Curva exponencial de femicidios en Venezuela no se aplana

LA HUMANIDAD · 20 AGOSTO, 2020 18:40

Curva exponencial de femicidios en Venezuela no se aplana en cuarentena

Texto por Efecto Cocuyo

Ver más de

Efecto Cocuyo

¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
4
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El aumento de los casos de femicidios este año ha puesto a sonar las alarmas de las diversas organizaciones humanitarias en Venezuela, pues ante el silencio oficial, amén de la falta de estadísticas gubernamentales sobre el tema, pareciera que el Estado se vuelve cómplice indirecto.

Según un reciente estudio del monitor de femicidios venezolano Utopix, durante el primer semestre de 2020 se registraron 137 asesinatos por razones  de género en el país, siendo enero y abril los meses con más víctimas.

El estudio indicó que “la mayoría de las víctimas tenían entre 16 y 40 años, con un total de 74 casos, lo que representa el 54,01 %”.  Asimismo, dieron a conocer que 48 feminicidios fueron realizados con armas de fuego, le siguen 29 casos con armas blancas, 23 por asfixia mecánica y 21 por golpes.

También señalaron que hubo tres muertes por uso de fuego, una por ahogamiento, siete por violencia obstétrica, una por envenenamiento y cuatro por causas indeterminadas.

El portal de esta ONG indica que en lo va de año los femicidios se han incrementado de manera alarmante pasando de uno cada dos días a cinco semanales, aproximadamente. Sin embargo, estiman que las cifras quizás sean más altas, pues aseguran que solo toman datos de un subregistro y de casos que han sido publicados en portales web o en redes sociales.

Otro dato que llama la atención del informe es que de un total de 182 feminicidas, 86 están presos, 25 se encuentran fugados, 12 se suicidaron luego de cometer el crimen y 15 murieron en enfrentamientos. La mayoría tienen edades comprendidas entre los 16 y 40 años. 64,23 % de los feminicidas eran conocidos por sus víctimas.

Cabe acotar que las investigaciones realizadas por este portal, se hacen mediante un arqueo de Inteligencia de Fuentes Abiertas, un conjunto de técnicas y herramientas para recopilar información pública, correlacionar los datos y procesarlos.

No es un homicidio ordinario

Otra ONG humanitaria, el Centro Justicia y Paz (Cepaz), también ha puesto bajo la lupa este preocupante incremento de muertes de mujeres por su género, afirman que solo en enero de 2020 se registraron 34 presuntos femicidios, según cifras extraoficiales.

Afirman que, aún en lo que va de año 2020, en Venezuela todavía no son consultables los registros oficiales de la máxima expresión de la violencia contra las mujeres. “Cuando un Estado no publica cifras estadísticas, los hechos descritos en los medios noticiosos digitales se convierten en una importante fuente para monitorear la situación social cuyo estudio se invita a profundizar”.

La Asamblea Nacional ha sido el único organismo de carácter estatal que ha manifestado su decisión de investigar este tipo de hechos. A principios de año una comisión encabezada por la diputada Tamara Adrián anunció que prestaría su apoyo para abordar el tema.

“El femicidio es superior a un homicidio ordinario, porque se trata de un crimen de odio hacia la mujer”, explicó Adrián en su momento, alegando que no se debe confundir el término con el feminicidio, que es el asesinato de mujeres, pero por hechos de tipo meramente delictivos, tipificado así en el Código Orgánico Procesal Penal.

El término femicidio sí está acuñado en la Ley Orgánica del Derecho de la Mujer a una vida libre de violencia, como “la forma extrema de violencia de género, causada por odio o desprecio a su condición de mujer, que degenera en su muerte, producida tanto en el ámbito público como privado”.

Segundo semestre no pinta bien

No obstante a esas cifras extraoficiales, el monitor de Utopix alerta que recientemente, durante el mes de julio pasado, ocurrieron en Venezuela 20 femicidios; para alcanzar un total este año de 157 casos, a una media de 5 femicidios semanales.

En el mes de julio entre los años 2019 y 2020, los casos de femicidios aumentaron un 18 % y desde que la cuarentena fue declarada el 16 de marzo del 2020, han ocurrido 88 femicidios en el país, informó también esta ONG.

Aseveran desde esta fuente que en el caso de Venezuela se pueden determinar cuatro causas que fundamentan que ocurran los femicidios: Objetivización del cuerpo de las mujeres y las niñas; visión del amor como forma de poder y control; violencia como construcción de la masculinidad de los hombres y el contexto político de Venezuela.

Alarma internacional 

En el exterior del país se ha reflejado la alarma sobre la grave situación de femicidios en Venezuela . La Corte Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) de la Organización de Estados Americanos (OEA)  expresó el pasado mes su preocupación por las cifras  registradas en Venezuela a comienzos del año 2020 e instó al Gobierno de Venezuela a actuar.

El Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA) ha alertado de la situación que viven “muchas” mujeres en Venezuela “quienes, tras un quinquenio de pobreza derivado de la crisis económica, se han convertido en mercancía de canje para delitos como el tráfico de personas y la prostitución”.

Durante el primer semestre del año, dijo la UNFPA que “ha habido más feminicidios que muertes por COVID-19 en Venezuela”, según datos facilitados por organizaciones no gubernamentales que cifran en 108 los asesinatos a mujeres en el mismo período de tiempo en que el país contabilizó menos de 60 decesos por la pandemia de coronavirus.

La pandemia por COVID-19 ha generado “riesgos adicionales para mujeres víctimas-sobrevivientes de violencia de género”, reconoció en un informe la instancia ONU Mujeres.

Esta es, justamente, una de las conclusiones a las que ha llegado “La pandemia invisible”, una investigación colaborativa y trasnacional, en 21 países de habla hispana y Brasil, con apoyo de medios de Nicaragua (La Lupa), México (Expediente Político), EE. UU. (Te lo cuento News), Guatemala (La Cuerda), Venezuela (La Tribuna de Todos) y El Salvador (La Brújula): quedarse en casa no solo aumentó el riesgo de sufrir violencia, sino que se expresó en “un incremento de los niveles de crueldad y letalidad por parte del agresor contra las mujeres”.

Con datos de Utopix, Cepaz y ONU