Detienen a joven como presunto responsable de un linchamiento en Los Ruices

LA HUMANIDAD · 6 MAYO, 2016 08:22

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La víctima fue Roberto Josué Fuentes Bernal, de 42 años de edad. Murió el miércoles 6 de abril en el hospital Miguel Pérez Carreño por un edema pulmonar resultado de las quemaduras en 70% de su cuerpo. La tarde del 4 de abril había sido atacado por una multitud que lo golpeó, lo pateó y finalmente lo quemó vivo.

Por este hecho, el Ministerio Público imputará en las próximas horas ante el Tribunal 31º de Control del Área Metropolitana de Caracas a Maickol Alejandro Jaimez Veroes (23) luego de haber sido detenido por las autoridades. A Jaimez se le señala de ser el presunto responsable de la muerte de Roberto Fuentes.

Mediante una nota del MP, se informó que el fiscal 35° del AMC, Regino Cova, será el encargado de imputar al joven «por la presunta comisión de delitos contemplados y sancionados en la legislación venezolana».

La versión que maneja la Fiscalía es que la tarde del 4 de abril, Fuentes Bernal fue emboscado por un grupo de personas, quienes sin mediar palabras lo habrían agredido y seguidamente lo rociaron con gasolina y con un yesquero lo incendiaron hasta causarle graves heridas que en apenas dos días le provocaron la muerte.

Una investigación coordinada por el fiscal del caso y ejecutada por funcionarios adscritos al Grupo de Trabajo Autodirigido (GPA) de la Dirección de Investigaciones de Delitos Contra la Vida y la Integridad Psicofísica del Cuerpo de Investigaciones, Científicas Penales y Criminalísticas, dio como resultado la participación de Jaimez Veroes en el hecho.

Fue capturado este jueves 5 de mayo en El Llanito, parroquia Petare, en atención a una orden de aprehensión solicitada por el Ministerio Público y acordada por el citado juzgado.

En un reportaje realizado por Efecto Cocuyo se pudo obtener una versión que señala que “él quería auxiliar al señor y lo acusaron a él de ser el ladrón. Hubo mucha confusión y, aunque pidió clemencia, que no lo atacaran, a nadie le importó», exclamaron sus parientes. La víctima presuntamente pudo contarle al médico tratante su versión de lo que había ocurrido.

Foto: Referencial