Familiares de presos políticos piden a Michelle Bachelet interceda para liberarlos

LA HUMANIDAD · 17 JUNIO, 2019 17:03

Ver más de

María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Madres, hermanos y esposas de presos políticos. En los últimos días, todos han imaginado que tienen frente a ellos a Michelle Bachelet, la Alta Comisionada de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, para contarle sobre sus familiares y las torturas a las que han sido sometidos.

Este lunes 17 de junio, los parientes —quienes son asistidos por la ONG Foro Penal—  pidieron a la funcionaria que se reúna con ellos «para que vea la realidad de una Venezuela que sufre», expuso Ana María Da Costa, hermana de Vasco Da Costa, quien está recluido en Ramo Verde. «Queremos que digan la verdad de lo que está pasando, que en el país sistemáticamente desde hace 20 años se persigue y se humilla a la disidencia», agregó.

Uno por uno, los familiares reiteraron los tratos crueles aplciados a los detenidos. La esposa de Pedro Berrío, uno de los 59 colombianos detenidos en un comando de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) de La Yaguara (Caracas) y quienes fueron acusados de paramilitares, pidió a la funcionaria «ponerse la mano en el corazón». Lisbeth Rivera agregó que se trata de hombres honestos injustamente encarcelados.

Piden ser escuchados

«Que por favor nos tenga en cuenta», pidió Ana Ortiz, madre de Ricardo Augusto Santiago Ortiz, detenido por la operación Manos de Papel. La mujer recordó que su hijo fue privado de libertad en noviembre del 2018 y aseguró que ya por el mismo caso fueron excarceladas más de 500 personas bajo los mismos cargos del joven, pero él y otros dos hombres aún siguen en el centro experimental Hombre Nuevo Simón Bolívar, anexo de la antigua cárcel de La Planta.

La señora Graciela Mogollón, mamá del doctor William Aguado —recluido en Ramo Verde desde hace un año y medio tras ser vinculado al caso de Óscar Pérez— se dirigió a Bachelet y le pidió que «como madre» se solidarice con lo que ella y las demás mujeres están viviendo. «Le pido la libertad de mi hijo», dijo mientras recordó cómo fue golpeado el galeno y ahora padece de los riñones.

Sandra Hernández, esposa del sargento Luis Bandres —uno de los militares sublevados en Cotiza el 21 de enero de 2019—, insistió en que «la tortura no es solo para los detenidos sino para los familiares».

En representación del Comité de Familiares de los Presos Políticos, Ofelia Aguado (hermana del doctor William Aguado), convocó a una actividad que realizarán el jueves 20 de junio en la avenida Francisco de Miranda, al lado del Centro Plaza, para continuar visibilizando su situación.

Liberación, cese de la persecución y accesibilidad

El director de la ONG Foro Penal, Alfredo Romero, recordó que a la fecha son 715 los presos políticos en Venezuela. Confirmó que tienen previsto reunirse con Bachelet «aunque no tienen fecha ni hora», y que la funcionaria también conversará con los familiares de los detenidos.

Aseguró que «es fundamental que en esta visita la Alta Comisionada exija la liberación total de los presos políticos». Recordó que más de 800 personas fueron excarceladas, pero con medidas restrictivas.

Romero también denunció el «efecto puerta giratoria«, ya que en el país «excarcelan personas pero encarcelan nuevas», por lo que consideró que Bachelet debe reclamar el cese de la persecución política a quienes oponen al gobierno de Nicolás Maduro.

El director de Foro Penal agregó que es necesario que a la Alta Comisionada se le permita el acceso real a las cárceles que están en condiciones de insalubridad, donde hay cuartos de tortura y «que tenga la posibilidad a la conversación directa, personal, libre con aquellos que se encuentran recluidos».

Señaló que la comisión que representaba a su despacho, la cual visitó el país hace varios meses, no pudo hacerlo ya que «fueron acompañados, custodiados y vigilados» por «agentes de seguridad del Estado».

Foto: María Victoria Fermín