están distorsionando. Hay un número abrumador de noticias falsas», apuntó. 

Indicó que las maniobras militares rusas son en legítima defensa y comentó que el objetivo no es ocupar Ucrania, sino proteger Donbás y Lugansk. 

«El despliegue de la infraestructura de la OTAN nos obliga a adoptar medidas. Extendimos la mano y sin ceremonia alguna nos la negaron y no atendieron nuestras inquietudes», expresó Nebenzya. 

Declaró que las fuerzas de Rusia no disparan a los civiles y responsabilizó a Ucrania por las muertes contabilizadas hasta el momento. 

«La amenaza para la población son los nacionalistas ucranianos que están usando escudos humanos», dijo.