“Para nosotros él es un santo”, dice Douglas Piña al señalar una fotografía opaca y amarillenta del doctor José Gregorio Hernández, que posa sobre su cabeza. Encima de la foto, ubicada de una repisa de vidrio, hay dos estatuillas y un busto también, del llamado médico de los pobres. La farmacia Amadores de La Pastora es punto reconocido de Caracas porque frente a ella murió hace 100 años el venerable doctor.

“Es una foto original de él. La trajeron en la década de 1950 y se quedó en la farmacia”, comenta mientras apunta con el índice derecho al retrato.

Junto a esta fotografía, con la inmortalizada pose del aclamado médico: traje negro, corbata, sombrero de mismo color y los brazos en la espalda, están pequeñas piezas metálicas como ofrendas al doctor.

“Las traen para acá, dicen que corresponden a milagros”, afirma Piña.

Quienes pasan frente por la esquina de Amadores murmuran palabras sobre el venerable médico. Las paredes de la farmacia cuentan con placas que reconocen el lugar como patrimonio de la ciudad y en frente se encuentra un mural con la figura de Hernández.

Piña ha estado adelante de la farmacia durante más de 25 años. Es normal que los curiosos pasen preguntando “¿Acá murió José Gregorio Hernández?”, responde afirmativamente y cuenta la popular historia de la trágica muerte del médico:

Murió al ser arrollado por un vehículo, en la esquina de Amadores. Golpeó contra un poste y luego su cabeza fue contra el suelo. Fue llevado al Hospital José María Vargas, pero falleció en la sala de emergencias, el 21 de junio de 1919. El choque fue justo al frente de la farmacia de donde venía de comprar unos medicamentos.

Aunque provenía de Trujillo, La Pastora lo celebra como propio, porque José Gregorio Hernández hizo la mayoría de su vida en esta parroquia al oeste caraqueño. Los lugareños identifican la esquina con el nombre del popular médico:

“¿La esquina de Amadores? es por allá – señalan con el dedo- donde ves la pintura de José Gregorio”, es lo que responden si preguntan por esta esquina.

Sofía Salgrad, fundadora de Te Paseo y te Cuento, conoce bien la historia del médico de los pobres. Este proyecto, que lidera, realiza recorridos con un objetivo cultural y educativo por distintos lugares de Caracas, para mostrar su valor histórico. Presentaron  el sábado 13 de julio una edición sobre La Caracas de José Gregorio Hernández.

“Las huellas de José Gregorio Hernández están más que nunca en la ciudad. Hay que rescatar los espacios donde vivió. Es un ícono venezolano que nos une”, resume Salgrad frente a los 18 participantes de este recorrido.

La guía lleva un micrófono de oreja desde el cual hablaba y su voz se reproduce por un pequeño parlante que cuelga de su cintura. Además, va con un sombrero que, como Salgrad indica desde un principio, marca la delantera del grupo y no debe ser sobrepasado.

El paseo consta de un recorrido por seis puntos del oeste de la ciudad, donde José Gregorio Hernández hizo vida en Caracas al llegar del pequeño pueblo trujillano de Isnotú: La Plaza Bolívar, Iglesia La Pastora, Museo Arturo Michelena, Esquina de Amadores, Hospital José María Vargas y el Palacio de las Academias.

El paseo inicia en la Plaza Bolívar, precisamente desde donde partió la aventura del médico al llegar, en ese momento con 13 años, a la Caracas de los techos rojos en 1878, con la intención de estudiar en el Colegio Villegas, en la esquina de Veroes.

Hernández se graduó en 1888 como doctor en ciencias médicas en el Palacio de las Academias. Luego en 1891 se residenció en La Pastora, donde instaló un consultorio y visitaba personalmente las casas de los enfermos que demandaban su atención, hasta su muerte en 1919.

Salgrad relata, con apremio y en uso de su memoria impecable, cada retazo de la vida de Hernández, en casos datos curiosos, como que era un apasionado bailarín de vals y tonadas clásicas.

“Le encantaba bailar”, dice Salgrad desde una sala anexo del Museo Arturo Michelena, con las delicadas notas de piano del vals Mi Teresita, de Teresa Carreño, en el fondo.

Desde esta sala del museo, ubicada frente a la Plaza La Pastora, la guía relata la vida del venerable doctor. Es característico en esta parroquia las casas de corte colonial, paredes de colores vivos, calles estrechas y colinas en la vía casi siempre, de subida o bajada.

En la parada del recorrido en el Hospital Vargas, está el altar que le tienen a José Gregorio Hernández, además de su figura dentro de la capilla en este centro médico, en el cual trabajó desde su creación en 1891.

“En su momento, este hospital desplazó al resto de hospitales por su modernidad. A José Gregorio Hernández lo llamaron para trabajar acá desde su fundación”.

El paseo finalizó en el Palacio de la Academias, donde el médico obtuvo su grado y además donde lo velaron cuando una multitud de caraqueños cargó con el ataúd en una procesión. Hernández también fue miembro fundador de la Academia de Medicina.

Te Paseo y te Cuento, así como La Caracas de José Gregorio Hernández, ofrece distintos recorridos por la capital. Sus excursiones pasan por el Calvario, Plaza de los Museos, Sabana Grande, La Carlota, La Pastora, Los Próceres, Foro Libertador y otros lugares de Caracas, con la intención que generar apego entre los habitantes y su ciudad.

“Es fundamental rescatar la memoria. La identidad que representa Caracas y que se conecta con los ciudadanos. Sentirse conectado con la ciudad”, dijo Salgrad.

En celebración del aniversario 452 de Caracas, este 25 de julio, Te Paseo y te Cuento dará un recorrido especial por urbanización Los Rosales en alianza con la delegación de la Unión Europea en Venezuela. Este paseo gratuito será para los 30 participantes que se inscribieron el pasado 17 de julio.

Caracas celebra su apóstol

Este sábado 27 de julio, los fieles tendrán la oportunidad de recorrer ocho puntos de El Hatillo, en el Camino de Santiago, para celebrar la fiesta del apóstol, el patrono de la ciudad de Santiago León de Caracas, que corresponde al 25 de julio.

Este evento en su decimoquinta edición, organizado por la Cofradía del Apóstol Santiago de Caracas, inicia desde la parroquia La Anunciación del Señor en La Boyera, donde a las 6:30 am se realizarán ese día las inscripciones presenciales y retiro del pasaporte. A las 7:00 am se reza el rosario y los peregrinos comienzan el recorrido de alrededor de 10 kilómetros a las 8:30 am, después de la misa.

La ruta de saldrá de la iglesia de La Boyera y recorrerá el parque La Paz, la Ermita del Calvario, el seminario San José, la Capilla Virgen del Valle, la Universidad Nueva Esparta y la parroquia María Madre del Redentor en Los Naranjos.

El objetivo de la peregrinación es emular el recorrido que se realiza en Galicia, España, en la Catedral de Santiago de Compostela.

Lea también:

La ciudad musical se mueve entre guacamayas y casas culturales #Caracas452

Fotos: Iván Reyes.

</div>