Docentes de Barbacoas exigen mejoras salariales y cumplimiento de contrato colectivo - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 15 OCTUBRE, 2020 16:23

Docentes de Barbacoas exigen mejoras salariales y cumplimiento de contrato colectivo

Texto por Antonella Freites Franco | @antonellanff

Ver más de

Antonella Freites Franco | @antonellanff

¿Cómo valoras esta información?

5
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Con pancartas y consignas un grupo de docentes activos y jubilados protagonizaron una protesta pacífica en Barbacoas, estado Aragua.

Los maestros exigieron mejoras salariales y el cumplimiento de su contrato colectivo. Este jueves 15 de octubre los profesionales marcharon en compañía de la comunidad y representantes que se han abocado a las protestas con el gremio.

La manifestación se desarrolló desde la entrada del pueblo. Comenzó en El Samán y caminaron por el paseo Libertad hasta llegar a la plaza Bolívar de Barbacoas, donde entonaron el himno nacional y ofrecieron unas palabras en apoyo por la lucha de sus derechos laborales.

Ana Yumira Montes, dirigente sindical de Simprotec del municipio Rafael Guillermo Urdaneta, dijo a Efecto Cocuyo que los maestros permanecen en las calles de manera pacífica porque deben sobrevivir con un “sueldo de hambre y de miseria”, además denunció que no cuentan con el seguro funerario ni  HCM.

“Las contrataciones colectivas las pisotearon, tanto que trabajaron los sindicatos para tener los contratos colectivos y eso no lo están respetando, ni el Ministerio de Educación, ni el gobierno. Por eso estamos en protesta pacífica, como también mucha gente en la calle, como los representantes. A ellos les duele que los niños no están viendo clases, pero también les duele que muchos no pueden mandar a sus hijos porque no tienen uniformes, zapatos; tampoco logran comer, entonces la situación país no permite que nosotros regresemos a las aulas con este sueldo tan deteriorado”, dijo.

Montes, quien ejerce su profesión desde hace 27 años, expresó que el salario que recibe mensualmente no le alcanza para comprar nada. En su caso tiene estudios de postgrado y es docente de sexta categoría; sin embargo, su salario es de Bs. 900.000. Indicó que los docentes con menos años de servicio reciben quincenas entre Bs. 600.000,  y 400.000. “Esto ya no lo aguantamos”, explicó.

“Nosotros en el sur de Aragua nos organizamos las instituciones nacionales, estadales y esta es la segunda protesta que protagonizamos. Ahora estamos esperando lo que nos diga la coalición sindical”, añadió.

 

¿Qué dicen los educadores de Barbacoas?

Ana Rodríguez* tiene 12 años de servicio y se destaca como docente de educación primaria. La educadora dijo a Efecto Cocuyo que  salió a recorrer las calles de Barbacoas junto a sus compañeros por un salario digno y que le alcance para poder cubrir los gastos de su casa y de su familia.

“Nosotros tenemos años de estudios, somos los que estamos todos los días en las escuelas inculcando a los jóvenes para el país de mañana y no tenemos un salario digno. El ministerio prácticamente nos ha puesto por el suelo con este salario de hambre. Nosotros no tenemos seguro, no contamos con HCM, por eso estamos en protesta porque queremos un salario digno”.

La escuela donde trabaja se encuentra en uno de los sectores más críticos del pueblo, en El Universitario, donde la población padece de “pobreza extrema” y cada cierto tiempo reciben ayuda internacional por parte de algunas organizaciones no gubernamentales que se responsabilizan de la alimentación de las personas más vulnerables.

“Asistimos el 16 de septiembre a la escuela y  se encontraba en condiciones infrahumanas, los obreros también están de paro porque exigen un mejor salario. Además el tema de la pandemia, la escuela no cuenta con materiales  ni para limpiar los salones. Estamos trabajando a distancia, pero se nos hace difícil porque la mayoría de los representantes no cuentan con teléfonos, los docentes tampoco. La directora puso como alternativa que nos presentáramos en la escuela dos o tres días y nos viéramos en entrevistas con los niños, pero no lo aceptamos porque si estamos en pandemia estamos arriesgándonos y podemos contagiar a nuestros niños y a nuestras familias”.

Rodríguez denunció que no cuentan con las medidas de bioseguridad para asistir al plantel, además de que la directiva no les aporta ni un tapabocas. Actualmente los educadores se encuentran en rechazo de incorporarse al inicio de clases hasta que les den respuesta sobre la rectificación de un salario digno. 

No hay condiciones para la educación a distancia

El profesor Ali Fortoul señaló que a pesar de contar con un dispositivo inteligente para impartir las clases a sus estudiantes, denuncia que la educación a distancia no es viable porque en su caso los representantes no cuentan con las herramientas necesarias para recibir las actividades y las indicaciones de las evaluaciones.

“Yo trabajo nada más con el teléfono, no tengo computadora y los estudiantes en su mayoría tampoco cuentan con estas herramientas. Otro factor es que los representantes no están preparados para ver clases a distancia. Los padres solo le hacen las tareas a los muchachos y esto no es viable. Se le hace difícil a uno que el niño aprenda en el salón de clases, imagínate a los padres explicarles desde casa”, detalló.

La dirigente sindical Ana Yumira Montes también indicó que no hay condiciones para un proceso de aprendizaje a distancia. En la localidad de Barbacoas las fallas de Internet son constantes y no todos los docentes y estudiantes cuentan con un servicio de calidad.

“No todos los docentes y representantes cuentan con teléfonos inteligentes para impartir clases a distancia. No es tan fácil como dice el ministro de educación, porque nosotros no contamos con una buena comunicación, hay constantes fallas eléctricas y además es difícil conseguir a un representante que tenga la disponibilidad el tiempo y el conocimiento para enseñarle al muchacho en la casa”, refirió.

El gremio de docentes del sur de Aragua señaló que hasta que no obtengan una respuesta positiva, no respeten el salario, la contratación colectiva y todo lo que han conseguido durante años, no regresarán a las clases y continuarán en la calles exigiendo sus derechos de manera pacífica.

Foto: Cortesía