Del clamor a la cárcel: así avanzó el caso de la joven que sufrió abuso en Argentina

LA HUMANIDAD · 5 FEBRERO, 2021 14:56

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo

Foto por Policía de la Ciudad (Argentina)

¿Cómo valoras esta información?

22
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La presión en redes sociales y en la calle consiguieron que las autoridades argentinas ordenaran prisión preventiva para Irineo Humberto Garzón Martínez, el comerciante acusado de drogar y violar a una joven venezolana a finales del mes de enero. Primero tenía permitido esperar el juicio en libertad, sin embargo la decisión generó indignación y consiguió que el caso de visibilizara más.

Para que el violador fuera enviado a la cárcel y las autoridades pidieran una medida de protección para la joven, tuvo que pasar mucho. A continuación, lo que debe saber sobre el caso de la muchacha venezolana que sufrió abuso sexual en Buenos Aires (Argentina).

Lo ocurrido

La víctima, de 18 años, sufrió el abuso cuando acudió al local del agresor con quien se contactó por redes sociales. Este le pidió acudir a una entrevista laboral en un local de la calle Paso al 600, en el barrio porteño de Balvanera, en Buenos Aires.

Aunque Garzón Martínez le había solicitado a la víctima verse con ella en la noche para acordar en una cena el trabajo, ella no quiso y por eso al día siguiente acudió a la tienda donde de inmediato comenzó a trabajar. Sin embargo, durante la jornada el hombre le dio una gaseosa con algún tipo de droga y abusó de ella, según relató La Nación.

El caso quedó en manos del Juzgado Criminal y Correccional número 15, a cargo de la jueza Karina Zucconi. Se le imputó el delito de “abuso sexual simple” y fue puesto en libertad por no tener antecedentes penales.

Indignación

El 28 de enero, la comunidad venezolana tomó varias calles de Buenos Aires para protestar en solidaridad con la connacional víctima de violación. Los manifestantes exigieron la detención del comerciante.

“Nosotros pudimos salvar su vida, pero no su integridad, por eso pedimos a fiscales, jueces y autoridades de la Nación justicia, porque el violador está libre. Señora jueza, usted juró por Dios y la Patria defender a las víctimas; entonces, defienda a mi hija”, dijo Thays Campos, la madre de la víctima, que se acercó al lugar y con la voz quebrada leyó una carta en la que relató lo padecido por su hija, según reseñó La Nación.

Se agrava el delito

El mismo día de la protesta, el 28 de enero, La Nación informó que la jueza Karina Zucconi procesó a Garzón por un delito más grave que el que se le imputaba al inicio: abuso sexual agravado con acceso carnal.

Pese a esto seguirá en libertad, aunque ahora le prohibieron salir del país, acercarse a la víctima y le embargaron bienes por un monto de 900.000 pesos argentinos, poco más de 10.000 dólares estadounidenses.

El diario argentino aseguró que con el cambio de la imputación, el sospechoso enfrenta una pena de cárcel de entre seis a 15 años, si lo condenan por el abuso sexual.

Apelan libertad de Garzón

Dos días después de la protesta en Buenos Aires, el 30 de enero, dos fiscales apelaron la polémica decisión de dejar en libertad a Garzón. En una presentación conjunta, ambas procuradoras reclamaron la revocación del beneficio de la libertad otorgado al acusado como “el único medio útil para asegurar los fines del proceso, la integridad de la víctima y el cumplimiento de los compromisos del Estado argentino en el ámbito del derecho internacional de los derechos humanos de las mujeres”.

Las fiscales Silvana Russi y Mariela Labozzetta reclaman, en cambio, la prisión preventiva del acusado y en su apelación hicieron hincapié en la importancia que tiene el relato de la víctima, “cuya vida e integridad debe ser preservada, ya que es lo prioritario”.

Protección para la joven y cárcel para Garzón

La Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia argentina pidió protección urgente para la joven el pasado 3 de febrero. Señalaron que valoran su situación como de “altísimo riesgo psico físico y emocional”.

La Oficina de Violencia Doméstica escuchó los alegatos de la joven y consideró que presenta “un cuadro de estrés pos-traumático, trastornos del sueño, presencia de pesadillas, ansiedad, conductas de aislamiento social, instrospección, temor al afuera y prevalencia de sentimientos de culpa”.

De Garzón señala que evidencia un patrón de comportamiento a repetición”, ya que “habría ejercido conductas similares con otras mujeres”.

El pasado jueves, la Cámara de Apelaciones de Argentina revocó la libertad de Irineo Garzón. En las redes sociales circularon fotos y videos de la detención del comerciante. Fue apresado a las 3:45 p.m. en la casa de su hermana.

“No es venganza, es justicia”

Thays Campos, la madre de la joven, dijo a La Nación que estaba muy contenta por la decisión y que este es “solo un primer paso” para lograr poner preso a Garzón. Comentó que la medida tomada por la justicia argentina “no es venganza, es justicia”.

Mi hija hoy por lo menos pudo sonreír, después de muchos días de estar muy mal hoy esta feliz por la decisión que tomó la cámara, puesto que era el trabajo que debería haber hecho desde un principio la Justicia”.