¿Cuáles son los desafíos para la construcción de paz en Venezuela?, desde Cepaz y UPeace lo explican

LA HUMANIDAD · 28 OCTUBRE, 2021 17:26

Ver más de

Albany Andara Meza | @AlbanyAndara


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El Centro de Justicia y Paz (Cepaz) y la Universidad para la Paz (UPeace) presentaron a los autores ganadores del concurso internacional Ideas para la Paz, sobre el rol de la ONU en la situación en Venezuela, acto realizado este 28 de octubre.

Los ensayistas elegidos explicaron cuáles son los desafíos y oportunidades para la construcción de la paz en el país, desde un espacio virtual moderado por la abogada Sara Fernández.

Beatriz Borges, directora de Cepaz, indicó que el objetivo de la competencia (iniciada en mayo de 2021) era formar una discusión sobre la crisis multidimensional de Venezuela y la pertinencia de una agenda de paz, a través del análisis de los participantes.

«Es un tema muy doloroso para los venezolanos y las venezolanas. Pero hoy los autores con sus ensayos brindan esperanza y luz sobre cómo abordar y trabajar estos temas desde la mirada de lo que pueden hacer los organismos internacionales», explicó Borges.

El dialogo como mecanismo de resolución no violenta, el trabajo de las mujeres como actores claves en el conflicto y la articulación de la sociedad civil son algunos de los temas claves que se abordaron

¿Cuáles son los desafíos para la construcción de paz en Venezuela Desde Cepaz y UPeace lo explican

El rol de las mujeres en la agenda de paz

El ensayo ganador del primer lugar en inglés fue Mujeres, paz y seguridad en la situación de Venezuela: centrando los esfuerzos de la sociedad civil y visualizando el papel de la ONU (Women, Peace, and Security in the Venezuela Situation: Centering Civil Society Efforts and Envisioning the Role of the UN). Este fue escrito por Lara-Zuzan Golesorkhi, Carolina Cortes, Hannah Garcia, y Emma Wells.

La doctora Zuzan Golesorkhi detalló que incluir a las mujeres como actores en la resolución de la crisis humanitaria venezolana es clave para que se garantice la protección de los derechos humanos. 

«Sostenemos que los procesos de toma de decisiones deben involucrar a los organismos de género en la ONU y en la sociedad civil. En este contexto, la Agenda de Mujeres, Paz y Seguridad (MPS) proporciona un marco importante para identificar soluciones alternativas a través de esfuerzos de abajo hacia arriba, impulsados ​​por la sociedad civil», señaló. 

Resaltó que varias organizaciones han desarrollado plataformas a través de las cuáles se puede abordar la situación venezolana. Estas son: el Grupo Informal de Expertos sobre Mujeres, Paz y Seguridad (IEG), el Grupo de Trabajo de ONG sobre Mujeres, Paz y Seguridad (NGOWGWPS), la Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad (WILPF), y el Pacto Mujeres, Paz y Seguridad y Acción Humanitaria (WPSA-HA).

Zuzan Golesorkhi también recomendó crear un grupo de expertos acerca de la agenda de mujeres paz y seguridad. Así mismo aconsejó que se invitara al IEG a participar en la resolución de la situación venezolana, debido a que este proporciona un espacio con especialistas, para discutir las necesidades y los problemas específicos de los países dentro del Consejo de Seguridad de la ONU. 

Las Naciones Unidas frente a la crisis venezolana

El primer lugar en español del concurso de Cepaz y Upeace fue ganado por Roxana Vivas y Giuseppe Mazzocca, con el ensayo titulado El rol de las Naciones Unidas en la situación venezolana. Vivas apuntó que la discusión sobre Venezuela está altamente polarizada dentro del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y eso impide que haya un abordaje efectivo de la crisis humanitaria. 

«El contexto que atraviesa Venezuela es una de las situaciones humanitarias más graves del mundo», explicó la autora. Recordó que tanto Nicolás Maduro como Juan Guaidó han enviado a sus propios representantes antes las Naciones Unidas, pero que no se busca actuar en conjunto, sino hallar soluciones individuales

«El único rol de consenso por el que ambos actores políticos manifiestan un interés por el acompañamiento de las Naciones Unidas ha sido la atención ante la emergencia humanitaria compleja ocasionada por el COVID-19. No hay un real interés por solucionar la situación general que atraviesa Venezuela», dijo Vivas. 

Recomendó que se apliquen medidas diplomáticas a nivel nacional e internacional que tengan un «efecto despolarizador». Entre las medidas analizadas como efectivas está subrogar la discusión directa y exclusiva de los gobernantes de los Estados hacia los miembros de la sociedad civil que cumplan cierto rol de liderazgo en varias áreas, con el fin de que la población contribuya activamente en el cambio del contexto venezolano. 

Así mismo, destacó el trabajo que han realizado diversas organizaciones no gubernamentales en documentar y denunciar las diferentes violaciones a los derechos humanos de los venezolanos, dentro de los límites del territorio nacional. 

El diálogo como mecanismo de resolución no violento

Nancy Ferrer, quien obtuvo el segundo lugar del concurso con su ensayo El rol de las Naciones Unidas en la situación venezolana, indicó que es necesaria menos observación y más acción de parte de las organizaciones internacionales para resolver la crisis humanitaria dentro de Venezuela. 

«Las recomendaciones que hacen desde el Consejo de Seguridad no las acata el gobierno de Nicolás Maduro. Tenemos un país colapsado con una crisis desbordante. Todos fuimos testigos de cómo en el año 2019 el régimen no permitió el ingreso de la ayuda humanitaria», expresó Ferrer. 

Aseguró que el diálogo no será un mecanismo efectivo de resolución no violenta mientras los actores políticos y mediadores sigan siendo los mismos. Recomendó fomentar actividades no oficiales de resolución de conflictos a través de líderes académicos, fundaciones y organizaciones no gubernamentales que puedan influir en el país. Además, mencionó la diplomacia de pueblo a pueblo (llamada track-three diplomacy), como una opción a considerar por individuos y grupos privados del país.

Igualmente, coincidió con la doctora Lara-Zuzan Golesorkhi en que es necesario romper paradigmas en la política venezolana en relación a la participación de la mujer: resulta fundamental una mayor inclusión de la población femenina. 

Finalmente, Juan Carlos Sainz, decano de Upeace, declaró que esta es la única universidad que tiene una representación permanente la Asamblea de la ONU y que intenta tratar situaciones como la de Venezuela desde el punto de vista académico, en busca de la construcción de un consenso que lleve a una adecuada resolución del conflicto. 

«En el caso venezolano, hay que pensar fuera de lo que tenemos ahora», puntualizó.