Ingresan a trabajadores de Azul Positivo en un centro de salud por síntomas de COVID-19

LA HUMANIDAD · 23 ENERO, 2021 20:10

Ingresan a trabajadores de Azul Positivo en un centro de salud por síntomas de COVID-19

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo

¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Los cinco trabajadores de la asociación civil Azul Positivo detenidos desde el pasado 12 de enero fueron trasladados este 23 de enero a un centro de salud e ingresados tras presentar síntomas de COVID-19.

“Los cinco trabajadores humanitarios de Azul Positivo fueron trasladados a un centro de salud privado en el municipio San Francisco, Zulia. Se encuentran bajo observación médica por la presentación de síntomas de COVID-19”, informó la Comisión para los Derechos Humanos del estado Zulia (Codhez) la noche de este sábado a través de redes sociales.

Según Codhez, Johan León, Yordy Bermúdez, Layners Gutiérrez Díaz, Alejandro Gómez y Luis Ferrebuz se encuentran en habitaciones separadas recibiendo tratamiento ante los síntomas.

Un día antes, Codhez había alertado que los cinco trabajadores de Azul Positivo calificaban como casos sospechosos de COVID-19 y exigido que fueran evaluados por la Cruz Roja o enviados a un centro de salud. También había informado que funcionarios de la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim) les pidieron medicamentos a los familiares para que los trabajadores iniciaran un tratamiento.

La detención de los cinco trabajadores de Azul Positivo ocurrió el pasado 12 de enero de manera arbitraria, según organizaciones defensoras de derechos humanos, y encendió las alarmas de la sociedad civil y de movimientos como Amnistía Internacional, que los nombró presos de conciencia. Todos exigen su libertad plena.

Azul Positivo, orientada a la prevención del VIH y la ayuda a personas en situación de vulnerabilidad, asistió a más de 9.000 personas en Zulia solo durante el año 2020.

La organización forma parte de los socios humanitarios de la Organización de las Naciones Unidas en el Plan de Respuesta Humanitaria para Venezuela, junto al cual ejecutaban un programa de transferencias monetarias por el cual ahora les imputan supuestos delitos de manejo fraudulento de tarjeta inteligente o instrumentos análogos, legitimación de capitales y asociación para delinquir.