Fallece adolescente en Caroní por las lluvias

LA HUMANIDAD · 4 SEPTIEMBRE, 2021 11:36

Ver más de

Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

Foto por Correo del Caroní

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Un adolescente de 15 años falleció en el municipio Caroní, del estado Bolívar, después de ser arrastrado por la corriente del río Ure, debido a las fuertes lluvias que azotan a gran parte de Venezuela.

El diario regional Correo del Caroní dijo que el cuerpo del jovencito fue hallado este miércoles 1 de septiembre por funcionarios de cuerpos de rescate.

Respondía al nombre de Alfonzo David Fernández Rengel. Su desaparición se reportó desde la tarde del martes 31 de agosto, cuando arreciaron las precipitaciones en esta localidad por el paso de las ondas tropicales en la zona sur del país.

Correo del Caroní resalta que murió en el intento de rescatar algunos enseres dentro de la vivienda de su familia, que quedó bajo las aguas en la vía a El Pao, parroquia Pozo Verde del municipio Caroní.

La corriente lo arrastró y su cuerpo sin vida fue localizado en el sector Puente de Hierro, según el diario regional que cita a los Bomberos del estado Bolívar.

Dos muertes en Anzoátegui

Este viernes se conoció el deceso de dos personas en el estado Anzoátegui, también producto de las inundaciones que en esta región ha causado el desbordamiento del río Neverí.

Entre las víctimas había una niña de 3 años y la otra persona era un hombre de 42 años. El cuerpo del hombre fue localizado en las riberas del Neverí, en el sector Mayorquín II y el de la infante en el sector Naricual, también en el lecho del afluente.

Ambos cadáveres los encontraron durante una inspección de Sigraed, Bomberos y Protección Civil este jueves 2 de septiembre. Las comisiones evacuaron a las personas que quedaron afectadas por las inundaciones de sus viviendas.

Incomunicados en Pozo Verde

Correo del Caroní también informó que seis sectores en la parroquia Pozo Verde quedaron incomunicadas por la caída de tres puentes ante el desbordamiento del río Ure. Esta es una parroquia rural donde 17 sectores están afectados.

Además, hay 400 personas damnificadas que perdieron sus viviendas por las inundaciones.