Crisis de distribución de oxígeno agobia al interior del país

LA HUMANIDAD · 11 JULIO, 2021 08:00

Ver más de

Albany Andara Meza | @AlbanyAndara


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
2
QUÉ CHIMBO

Usuarios en redes sociales denuncian la falta de bombonas de oxígeno y graves problemas en su distribución en el interior del país, sobre todo desde el estado Zulia, ubicado al occidente de Venezuela. En Cabimas, Ciudad Ojeda y Maracaibo, los zulianos reportan la dolarización de los precios del oxígeno medicinal y la escasez del mismo.

Familiares de pacientes con coronavirus se muestran preocupados ante la crisis que el gobierno no ha solventado hasta el momento. Sin el recurso medicinal, los casos más graves pueden fallecer por hipoxia o arritmia cardíaca. 

Otros estados en los que se ha notificado una situación similar son Táchira, Lara, Portuguesa, Aragua, Monagas, Falcón, Anzoátegui, Mérida y Yaracuy. 

Hasta el 9 de julio, Venezuela contabilizaba 282.940 contagiados de COVID-19 desde que inició la pandemia, cifra anunciada por el ministro de Comunicación e Información de Nicolás Maduro, Freddy Ñáñez. De esos casos, solo existían 14.755 casos activos. 

Por otro lado, los centros de salud también sufren la carencia de oxígeno para los pacientes. Tan solo el 30 de junio, el Hospital Universitario Dr. Alfredo Van Grieken (Hospital centinela de Coro en el estado Falcón), informó que estuvo cinco horas sin oxígeno medicinal por una falla en un compresor de las tomas centrales.

El Colegio de Médicos de Lara denunció que el suministro de oxígeno no es suficiente para los hospitales y que han detenido algunos ingresos de pacientes con COVID, por esta problemática. 

¿Qué está ocurriendo en Zulia con la distribución de oxígeno? 

La Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia (Codhez) ha recibido denuncias entre mayo y julio de 2021, de gente que no encuentra donde llenar bombonas de oxígeno en la entidad.

Filas de hasta 200 zulianos se forman en diferentes plantas distribuidoras (si es que tienen para recargar). En algunos casos, estas solo llenan 50 cilindros y las demás personas deben correr a otros sitios o pagar servicios alternativos de alquiler a precios altos. 

Sobre ello, Codhez indica que hay pacientes que ni siquiera están en las unidades de cuidados intensivos, debido a que se cuidan en sus propias casas por el colapso de los hospitales. Esto hace que su situación se vuelva más precaria, en especial cuando los familiares no consiguen el oxígeno en ningún lado. 

“Con el tema del colapso del Hospital Universitario, mucha gente se trata en sus casas. Esto sucede en medio de la crisis del agua. Hablamos de personas que ni siquiera tienen un vaso de agua potable en su hogar para tratar a sus enfermos. Esto es inhumano”, expresaron desde la comisión a Efecto Cocuyo

Entre el 29 y el 31 de mayo, la gobernación del Zulia tomó el control de una planta de oxígeno en la Zona Industrial de Maracaibo, con el fin de regular los precios de las recargas. Estos terminaron ubicándose en 17 dólares en planta y 25 dólares para los distribuidores. 

Sin embargo, ese es un costo que no todos pueden asumir, considerando que el sueldo mínimo es de Bs. 7.000.000,00, dos dólares y medio aproximados desde mayo de 2021. 

Ninguna medida tomada por la gobernación zuliana le ha puesto fin a las largas colas que se forman en las plantas para recargar bombonas. Hasta siete u ocho horas se puede pasar bajo el sol antes de conseguir llenar oxígeno. Algunos distribuidores en redes sociales ofrecen recargas incluso a 70 dólares, a pesar de la regulación oficial. Otros lo hacen por 35 dólares. Los cilindros vacíos se alquilan desde 50 dólares la semana en Cabimas. 

Al llamar a cuatro servicios de alquiler de oxígeno en Cabimas, Efecto Cocuyo pudo comprobar que ninguno de ellos tenía para recargar y solo uno poseía un cilindro vacío para el 6 de julio de 2021. 

Denuncias en otros estados

El 5 de julio de 2021, Día de la Independencia de Venezuela, desde Anaco se emitieron varias denuncias sobre la insuficiencia del oxígeno en centros hospitalarios. Luis Guevara Marrón, alcalde de la localidad ubicada en el estado Anzoátegui, publicó un llamado de emergencia en su cuenta en Twitter para pedir al gobierno los recursos necesarios para atender a pacientes con COVID-19.

La información sobre los centros médicos sin oxígeno para salvar a sus pacientes no es nueva en Venezuela. Usuarios del estado Portuguesa piden ayuda y reportan el fallecimiento de familiares y amigos a causa del COVID-19, debido a que el suministro de oxígeno en la entidad es muy bajo. 

En Táchira, cada vez son más frecuente las llamadas de auxilio en Twitter, de personas que no encuentran cupo en centros de salud ni donde recargar el oxígeno. En los hospitales centinelas si cuentan con el recurso, pero la demanda es demasiado alta para ser cubierta por completo. 

El 1 de julio, Yelitze Santaella, gobernadora del estado Monagas, notificó que habían 70 pacientes con coronavirus, conectados al suministro de oxígeno en el Hospital Manuel Núñez Tovar. Para el martes 6 de julio, familiares expresaron que el abastecimiento de oxígeno es mínimo y que temen que sus enfermos mueran por crisis respiratorias, debido a que el hospital poco puede hacer para salvarlos. 

Distribución del oxígeno en Caracas

A pesar de ser la capital del país, en Caracas también se sufre la falta de oxígeno medicinal. En el Hospital Domingo Luciani, ubicado en El Llanito, se registran muertes de pacientes, ya sea porque falla el suministro o porque se corta de improvisto la energía eléctrica. Aunque el hospital tiene planta, esta tarde de 3 a 4 minutos en encenderse. Algunos contagiados fallecen en ese corto período de tiempo.

“No se están diciendo las cifras de los pacientes que mueren por falta de oxígeno, que son muchos”, dijo una enfermera del hospital que no quiso ser identificada. También indicó que el recurso no alcanza para la cantidad de pacientes que ingresan.

Conseguir oxígeno medicinal en el Área Metropolitana de Caracas, resulta menos engorroso que en el interior del país. Sin embargo, también hay que hacer filas en distribuidoras en el centro de la ciudad. Por ello, algunas personas optan por contratar servicios de empresas privadas, donde un comprar un cilindro puede costar hasta 3.000 dólares. 

Las recargas están entre los 12 y 200 dólares, depende del sitio al que se llame. En Oxicar Tuy C.A (Valles del Tuy), el precio de la recarga va desde los 5 a los 25 dólares; En Gases Industriales del Este puede llegar a costar hasta 30 dólares y en Oxikarel el costo sube hasta los 70 dólares.

Igualmente, los hospitales centinelas son surtidos regularmente de oxígeno, pero cada vez son menos las personas que quieren ingresar a ellos, por las precarias condiciones que no les aseguran que sobrevivirán al virus una vez estén dentro.