Declaraciones de alcaldes colombianos impulsan mensajes xenofóbicos

LA HUMANIDAD · 11 MARZO, 2021 18:58

Declaraciones de alcaldes colombianos impulsan mensajes xenofóbicos, según ONG bogotana

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Tras el asesinato del policía colombiano Edwin Arnoldo Cano Gómez y las posteriores declaraciones de la alcaldesa de Bogotá, Claudia López,  impulsaron las publicaciones xenófobas o de discriminación en un 576 % y las publicaciones de integración en un 1.152 % en Colombia, con respecto al promedio diario del mes, según un monitoreo de la plataforma Barómetro de Xenofobia.

Todo ello se suma a otras declaraciones consideradas xenófobas, como las realizadas el 10 de marzo por el alcalde de la población de Envigado, Braulio Espinosa.

Barómetro de Xenofobia es una plataforma colombiana que sistematiza, analiza y difunde como información pública el resultado del análisis de las conversaciones en Twitter, páginas web y medios de comunicación sobre la población migrante venezolana en Colombia.

Su objetivo, indica su perfil en internet, es “incidir en los imaginarios sociales y el lenguaje negativo que provoca o viraliza mensajes de odio y rechazo en línea hacia personas provenientes de Venezuela”.

Según un comunicado que difundieron en su portal, Barómetro no solo busca entender las dinámicas de la conversación sobre migración en línea sino además generar alertas tempranas cuando surjan conversaciones de odio hacia la población migrante.

Las declaraciones del 11 de marzo

El día 10 de marzo la alcaldesa de Bogotá hizo una publicación en Twitter, en el que comunicaba  que un policía municipal de Bogotá había fallecido en un enfrentamiento con dos migrantes venezolanos. El encuentro se produjo a partir de una requisa a dos individuos quienes, según las declaraciones de Claudia López, reaccionaron disparando. En el hecho falleció uno de los policías y uno de los agresores; el otro agresor fue capturado.

El día 11 de marzo la funcionaria señaló ante medios de comunicación que, si bien en Bogotá se respetaban las medida del gobierno nacional, es necesario darle “garantías” a los colombianos y denunció el incremento en la violencia en la capital por parte de los migrantes venezolanos.

¿Cómo reaccionaron las redes ante este anuncio?

“Los mensajes de xenofobia aparecieron primero, pero los mensajes de integración fueron más. La relación entre migración y crimen creció exponencialmente”, destacó la publicación de Barómetro. 

Aseguran que los mensajes de xenofobia contra la población migrante fueron los primeros en aparecer. El mismo día de la publicación del trino la cantidad de publicaciones discriminatorias habían aumentado en un 576 % con respecto a su promedio diario del mes de marzo.

Al día siguiente, el día de las declaraciones ante los medios de comunicación, destacan que  la cantidad de mensajes de xenofobia se mantuvo casi al mismo nivel que el día de la publicación del trino.

Sin embargo, los mensajes de integración terminaron imponiéndose en cantidad. “En total los mensajes de integración terminaron siendo más del doble que los mensajes de xenofobia. El gráfico 1 muestra que para el 11 de marzo los mensajes que contenían mensajes de integración hacia la población migrante superaron la cantidad de mensajes de xenofobia. Las publicaciones de integración aumentaron en un 1152% con respecto a su promedio diario durante el mes de marzo”, afirmaron.

Un hecho preocupante es que los mensajes que relacionan a migrantes con hechos de seguridad o crimen aumentaron exponencialmente a partir de las declaraciones.

Las publicaciones que vincularon a migrantes con seguridad aumentaron alrededor de un 1800% con respecto al promedio diario del mes. Desde el Barómetro de Xenofobia identificaron que muchos de los mensajes a favor de la integración de migrantes fueron respondidos con mensajes que vinculaban a migrantes con el aumento de la criminalidad.

“Combatir la xenofobia comienza por asegurar que las voces de personas que ocupan cargos de liderazgo público no abran la más mínima posibilidad a validar la deshumanización de las personas migrantes. Es más, no podemos normalizar que palabras como plaga y ratas sean predominantes en la conversación en línea y menos que se utilicen las declaraciones de Alcaldes y Alcaldesas para avalar estas afirmaciones” agrega Alejandro Daly, Coordinador Nacional de El Derecho a No Obedecer.