El jazz suena más triste hoy por la muerte del maestro Víctor Cuica

LA HUMANIDAD · 26 DICIEMBRE, 2020 19:40

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

7
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
12
QUÉ CHIMBO

Ese corazón grande, que le hizo ganar amistades de toda la vida; que hablaba a través de la música y que llenó de tanta vida la noche y escenarios caraqueños paró la madrugada de este sábado 26 de diciembre. El jazz suena hoy más triste con la muerte de Víctor Cuica.

A los 71 años de edad se va el maestro Cuica, un hombre que soñó con la música y la hizo realidad hasta convertirse en uno de los más reconocidos jazzistas del país en tiempos en los que las grandes bandas del género sonaban distantes al valle de Caracas.

Víctor Cuica es sinónimo de la bohemia caraqueña. Sabana Grande, Juan Sebastián Bar, locales nocturnos, saben de su impronta. Pero también llevó su saxo a la provincia y de pronto sorprendía en un hotel de Margarita. Igual pasó con sus notas por Nueva York, al lado de grandes como Tito Puente, o Aruba, Alemania, España.

Tenía una legión de amigos que cultivó desde sus días adolescentes en San José, donde vivía en una casa que fue centro de atención en los años 70, cuando ocurrió una de las dos fugas del cuartel San Carlos y 23 presos ganaron la calle desde el baño su residencia. Entre ellos Gabriel Puerta y Francisco Prada.

El cineasta Iván Zambrano, parte de ese grupo de amigos de toda la vida, hoy lo llora junto con muchos más y  lo recuerda como “el alma de la fiesta, de gran calidad humana, virtuoso de la música”.

Consagrado como el mejor saxofonista, Cuica entendía el jazz como un género que podía ir más allá de la música. “…Tu agarras un tema y lo improvisas. Pero para hacerlo, hay que nutrirse bastante. Si vas a ser jazzista, tienes que practicar muchas escalas, muchos solos, escuchar a los buenos jazzistas para estar preparado para la improvisación”, definía en una entrevista en la Revista Exclusiva.

Fuera del pentagrama, también ganó aplausos como protagonista en varias películas por los años 80.  De cómo Anita Camacho quiso levantarse a Marino Méndez, Cóctel de camarones, Se solicita muchacha de buena presencia y Motorizado con moto propia, Soy un delincuente, son algunas de esas producciones.

Willian López, presidente del grupo teatral Rajatabla, lo despide con un venezolano que ”siempre se levantó por más dura que hubiese sido la caída”.

En la redes sociales abundan las expresiones de cariño hacia Cuica. “Compositor e intérprete, reconocido por su innovación en la fusión del Jazz con la música afro-caribeña. Una bella persona, un gran amigo y con un gran sentido del humor”, dice Henrique Lazo, director de cine y comediante.

Desde este sábado deja de latir el corazón del saxo venezolano y queda el legado de una vida en clave de jazz.

Los restos del maestro Cuica serán velados en la funeraria Vallés, ubicada en la avenida Los Jabillos, en La Florida.

Foto: El Nacional

Si quieres saber más sobre este tema, lee también: