En Oriente no hay cirujanos que capten órganos para trasplante - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 27 NOVIEMBRE, 2015 09:00

En Oriente no hay cirujanos que capten órganos para trasplante

Texto por Maria Laura Chang | @marilachang

Ver más de

Maria Laura Chang | @marilachang

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Entre el 24 y el 25 de noviembre, la médico cirujano encargada de la procura de órganos para trasplante, Wendy Serrano, hizo un largo recorrido cuyo resultado final fue el de dos niños con una nueva oportunidad de vida: dos niños trasplantados. Serrano captó un órgano en el Hospital Domingo Luciani de Caracas y el otro en el Hospital Universitario Antonio Patricio De Alcalá de Cumaná. Para ello tuvo que subirse a un avión, en uno de los tantísimos viajes que realiza al año para conseguir los órganos de los donantes.

Su labor, que además de ser exigente, se complica porque en los hospitales de Oriente no hay cirujanos de procura de órganos y tanto ella como su colega del Área Metropolitana deben turnarse para atender los casos que se dan en esa región. Es una actividad extenuante, dice la profesional, y agrega que lleva 9 años como Coordinadora Quirúrgica del Sistema de Procura de Órganos y Tejidos (SPOT) de la Fundación  Venezolana de Donaciones y Trasplantes de Órganos, Tejidos y Células (Fundavene). “Esto no es cualquier trabajo, requiere de paciencia y de mucho cariño”, refiere Serrano.

Doctora Wendy Serrano

Es por ello que la doctora asegura que los 14 médicos expertos que están dentro del SPOT tienen un gran corazón. “Es un trabajo de hormiguita conseguir y enamorar a un cirujano para que se preste a hacer esta actividad debido a que no son operaciones electivas de esas que puedes decir: `Voy para allá después de almorzar` tienes que estar disponible los 365 días del año a cualquier hora”, comenta Serrano.

Para lograrlo, la médico explica que debe hablarle a los candidatos, además de la importancia de la labor, de un incentivo económico y eso está fallando. “Para yo mover a alguien que deje de hacer una actividad sin preocupación y sin estrés y tenga tiempo para su familia, tengo que hablarle de incentivos económicos y yo se que no suena agradable decirlo, pero hay que decirlo”, destaca.

Vuelos, taxis, órganos, vidas

Una vez que a través del 0800- fundavene aparece un posible donante en el interior del país o en una zona donde no haya cirujano, se activa el SPOT. “Se crea una alerta y desde Fundavene se busca el itinerario de vuelos para el lugar, en este caso fue Cumaná, tanto el de ida como el de venida”, refiere.  Explica que ya anticipadamente se conversó con las líneas aéreas para darle la prioridad, apartar los boletos y programar los viajes. Después, si la familia dice que sí dona, el cirujano va al aereopuerto y de allí al hospital.

“Precisamente por la baja oferta de vuelos y de itinerarios especialmente al interior del país, entonces anticipadamente se cuadró la logística del traslado”, indica, y en el caso de ser una región más cercana como San Juan de los Morros, Mariara o La Guaira, ya se ha establecido un convenio una linea de taxis privada. “Me llevan desde el lugar donde estoy al sitio, realizo la operación y allí el taxista me tiene que esperar para que una vez con el órgano regresemos a Caracas”, señala Serrano.

De cómo influye la falta de cirujanos en todo el proceso, la doctora insiste en que aumenta el riesgo de que un donante se pierda. “El hecho de que el cirujano que vaya hacer esa procura tenga que trasladarse y haya que esperarlo para la operación, con la condición de inestabilidad hemodinámica que caracteriza a los donantes, podría culminar en una parada cardíaca precoz”, dice.

En Venezuela hay hospitales que son generadores de donantes que coincidentemente son los que están bien informados y bien educados en materia, aclara Serrano. “En donde hay alguien del sistema que les recuerda la necesidad de los donantes y están pendientes en las terapias intensivas en las salas de traumashock y emergencia para reportarlo hay más donantes y allí debe haber también un cirujano que los extraiga”, agrega la doctora.

La tasa de donaciones es la misma que la tasa de la procura según indica Serrano y aunque le cuesta precisar cuantas operaciones de este tipo realiza al año, insiste en que es una multifactorial. “Hay semanas donde de repente yo puedo hacer tres procuras o pero también meses donde a penas hago una”, comenta. Todo depende de la cantidad de donantes.

Para más información sobre trasplantes visita: http://www.ontv-venezuela.org/